JUEVES, 30 de mayo 2024

JUE, 30/5/2024

PROFESIONALES

Los veterinarios advierten que la sequía también es un problema de salud pública

Los veterinarios realizan las tareas necesarias para detectar problemas ocasionados por la sequía en las explotaciones ganaderas y en la fauna y flora silvestres

Juan Julián García Gómez, presidente del Colegio de Veterinarios de Toledo.
Juan Julián García Gómez, presidente del Colegio de Veterinarios de Toledo.

Los veterinarios advierten que la sequía también es un problema de salud pública

Los veterinarios realizan las tareas necesarias para detectar problemas ocasionados por la sequía en las explotaciones ganaderas y en la fauna y flora silvestres

Redacción - 01-08-2023 - 11:21 H - min.

La sequía es una de las principales complicaciones que afectan a los ecosistemas, una situación que incide en la bioseguridad de los animales y que puede derivar también en problemas de sanidad pública. Este tema cobra especial relevancia en un verano tan caluroso como éste, como han querido recordar desde el Colegio de Veterinarios de Toledo.

Por ejemplo, la sequía puede ser un factor de riesgo para los hábitats al favorecer la proliferación de algunos insectos como la procesionaria del pino; la generación de los temidos incendios; o el avance de la desertización. Conviene recordar que Castilla-La Mancha cuenta con más de 75.000 kilómetros cuadrados susceptibles a la degradación del suelo, según el informe elaborado por el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación (MAPA) para la Transición Ecológica.

Además, la disminución del nivel de agua en las charcas, e incluso la desaparición de algunas de ellas, es el detonador de otros problemas muy importantes porque ocasiona que los animales compartan más esos espacios. Una situación que favorece el desarrollo y transmisión de procesos parasitarios e infectocontagiosos.

Por ello, Juan Julián García Gómez, presidente del Colegio de Veterinarios de Toledo, advierte que "la sequía es uno de los grandes males que acechan a nuestros ecosistemas porque ocasiona un incremento de enfermedades entre los animales que viven en esas zonas, ya sean silvestres o de ganadería extensiva”.

En este sentido, García Gómez destaca que “los veterinarios realizan las tareas necesarias para detectar sintomatologías de este tipo en los animales de producción, evitando de esta manera cualquier problema de sanidad pública al garantizar la seguridad alimentaria. Esta labor que se extiende al exterior de las explotaciones ganaderas por nuestra responsabilidad en el control de la fauna y la flora silvestres”.

Una tarea que enmarca en el concepto ‘One Health’, ya que “la protección de la salud pública está relacionada directamente con la protección de la salud animal de la salud humana y de la salud medioambiental”, concluye.

VOLVER ARRIBA