JUEVES, 17 de octubre 2019, actualizado a las 20:06

JUE, 17/10/2019 | 20:06

PROFESIONALES

Veterinarios realizan la primera cirugía cerebral en un lobo marino

Un equipo de veterinarios especialistas en neurocirugía realiza la primera intervención cerebral que se conoce en un lobo marino para tratar la hidrocefalia que padecía

GALERIA
Equipo veterinario con el lobo marino Ziggy.

Veterinarios realizan la primera cirugía cerebral en un lobo marino

Un equipo de veterinarios especialistas en neurocirugía realiza la primera intervención cerebral que se conoce en un lobo marino para tratar la hidrocefalia que padecía

Jorge Jiménez - 15-04-2019 - 14:05 H

Un equipo de veterinarios especialistas en neurocirugía de la Escuela de Medicina Veterinaria Cummings de la Universidad de Tufts (EEUU) ha realizado con éxito lo que, según han indicado, es la primera cirugía cerebral en un lobo marino del norte llamado Ziggy Star, en un intento por abordar su condición neurológica que empeoraba. Ziggy, una hembra adulta, se está recuperando bien en el lugar donde vive, en el Aquarium de Mystic, en Connecticut.

"La capacidad de completar con éxito este procedimiento con muchos factores desconocidos se debe en gran parte a la colaboración entre los veterinarios de Cummings y Mystic", señaló Ane Uriarte, neurocirujana en Cummings y diplomada por el Colegio Europeo de Neurología Veterinaria.

"La experiencia y las habilidades combinadas de todas nuestras áreas de especialidad, desde neurocirugía hasta anestesia y medicina zoológica, fueron fundamentales para este éxito" destacó Ane.

Ziggy fue vista por primera vez en el Hospital Henry and Lois Foster para pequeños animales en el Centro Médico Veterinario Cummings en la Universidad de Tufts en septiembre por una afección que había progresado durante varios años y causaba episodios neurológicos graves, dificultad para moverse, disminución de la respuesta al entrenamiento y convulsiones.

Fue mediante una resonancia magnética por la cual se descubrió una acumulación de líquido cefalorraquídeo en el cerebro, situación que se conoce como hidrocefalia.

El Aquarium de Mystic acogió a Ziggy hace aproximadamente cuatro años después de que fue encontrada varada en la costa de California y considerada por el gobierno federal como no liberable. En ese momento, el animal ya mostró en una resonancia magnética algunas anomalías neurológicas. Recibió tratamiento, pero la anomalía continuó progresando a un ritmo preocupante, y las convulsiones cada vez eran más frecuentes.

"La resonancia magnética tomada por nuestro equipo mostró que el cerebro estaba desapareciendo debido al exceso de líquido, y fue significativamente peor que la resonancia realizada hace cuatro años", indicó Uriarte.

Además, la neurocirujana señaló que, "después de conversar con el equipo veterinario de Mystic, determinamos que la mejor opción para prevenir un mayor deterioro del cerebro y mejorar los síntomas de Ziggy era colocar quirúrgicamente una derivación para drenar el exceso de líquido, aliviando algo de la presión sobre el cerebro".

Si bien los veterinarios sabían que el proceso quirúrgico no podía revertir el daño causado al cerebro por el exceso de líquido, de realizarse la intervención con éxito, podría detener la progresión de la condición de Ziggy, mejorando su calidad de vida, nivel de respuesta y movilidad.

Aunque la hidrocefalia es una condición bastante común en gatos y perros, los profesionales no pudieron encontrar casos documentados de cirugía en pinnípedos (focas, leones marinos y morsas), para tratar este tipo de trastornos.

El procedimiento quirúrgico, que duró un poco más de una hora, consistió en colocar un catéter de derivación a través del cráneo hasta el cerebro. Luego se colocó el catéter debajo de la piel a través del cuello y se pasó al abdomen de Ziggy.

Una válvula controla el flujo de exceso de líquido cefalorraquídeo desde el cerebro al abdomen, donde era absorbido por el cuerpo. Después de la cirugía, el equipo veterinario confirmó que la derivación se colocó correctamente mediante una tomografía computarizada.

"Es emocionante ver a nuestro equipo compaginar sus habilidades y experiencia en el tratamiento de un paciente tan único. Asumir estos casos difíciles es esencial parte del avance de la medicina veterinaria ", señaló tras la intervención, la directora médica del Hospital Foster, Virginia Rentko.

Ziggy está viviendo actualmente en un hábitat fuera de exhibición en el Aquarium de Mystic, donde está siendo monitoreada a durante su proceso de recuperación y rehabilitación.

VOLVER ARRIBA
Uso de Cookies Cerrar

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.