MARTES, 27 de octubre 2020, actualizado a las 16:38

MAR, 27/10/2020 | 16:38

PROFESIONALES

Los veterinarios prescriben antibióticos en un 40% de sus consultas

Un estudio llevado a cabo en 173 centros veterinarios de Reino Unido ha recogido que en un 39,9% de las consultas de perros y un 39% en las de gatos, se prescriben antibióticos, tanto tópicos como sistémicos

Los veterinarios prescriben antibióticos en un 40% de sus consultas

Los veterinarios prescriben antibióticos en un 40% de sus consultas

Un estudio llevado a cabo en 173 centros veterinarios de Reino Unido ha recogido que en un 39,9% de las consultas de perros y un 39% en las de gatos, se prescriben antibióticos, tanto tópicos como sistémicos

Redacción - 01-09-2020 - 14:35 H

La correcta administración de antimicrobianos es una piedra angular en los esfuerzos para reducir la resistencia a estos fármacos. De hecho, en España, el Plan Nacional frente a la Resistencia a los Antibióticos (PRAN) ya tiene en cuenta este problema, y aboga también por la reducción de antibióticos en veterinaria en el sector de los animales de compañía.

Para conocer si se realiza un uso excesivo de antibióticos en este sector, un grupo de veterinarios de las universidades de Liverpool y Bristol, así como de la Agencia de Salud Animal y Vegetal de Reino Unido han llevado a cabo un ambicioso estudio multicéntrico en más de 173 centros veterinarios británicos en el que analizan la frecuencia y las razones para la prescripción de estos medicamentos en los animales de compañía del país.

En la investigación, publicada en la revista Emerging Infectious Diseases, examinan los registros médicos electrónicos de mascotas enfermas, concretamente 155.732 perros (de un total de 281.543 consultas) y  69.236 gatos (de un total de 111.139 consultas).

Ateniéndose a los datos, en el caso de los perros, se prescribieron antimicrobianos tópicos en el 14,2% de las consultas y sistémicos (por vía oral o parenteral) en el 25,7% de las consultas, de los que un 1,4% estaban calificados como críticos, que deben reservarse para uso humano y utilizarse como último recurso.

En cuanto a los gatos, se prescribieron antimicrobianos tópicos en el 6,1% de las consultas y sistémicos en el 32,9%, de los que el 17,3% eran considerados críticos. La clase más prescrita fueron las cefalosporinas de tercera generación (16,4%), seguidas muy de lejos por las fluoroquinolonas (0,7%,) y los macrólidos (0,03%).

Para los investigadores, los resultados demuestran que hay una prescripción frecuente de fármacos antimicrobianos, incluidos los críticos (especialmente en gatos), en clínicas veterinarias de Gran Bretaña.

PROBABILIDADES DE PRESCRIPCIÓN MÁS BAJAS PARA ANIMALES VACUNADOS

Para conocer la razón, complementaron los historiales médicos obtenidos con fuentes de datos externas para identificar factores de riesgo clave. Lo que descubrieron es que las probabilidades de prescripción de medicamentos antimicrobianos sistémicos y críticos fueron significativamente más bajas para perros y gatos vacunados, lo que para los investigadores significa que la medicina preventiva es una buena fórmula para reducir el uso de antibióticos.

Contar con un seguro, por su parte, también se asoció con una disminución de las probabilidades de prescripción de medicamentos antimicrobianos sistémicos y tópicos, lo que para los autores significa que los veterinarios tienen más probabilidades de buscar una gama más amplia de opciones de diagnóstico en lugar de la antibiosis para los animales asegurados. Sin embargo, los perros asegurados también se asociaron con mayores probabilidades de prescripción de antibióticos críticos.

Con respecto a los factores intrínsecos de los animales, las probabilidades de prescripción de fármacos antimicrobianos sistémicos aumentaron para los gatos macho más jóvenes, aunque ocurrió  lo contrario con los perros.

Los investigadores consideran que esto se debe a una variación en el riesgo de infección bacteriana basada en el sexo y la edad,  y a las lesiones relacionadas con las peleas de gatos, que son un motivo de consulta común, especialmente en los gatos machos jóvenes que salen a la calle.

LOS ANTIBIÓTICOS SE UTILIZAN MÁS EN ENFERMEDADES RESPIRATORIAS

Al igual que en humanos, la prescripción de fármacos antimicrobianos sistémicos para perros y gatos se asoció con mayor frecuencia con signos clínicos respiratorios. Esto ocurre a pesar de que la mayoría de las afecciones respiratorias son de origen viral, o no infeccioso.

Por otro lado, se detectó un aumento de las probabilidades de prescripción de medicamentos antimicrobianos tópicos con el grupo de perros retriever, que contiene varias razas comúnmente asociadas con enfermedades dermatológicas.

Además, en comparación con los centros veterinarios que tratan solo a los animales de compañía, los de especies mixtas se asociaron con mayores probabilidades de prescripción de medicamentos antimicrobianos sistémicos.

En conclusión, aunque los autores admiten que los factores que influyen en la toma de decisiones siguen siendo complejos, sus hallazgos sugieren que hay que prestar una especial cuidado a la hora de prescribir antibióticos en enfermedades respiratorias y fomentar la medicina preventiva entre los clientes para reducir el uso de antibióticos.

VOLVER ARRIBA
Uso de Cookies Cerrar

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.