VIERNES, 14 de junio 2024

VIE, 14/6/2024

PROFESIONALES

Veterinarios alertan de un aumento de agresiones en las clínicas y redes sociales

El Colegio de Veterinarios de Salamanca advierte de que los profesionales están sufriendo cada vez más agresiones, sobre todo verbales, y recuerda que no están obligados a realizar urgencias

Junta directiva del Colegio de Veterinarios de Salamanca.
Junta directiva del Colegio de Veterinarios de Salamanca.

Veterinarios alertan de un aumento de agresiones en las clínicas y redes sociales

El Colegio de Veterinarios de Salamanca advierte de que los profesionales están sufriendo cada vez más agresiones, sobre todo verbales, y recuerda que no están obligados a realizar urgencias

Redacción - 17-05-2023 - 11:45 H - min.

En los últimos años los veterinarios cuentan con una elevada tasa de depresión y suicidio. Esto se debe a que la profesión tiene un alto componente de vocación y dedicación, lo que implica que muchos de estos profesionales no desconecten nunca del trabajo, ya sea por preocupaciones, casos que no van bien o porque tienen el teléfono de urgencias en casa 24 horas al día los siete días de la semana.

Con el paso del tiempo, esta situación pasa factura porque no hay descanso, la conciliación familiar se hace difícil, y todo ello deriva en una saturación tanto física como psicológica, según advierten desde el Colegio de Veterinarios de Salamanca.

Por ello, la entidad colegial quiere hacer reflexionar a la población de la problemática generada en redes sociales desde hace ya un tiempo, y que está provocando una situación de normalización en los medios de comunicación en la que parece que “todo vale” sin pensar en las consecuencias.

“Los veterinarios de Salamanca estamos sufriendo cada vez más agresiones sobre todo verbales en nuestros centros de trabajo, y aunque es un hecho lamentable, no acaba ahí. Las estamos sufriendo también en diferentes redes sociales; estamos teniendo que soportar insultos, deseos de muerte, odio, que se metan con nuestros familiares, que hablen mal de nuestro trabajo y nuestros centros de trabajo alentando a la población a que también lo haga”, alertan desde el Colegio de Veterinarios de Salamanca.

En primer lugar, este tipo de actos jamás estarán justificados inciden los veterinarios salmantinos, por lo que han transmitido su rechazo total y su completo apoyo a todo aquel que sufra cualquier tipo de agresión.

LOS VETERINARIOS NO TENDRÍAN QUE AGUANTAR INSULTOS, TAMPOCO EN LAS URGENCIAS

En segundo lugar, quieren hacer reflexionar sobre lo siguiente: “ningún veterinario está obligado a hacer urgencias ni a cumplir ningún tipo de horario, ningún veterinario tiene por qué salir de su casa de madrugada para atender ningún paciente, sin embargo lo hacemos; lo hacemos porque somos profesionales de vocación y porque no queremos que nuestros pacientes estén desatendidos, pero esto no significa que tengamos que aguantar insultos, gritos, que nos critiquen por internet, que se nieguen a pagar un servicio o que tengamos que sufrir algún tipo de acoso”.

El Colegio de Veterinarios explica que la persona que acude al centro veterinario lo hace por libre elección, por lo que tendrá que mantener un comportamiento educado, así como de la misma manera los profesionales lo atenderán con amabilidad y empatía.

En los últimos años, los servicios de urgencias en Salamanca han disminuido drásticamente por estos motivos, advierten desde la entidad colegial. “Si ya soportamos el salir a deshoras de nuestra casa o no hacer planes porque estás de guardia y que además un paciente fallezca o no vaya bien junto con el estrés que supone atender una urgencia, además tenemos que aguantar este tipo de agresiones con total impunidad”, lamentan los veterinarios.

“Si esto sigue así, quizá llegue un día en el que Salamanca no disponga de servicio de urgencias, porque llegados a este punto os preguntamos: ¿nos merece la pena hacer urgencias? ¿os pondríais en nuestro lugar?”, afirman.

Por último, desde el Colegio Oficial de Veterinarios de Salamanca quieren resaltar el total rechazo a este tipo de actos y añaden que, por supuesto, emplearán todos los medios necesarios para apoyar a sus colegiados en cualquier tipo de agresión.

“De la misma manera, somos conscientes de que existen situaciones de conflicto y puede haber situaciones en las que un propietario no esté satisfecho o de acuerdo con una actuación veterinaria, siendo así, os animamos a que habléis con vuestros facultativos para llegar a un acuerdo o acudáis al Colegio de Veterinarios, pero jamás será tolerable ningún tipo de agresión o acoso de cualquier forma”, concluyen los veterinarios salmantinos.

VOLVER ARRIBA