VIERNES, 23 de agosto 2019, actualizado a las 13:37

VIE, 23/8/2019 | 13:37

PROFESIONALES

Veterinarios: moralmente obligados a denunciar el maltrato animal

Los veterinarios españoles están obligados moralmente a denunciar cualquier caso de maltrato animal, según señalan desde el Colegio Oficial de Veterinarios de Zaragoza, que ya ha tramitado varios casos de este tipo

GALERIA

Veterinarios: moralmente obligados a denunciar el maltrato animal

Los veterinarios españoles están obligados moralmente a denunciar cualquier caso de maltrato animal, según señalan desde el Colegio Oficial de Veterinarios de Zaragoza, que ya ha tramitado varios casos de este tipo

Jorge Jiménez Rodríguez - 08-05-2019 - 14:58 H

El Estado de Florida, en EEUU, acaba de aprobar un Proyecto de Ley de Justicia Penal, el HB 7125, en el que se establecen nuevas normas para que los veterinarios floridenses puedan denunciar casos de maltrato en animales de compañía sin notificación previa al propietario. Y es que, hasta la fecha, antes de proceder a denunciar el caso, los profesionales veterinarios tenían que comunicar previamente su decisión al dueño del animal, ya que la legislación prima el secreto profesional en el caso de los veterinarios, impidiéndoles difundir información de sus pacientes sin conocimiento previo de los propietarios, lo que resta libertad al profesional a la hora de denunciar, pudiendo, además, conllevar represalias por parte de ciertos propietarios.

En España, al contrario que en Florida, la responsabilidad de denunciar un maltrato prima sobre el anonimato del cliente y el secreto profesional, por lo que los veterinarios españoles pueden poner en conocimiento de las instituciones casos explícitos o sospechas de malos tratos a animales, según explica, en declaraciones exclusivas para Animal's HealthLuis Javier Yus Cantín, gerente del Colegio Oficial de Veterinarios de Zaragoza.

Así, Yus señala que el veterinario español puede denunciar “como cualquier ciudadano” los casos de maltrato animal que se encuentre en la clínica, y destaca que “una de las obligaciones de los ciudadanos es denunciar cuando se sepa que existe maltrato”. Por lo tanto, siendo “muy escrupulosos con la ley” y, por extensión, el veterinario como profesional puede denunciar ante cualquier sospecha de maltrato.

De esta manera, en los casos en los que llega un animal con evidentes signos de maltrato a la clínica, el procedimiento que se suele llevar a cabo —y el Colegio de Veterinarios de Zaragoza ha tramitado ya “varios casos” de este tipo según especifica Yus— es que el profesional en cuestión ponga estos hechos en conocimiento del órgano colegial, especificando datos del animal afectado, y desde el Colegio se informa al Seprona que, sin necesidad de que haya denuncia por parte de los veterinarios, investiga el suceso y, si procede, denuncia al supuesto maltratador. Aunque el veterinario también podría acudir directamente a las autoridades sin necesidad de comunicarlo a su Colegio.

MIEDO A REPRESALIAS

Estos avisos de malos tratos que los veterinarios ponen en conocimiento de sus órganos colegiales son anónimos, para proteger la identidad del profesional que ha detectado los supuestos hechos. Precisamente el anonimato se mantiene, según indica el gerente, por miedo a que el veterinario sea víctima de represalias por parte del denunciado, como ya se han registrado varios casos en España recientemente, siendo el último conocido un supuesto intento de homicidio a una veterinaria por parte de un ganadero.

Además, Yus señala que un veterinario no solo puede notificar casos en los que el maltrato es evidente, sino que podría notificar cualquier sospecha de maltrato sobre un animal y que posteriormente sean las autoridades correspondientes las que estimen o no la existencia de dicho maltrato.

En este punto, especifica que en España existen “garantías suficientes desde el punto de vista legal” para que un veterinario pueda denunciar o notificar ante su Colegio Oficial casos de malos tratos, al igual que para cualquier ciudadano, aunque lamenta que la mentalidad de la sociedad todavía “no está acostumbrada” a denunciar dichas situaciones de maltrato animal.

Por último, Yus añade que sería “bueno que hubiese un protocolo” contra el maltrato animal, ya que ahora lo único que existe es “una obligación moral del veterinario y de todos los ciudadanos de denunciar cualquier caso de maltrato”. Asimismo, el veterinario apunta que sería positiva la existencia de un “protocolo que protegiera al profesional” en dichos casos, que a día de hoy “no existe”, ya que “hay que tener en cuenta los riesgos que corre el profesional” en determinados casos al denunciar a ciertos propietarios que podrían llegar a identificarle.

VOLVER ARRIBA
Uso de Cookies Cerrar

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.