VIERNES, 5 de junio 2020, actualizado a las 18:01

VIE, 5/6/2020 | 18:01

PROFESIONALES

Veterinarios tratan con éxito a un perro víctima de un grave ataque

Gracias a la colaboración entre distintos especialistas del equipo veterinario se consiguió salvar la vida de un perro que tras ser víctima de un ataque presentaba un estado de extrema gravedad

Veterinarios tratan con éxito a un perro víctima de un grave ataque

Veterinarios tratan con éxito a un perro víctima de un grave ataque

Gracias a la colaboración entre distintos especialistas del equipo veterinario se consiguió salvar la vida de un perro que tras ser víctima de un ataque presentaba un estado de extrema gravedad

Redacción - 25-10-2019 - 12:20 H

Recientemente, un estudio mostraba que los veterinarios españoles se encontraban especialmente preocupados por la competencia y consideraban la especialización clave para diferenciarse. Pero la especialización también es clave para abordar determinados casos donde los pacientes requieren de la colaboración de un equipo veterinario multidisciplinar.

Es el caso de Charlie, un perro mestizo de maltés de dos años de edad, que paseaba junto a su dueño, Tyler Wilcox, cuando fue atacado severamente por otro perro mucho más grande. Este lo apresó con su boca y lo sacudió violentamente hasta que  su dueño Wilcox intervino, teniendo que hacer uso de la fuerza contra el perro agresor para poder salvar a Charlie.

El animal fue llevado de urgencia a la clínica veterinaria más cercana donde fue sedado y estabilizado, pero sus heridas eran potencialmente mortales: necesitaría cirugía en unas pocas horas. Las lesiones eran tan graves que los veterinarios le explicaron todos los peores escenarios a Wilcox.

“Estaba realmente deprimido por lo mala que era la situación”, explica su dueño “Decían que sería mejor sacrificar a Charlie. Si no quería tomar esa decisión, me dijeron que la Universidad de California Davis (UC Davis) era el único lugar donde podrían salvarlo”, señaló.

Cuando Wilcox llegó al hospital veterinario de la UC Davis, Charlie fue llevado inmediatamente a la sala de emergencias. Allí, los especialistas evaluaron la situación y consultaron con compañeros del Servicio de Cirugía de Tejidos Blandos y el Servicio de Odontología y Cirugía Oral.

“Me dijeron que la cirugía iba a ser complicada, pero los cirujanos pensaron que Charlie podría superarla”, recuerda Wilcox. “Eso me hizo sentir mucho mejor. Me hizo sentir seguro de que Charlie sobreviviría. Y el resto del tiempo que estuvo allí, nunca más se me pasó por la cabeza que no iba a lograrlo. Sabía que estaba en buenas manos y que todo iba a tener éxito”, relata.

  • GALERIA

    Imagen de Charlie

Charlie tenía múltiples heridas punzantes en el pecho y el abdomen, así como daños en la boca. Las radiografías y un ultrasonido revelaron múltiples fracturas de costillas e hinchazón debido a gases, aire y fluidos acumulados en su pecho y cavidad abdominal. Los cirujanos sabían que probablemente encontrarían más daño en un examen exploratorio abdominal completo durante la cirugía.

Durante el examen completo los veterinarios descubrieron múltiples desgarros en la pared abdominal de Charlie, un lóbulo hepático magullado, hematomas en la vesícula biliar, laceraciones profundas en el bazo y tres desgarros en el diafragma, la memabrana que divide la cabidad abdominal de la torácica.

En la intervención quirúrgica, el cirujano de la Facultad de Veterinaria de la UC Davis, Phillip Mayhew, junto con los residentes, Jeremy Fleming y Erin Gibson, extirparon el bazo de Charlie y colocaron múltiples drenajes para continuar expulsar el líquido y aire mientras se recuperaba. La boca de Charlie también fue operada, y se extrajo un diente dañado.

El perro permaneció en la Unidad de Cuidados Intensivos durante dos días y estuvo hospitalizado durante cinco. Gracias a que Wilcox siguió las recomendaciones de recuperación de los veterinarios, el can mostró síntomas de recuperación a los pocos días de haber pasado por quirófano.

El equipo de la UC Davis destaca que esta intervención demuestra la eficacia del tratamiento colaborativo entre especialistas de distintos campos de la clínica de pequeños animales. Y es que tener múltiples veterinarios certificados en 34 servicios especializados permite al centro un cuidado que salva vidas cuando los animales tienen múltiples dolencias sistémicas

Precisamente, la especialización se está convirtiendo en imprescindible para lograr mejores salidas profesionales. “Cardiología, traumatología, oftalmología… formarse en alguna de las áreas veterinarias no solo ayuda a los estudiantes a convertirse en grandes profesionales, sino que les ayuda a diferenciarse y a destacar” señalan desde la Asociación Madrileña de Veterinarios de Animales de Compañía (AMVAC).

VOLVER ARRIBA
Uso de Cookies Cerrar

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.