VIERNES, 4 de diciembre 2020, actualizado a las 12:01

VIE, 4/12/2020 | 12:01

PROFESIONALES

Virus del Nilo Occidental: 21 personas siguen hospitalizadas en Sevilla

La Consejería de Salud de Andalucía ha apuntado este lunes que un total de 21 personas siguen hospitalizadas en la provincia de Sevilla por casos asociados al virus del Nilo Occidental

Jesús Aguirre Muñoz, consejero de Salud y Familias de Andalucía.
Jesús Aguirre Muñoz, consejero de Salud y Familias de Andalucía.

Virus del Nilo Occidental: 21 personas siguen hospitalizadas en Sevilla

La Consejería de Salud de Andalucía ha apuntado este lunes que un total de 21 personas siguen hospitalizadas en la provincia de Sevilla por casos asociados al virus del Nilo Occidental

Redacción - 17-08-2020 - 15:24 H

Un total de 21 personas siguen hospitalizadas en la provincia de Sevilla por casos asociados al virus del Nilo Occidental, con lo que se mantiene la cifra de la jornada de este domingo, en la que se redujo en cuatro las 25 de las que se informó el pasado sábado.

Así lo han confirmado fuentes de la Consejería de Salud, que señalan que se mantienen estables las cifras en las últimas 24 horas, que indican que, de los pacientes hospitalizados, siete se encuentran en la UCI, dos menos que el pasado.

El número total de casos asociados es de 26 entre probables y confirmados, según la Junta, mientras confirmados plenamente como portadores de la enfermedad son 13, y en todos los casos se trata de pacientes con meningoencefalitis.

Para intentar frenar el número de casos, se han activado los protocolos necesarios para luchar contra el mosquito que se considera transmisor de esta enfermedad.

Son casos localizados en las localidades sevillanas de Puebla del Río y Coria del Río, junto a las marismas del Guadalquivir, la mayoría de ellos en los últimos cuatro días.

CICLO DEL VIRUS DEL NILO OCCIDENTAL

El virus del Nilo Occidental es una zoonosis que se transmite a las personas por la picadura de mosquitos y que también puede afectar a pájaros, caballos y otros mamíferos. Eso sí, los caballos y los humanos no vuelven a transmitir el virus y son, lo que se denomina fondo de saco epidemiológico.

El Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación explica que el virus carece de capacidad suficiente para replicarse en estos hospedadores, por lo que la viremia nunca va a ser suficientemente intensa para que otro mosquito pueda infectarse y transmitir la enfermedad. Para que ocurra esta eventual transmisión, debe haber primero numerosos ciclos de transmisión entre aves y mosquitos, de forma que se multiplique el número de mosquitos infectados. 

En caballos, el virus afecta principalmente al cerebro y sistema nervioso periférico. Por ello los síntomas incluyen cambios de conducta, hiperestesia, contracturas musculares, caídas o movimientos circulares. La enfermedad puede progresar y los animales manifestar convulsiones e incapacidad para permanecer de pie. Aproximadamente un tercio de los animales que se infectan mueren, recuperándose el resto.

En personas la mayoría de los casos son asintomáticos, aunque pueden llegar a presentar fiebre moderada, dolor de cabeza e inflamación ganglionar. En las personas de mayor edad pueden aparecer complicaciones como encefalitis o meningitis aséptica.

En torno al 80% de las personas infectadas, según la Organización Mundial de la Salud (OMS), no experimentan síntomas, mientras que el 20% restante sí puede manifestar sintomatología y en su diagnóstico más grave da lugar a encefalitis o meningitis, que pueden llevar a daño cerebral y la muerte.

VOLVER ARRIBA
Uso de Cookies Cerrar

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.