MIÉRCOLES, 3 de junio 2020, actualizado a las 13:32

MIÉ, 3/6/2020 | 13:32

PROFESIONALES

Veterinarios salvan la visión de un perro con una rama de 6 cm en el ojo

Un equipo de veterinarios ha logrado que un labrador retriever de 7 años se recupere tras haber estado a punto de perder la visión en un grave accidente con la rama de un árbol

Elsie, la labrador retriever de 7 años a la que pudieron salvar la vista los veterinarios
Elsie, la labrador retriever de 7 años a la que pudieron salvar la vista los veterinarios

Veterinarios salvan la visión de un perro con una rama de 6 cm en el ojo

Un equipo de veterinarios ha logrado que un labrador retriever de 7 años se recupere tras haber estado a punto de perder la visión en un grave accidente con la rama de un árbol

Carolina Fernández-Miranda - 25-02-2020 - 17:53 H

Un equipo de veterinarios del servicio de emergencias de una clínica de la localidad de Caterham, en Reino Unido, ha tenido que lidiar con una situación complicada después de que Elsie, una labrador de 7 años, llegara al centro con una rama de 6 centímetros que entraba por su cuenca del ojo y salía por el párpado. 

James Creedy, propietario del animal, asegura que de no ser por su rápida reacción y por la actuación de los veterinarios del centro habría perdido la vista. Según cuenta Creedy, era habitual que ella saliese a jugar al jardín trasero, diseñado “a prueba de perros”. Pero ese día, algo hubo que llamó fuertemente la atención de Elsie, y quedó enganchada de la rama de un árbol.

“Fue un momento absolutamente horrible y realmente traumático. Cuando la vi en esa situación y me fijaba en su ojo, jamás pensé que pudieran salvarlo”, rememora el propietario. La asistente técnica veterinaria (ATV) Rochinne Butler, que estaba de guardia, aseguró que se trataba de “un milagro”.

Además, la ATV señala que “en una emergencia como esta, cuando la visión de un perro está en riesgo, cada minuto cuenta”, por lo que la rápida actuación de su propietario también fue importante a la hora de salvar el ojo de Elsie.

Cuando la perra llegó a la clínica, lo primero que hizo el equipo fue revisar minuciosamente su ojo para identificar los daños y recetar los medicamentos necesarios para el dolor. Hecho esto procedieron a limpiar y engrapar su herida.

A lo largo de las siguientes horas, la perra pudo regresar a su casa y, aunque la inflamación finalmente alcanzó el tamaño de una pelota de golf, el tratamiento resultó exitoso y la labrador ahora está recuperada.

Según las declaraciones de Butler “hasta ahora todo va bien”, y en este momento solo hay que esperar que el párpado continúe sanando, prestando atención a posibles infecciones que pudieran poner en peligro su ojo. Actualmente, Elsie sigue acudiendo asiduamente a sus citas veterinarias para comprobar que su herida cicatriza correctamente. Su propietario asegura que ya ha podado el árbol de su parcela para evitar futuros accidentes.

VOLVER ARRIBA
Uso de Cookies Cerrar

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.