MARTES, 30 de noviembre 2021, actualizado a las 16:26

MAR, 30/11/2021 | 16:26

PROFESIONALES

Veterinarios, preocupados por el futuro del centro de protección animal de Zaragoza

El Colegio de Veterinarios de Zaragoza ha mostrado su preocupación ante el recorte de personal que podría sufrir el Centro Municipal de Protección Animal de Zaragoza

Jesús García López, presidente del Colegio de Veterinarios de Zaragoza.
Jesús García López, presidente del Colegio de Veterinarios de Zaragoza.

Veterinarios, preocupados por el futuro del centro de protección animal de Zaragoza

El Colegio de Veterinarios de Zaragoza ha mostrado su preocupación ante el recorte de personal que podría sufrir el Centro Municipal de Protección Animal de Zaragoza

Redacción - 04-11-2021 - 13:56 H

Desde el Ilustre Colegio Oficial de Veterinarios de Zaragoza (ICOVZ) han mostrado su preocupación ante la información publicada en los últimos días sobre el futuro del Centro Municipal de Protección Animal (CMPA), que podría sufrir recortes de personal, según han alertado desde el sindicato CCOO de Aragón.

En este sentido, desde el sindicato han criticado en un comunicado que “en diciembre no habrá personal suficiente para alimentar, cuidar y hacer el seguimiento veterinario de los animales del Centro Municipal de Protección donde residen actualmente 119 perros y 65 gatos”, donde trabajan 3 veterinarios.

“Queremos destacar a su vez el trabajo realizado durante estos últimos tres años por el equipo veterinario y el resto del personal del centro municipal, que han puesto en funcionamiento un servicio hasta la fecha inexistente en Zaragoza y con un alto estándar de calidad”, aseguran desde el ICOVZ.

En este sentido, desde la institución consideran que, de cumplirse los recortes, se pondría en riesgo el bienestar de los animales y el trabajo realizado hasta el momento y de cara al futuro.

Y es que desde el ICOVZ se muestran preocupados por la situación de los perros y los gatos que se encuentran actualmente en el CMPA debido a que, ante la anunciada reducción de personal, no se podrían mantener en un grado óptimo los cuidados que estos animales necesitan.

Por otro lado, el Colegio señala que por el centro pasan a lo largo de todo un año más de 500 animales, de los que alrededor de 250 no llevan identificación mediante microchip. Antes de salir en adopción los animales deben pasar una exploración veterinaria, ser identificados, vacunados, desparasitados, testados de enfermedades infecciosas y esterilizados.

Además, recuerdan que para dar un animal en adopción se requiere realizar un cambio de propietario a través de RIACA. "El único profesional competente en poder realizar todas estas tareas es el veterinario colegiado", transmiten.

PROBLEMAS DE FALTA DE PERSONAL VETERINARIO

Los veterinarios de Zaragoza, que defienden la necesidad de mantener a los tres veterinarios en plantilla, apuntan que hay que tener en cuenta que un solo profesional veterinario no podría llevar a cabo todas las tareas que se requieren.

Y es que señalan que las adopciones se realizan en horario de atención al público de lunes a sábado durante seis días a las semana y que los veterinarios, “como cualquier otro trabajador”, deben descansar dos días por semana y tienen derecho a disfrutar de sus permisos correspondientes.

Asimismo, indican que cabe la posibilidad de que en algún momento de su trabajo el veterinario sufra una baja laboral, porque “se expone diariamente al riesgo de manejar animales vivos”.

Además, añaden que para realizar cirugías de esterilización de animales, cumpliendo con la ordenanza de Protección Animal y evitando la reproducción incontrolada de animales en la ciudad de Zaragoza, como mínimo es necesaria la presencia de dos veterinarios para controlar cirugía y anestesia.

En la misma línea, recalcan que el veterinario del CMPA además, atiende los animales ubicados en la guardería de las Jaras de forma periódica; acude a domicilios de personas en situación de exclusión social a través de los servicios sociales municipales para atender las necesidades básicas de sus animales; realiza terapia de modificación de conducta de animales del centro para conseguir que sean adoptables y redacta informes veterinarios a solicitud del juzgado por situaciones de maltrato animal de animales que hayan entrado al CMPA así como peritajes in situ donde sea requerido por parte de la policía local, nacional o del Seprona.

Continuando con el número de veterinarios necesarios exponen que aunque existan dos veterinarios en plantilla, hay que contar que el rotatorio semanal no es posible, pues, cuando existan permisos de uno de ellos el Centro se queda sin la debida atención veterinaria. “Esto ya ocurre en la actualidad con los dos veterinarios del programa de empleo”, aseguran.

“Si uno se encuentra de permiso y al otro le toca librar sus dos días semanales correspondientes, el centro se tiene que cerrar. No es posible realizar el cambio de propietario de un animal durante la adopción si no hay veterinario”, señalan.

Esto, critican, implica no ya una mala calidad del servicio sino la imposibilidad de realizarlo, tanto para animales como para ciudadanos. Supondrá a su vez la imposibilidad de tramitar adopciones de animales que se encuentren en el CMPA suponiendo un contrasentido con la campaña de adopciones programada por el Ayuntamiento.

EL CENTRO DEBE SEGUIR CONTANDO CON 3 VETERINARIOS

“Debemos tener en cuenta que durante los tres años de duración del programa de empleo del CMPA, se ha solicitado hasta en dos ocasiones, además de los dos veterinarios del programa, otro veterinario por acumulo de tareas para ayudar con la carga de trabajo referente a cirugías, elaboración del reglamento, protocolos o aumento notable del número de animales del centro”, indican.

Asimismo, apuntan que se debe añadir que el jefe de la Unidad de Protección Animal hasta 2018 no había sido un técnico veterinario. “Desde que el Ayuntamiento de Zaragoza decidió poner al frente de la Unidad a un veterinario la comunicación entre el ICOVZ (e imaginamos que con el resto de Administraciones) y el Ayuntamiento de Zaragoza ha mejorado notablemente”, afirman.

Incluso, explican, se ha llegado a firmar un convenio entre ambas partes para colaborar con la ciudad de Zaragoza en referencia a las colonias felinas urbanas, las adopciones y la formación de voluntarios, adoptantes y personal municipal.

“Desde el ICOVZ consideramos que este puesto debe seguir siendo cubierto por un veterinario ya que además de ser el único técnico capaz de aplicar, no solo la legislación existente en materia de protección de animales, sino también en bienestar animal y salud pública siendo el más y mejor capacitado y preparado”, destacan.

En consecuencia, desde el ICOVZ se muestran firmemente convencidos de que la Unidad de Protección Animal del CMPA debe continuar teniendo 3 veterinarios al frente (un Jefe de Unidad y dos veterinarios) y operarios suficientes para un correcto manejo y mantenimiento de los animales, ya que el Servicio, hasta la fecha, ha funcionado exitosamente.

“Conociendo la situación anterior, no sería adecuado volver a ella y perder las mejoras en calidad de bienestar y lucha contra el maltrato animal que se han realizado durante estos 3 últimos años”, advierten.

Por último, desde el ICOVZ, consideran que los tres puestos deben ser ocupados con carácter permanente y no mediante contratos temporales. “Durante estos tres últimos años somos conocedores de que el Ayuntamiento ha contratado hasta en dos ocasiones a dos veterinarios para ayudar con el acúmulo de tareas del CMPA a los que hemos habilitado en su despensa de RIACA”, concluyen desde el Colegio.

VOLVER ARRIBA
Uso de Cookies Cerrar

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.