VIERNES, 4 de diciembre 2020, actualizado a las 11:37

VIE, 4/12/2020 | 11:37

PROFESIONALES

Los veterinarios de Barcelona refuerzan su ética y transparencia

En el mes de septiembre de 2018, el Colegio Oficial de Veterinarios de Barcelona ratificaba el cese de su presidente Josep Gómez, al descubrir la existencia de “facturas falsas” por valor de 1,5 millones, tras una visita de Hacienda

Los veterinarios de Barcelona refuerzan su ética y transparencia

Los veterinarios de Barcelona refuerzan su ética y transparencia

En el mes de septiembre de 2018, el Colegio Oficial de Veterinarios de Barcelona ratificaba el cese de su presidente Josep Gómez, al descubrir la existencia de “facturas falsas” por valor de 1,5 millones, tras una visita de Hacienda

Redacción - 29-07-2019 - 14:31 H

La Junta de Gobierno del Colegio Oficial de Veterinarios de Barcelona aprobó, en su sesión celebrada el 23 de julio de 2019, entre otros, el Proyecto de Código de Ético y Conducta de la Junta de Gobierno del COVB previsto en los artículos 54 y 55 de la Ley 19/2014, de 29 de diciembre, de transparencia, acceso a la información pública y buen gobierno.

Asimismo, desde el Colegio se decidió someter a información pública el proyecto hasta el día 30 de septiembre de 2019, “a fin de que las personas colegiadas puedan examinarlo y presentar las alegaciones, sugerencias o enmiendas que consideren convenientes”, señalan desde la institución.

Mediante este nuevo código, la institución colegial pretende reforzar la transparencia en sus gestiones, después de que en el mes de septiembre de 2018 se cesara al presidente de los veterinarios barceloneses, Josep Gómez, a raíz de unas facturas por valor de 1,5 millones de euros, realizadas bajo su mandato, que supuestamente no siguieron el protocolo ordinario, y de las que la Junta señaló no tener conocimiento. Además del presidente, también fue destituido el tesorero, Jordi Vilà.

Asumía la presidencia la veterinaria Marta Legido, que meses más tardes presentaba su dimisión por motivos “estrictamente personales”. Desde el Colegio se hacía especial hincapié entonces en que se trabajaría en línea con la defensa del prestigio y patrimonio del mismo, subrayando que se reorganizaría el funcionamiento interno de la organización, para hacerla “más transparente” y adaptada “a los nuevos tiempos”.

Precisamente, en el proyecto de Código de Conducta, al que ha podido tener acceso Animal’s Health, se señala que el colegio barcelonés desarrollará sus acciones y adoptará los actos y decisiones relacionadas con la gestión de los asuntos colegiales de su competencia de manera transparente, ofreciendo la debida información de manera proactiva que deberá ser útil, veraz, actualizada y comprensible y, siempre que sea posible, en formatos abiertos y reutilizables.

Además, señala a los responsables del cumplimiento de este código, los miembros de la Junta, como los garantes de su implantación efectiva, y la profundización en las condiciones de transparencia de sus actividades.

Para conseguir dicha transparencia, el código prevé la publicación de la agenda institucional de todos los miembros de la Junta, así como hacer púbica toda la información que guarde relación con la gestión económica, financiera y organizativa de la corporación.

Por otro lado, el Colegio ha contemplado los conflictos de intereses en el código, definiéndolos como la adopción, por parte de las personas sujetas a este código, de decisiones vinculadas al COVB que afectan sus intereses personales, de naturaleza económica o profesional, por suponer un beneficio o perjuicio a los mismos.

Respecto a los regalos y obsequios que puedan dar o recibir los miembros de la Junta, se contempla que, “los miembros de la Junta de Gobierno y el personal o colaboradores no podrán dar o aceptar regalos u obsequios en el desarrollo de su actividad profesional”.

Por último, también se regulan los gastos de representación. En este sentido, se especifica que, “La representación, en términos generales, se llevará a cabo por una única persona designada al efecto. Si, por la naturaleza de la reunión, se requiere un segundo acompañamiento técnico o de apoyo, será necesario que la propuesta de viaje explicite esta circunstancia y las razones que la justifican.”

Así, se ha determinado que, los miembros de la Junta de Gobierno y las Comisiones percibirán por la asistencia a las reuniones mensuales en las que asistan por motivo de este cargo del importe de 128 euros por resarcimiento de los gastos que les generen. Asimismo, la asistencia de los miembros de la Junta de Gobierno o de las Comisiones asesoras reuniones institucionales percibirán en concepto de gastos de representación, en función de su duración el importe de 150 euros por medio día, y 300 por un día completo.

VOLVER ARRIBA
Uso de Cookies Cerrar

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.