VIERNES, 29 de mayo 2020, actualizado a las 5:58

VIE, 29/5/2020 | 5:58

PROFESIONALES

Veterinarios salvan la vida de un gato tras ingerir 50 gomas de pelo

Un equipo de veterinarios logra extraer mediante una cirugía hasta 50 gomas de pelo que obstruían el estómago de un gato

El equipo de veterinarios responsable de la cirugía de Pixel. Imagen: Eastgate Veterinary Group.
El equipo de veterinarios responsable de la cirugía de Pixel. Imagen: Eastgate Veterinary Group.

Veterinarios salvan la vida de un gato tras ingerir 50 gomas de pelo

Un equipo de veterinarios logra extraer mediante una cirugía hasta 50 gomas de pelo que obstruían el estómago de un gato

Javier López Villajos - 29-04-2019 - 14:42 H

Un equipo de veterinarios de la clínica Eastgate Veterinary Group, en la ciudad británica de Bury St. Edmunds, ha conseguido salvar la vida de un gato que sufría una grave obstrucción estomacal tras haber ingerido 50 gomas de pelo.

Pixel, el gato afectado y de solo un año de edad, estuvo a punto de morir debido a las complicaciones que presentaba su obstrucción estomacal, señalan los veterinarios que lo atendieron.

Los dueños de Pixel observaron que el gato se comportaba de forma extraña y parecía aletargado. El gato pronto empezó a vomitar y pasó una mala noche, aunque los síntomas fueron peores a la mañana siguiente. Por eso los propietarios de Pixel decidieron llevarlo a la clínica veterinaria.

Tras realizarle un examen, los profesionales del centro detectaron una obstrucción considerable en su estómago. Dada la gravedad que presentaba, los veterinarios tuvieron que intervenir quirúrgicamente a Pixel. Y fue durante la operación cuando descubrieron una gran bola de pelo en su estómago.

  • GALERIA

    La cantidad de gomas de pelo que fueron extraídas del estómago de Pixel

Hannah Pinnock, veterinaria del Eastgate Vets Group, explicó que, pese a ser testigos de cómo las mascotas se comen diferentes tipos de objetos, “es raro que un gato ingiera tal cantidad de cuerpos extraños”, matizando que se trata del “trastorno pica”, por el que los gatos se sienten atraídos por comer objetos que no son comida.

"No podíamos creer que los veterinarios hubieran extraído hasta 50 gomas de pelo de su estómago”, apunta Blossom Fox, su dueña, quien reconoció que dichas gomas eran tanto de ella como de sus hijas Felicity y Bonnie. 

Según Fox, era habitual que Pixel jugara con estas gomas pero terminaba soltándolas pasado un rato, por lo que Fox acababa encontrando las gomas debajo del sofá y de la nevera. Tras la cirugía, Pixel recibió medicación y fue dada de alta.Ya en casa, Fox aseguró que ahora son más cuidadosos con los accesorios del pelo, evitando que estén al alcance de Pixel.

VOLVER ARRIBA
Uso de Cookies Cerrar

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.