LUNES, 19 de abril 2021, actualizado a las 19:10

LUN, 19/4/2021 | 19:10

PROFESIONALES

Veterinarios logran prohibir preguntas fuera del temario en oposiciones

El Tribunal Supremo ha sentado jurisprudencia sobre el funcionamiento de las pruebas teóricas de las oposiciones, obligando a que las preguntas de desarrollo de los exámenes tengan que estar relacionadas con el contenido del temario

Fachada del Tribunal Supremo.
Fachada del Tribunal Supremo.

Veterinarios logran prohibir preguntas fuera del temario en oposiciones

El Tribunal Supremo ha sentado jurisprudencia sobre el funcionamiento de las pruebas teóricas de las oposiciones, obligando a que las preguntas de desarrollo de los exámenes tengan que estar relacionadas con el contenido del temario

Redacción - 23-11-2020 - 14:05 H

Una sentencia del Tribunal Supremo, a la que ha tenido acceso Animal's Health, ha dado la razón a un opositor que interpuso un recurso ante unas pruebas selectivas para el ingreso en el Cuerpo de Técnicos/as Superiores, Escala de Veterinarios/as de la Administración del Principado de Asturias que consideró injustas.

Así, el opositor J.A.S.C. interpuso un recurso contencioso-administrativo contra la convocatoria, que fue publicada el 10 de abril de 2017. Las razones esgrimidas eran que en una de las pruebas se realizaron preguntas que no se encontraban recogidas en el temario.

La convocatoria se componía de tres pruebas eliminatorias. La primera de tipo test, consistente en responder 80 preguntas sobre las materias del programa que figuraba en un anexo; la segunda, por otro lado, consistía en resolver por escrito uno o varios supuestos prácticos relacionados con las materias del programa. Y la tercera, desarrollar por escrito dos temas de carácter general.

El problema se generó en esta tercera prueba, y específicamente en lo relativo a un párrafo de la convocatoria, que fue anulado por el Tribunal Superior de Justicia de Asturias, que dio la razón al opositor.

Y es que en el texto se establecía que  la prueba consistiría en desarrollar estos temas “cuyo contenido decidirá el Tribunal antes del comienzo, relacionados aunque no coincidentes con enunciados concretos del Programa anexo a esta convocatoria”.

Precisamente, era esa parte de “relacionados aunque no coincidentes” la que el recurrente consideró injusta, pues sostenía que vulneraba los principios constitucionales de igualdad, mérito y capacidad, y que generaba “inseguridad y arbitrariedad”.

ATENTA CONTRA LA SEGURIDAD JURÍDICA

No de acuerdo con la sentencia, el Principado de Asturias interpuso recurso de casación al Tribunal Supremo, que ha terminado fallando de nuevo en su contra. Las razones del Principado para defender su posición eran que la base anulada no atenta contra el principio de seguridad jurídica pues los temas a desarrollar están relacionados con los enunciados del temario.

Además, defendía que hay margen de discrecionalidad de las administraciones y que la intención era que no sea suficiente la simple memorización de conocimientos, “sino que sea preciso constatar la capacidad analítica y otras habilidades o destrezas del aspirante”.

Sin embargo, el Supremo ha considerado que es cierto que existe discrecionalidad por parte de las administraciones para la concreción del diseño de los sistemas selectivos, pero insiste en que la normativa señala que es necesario que las pruebas “aseguren la objetividad y racionalidad del proceso selectivo”.

Asimismo, recuerda que cuando se incorpora en ellas un temario o programa, su función es concretar la relación de materias cuyo conocimiento teórico se exige al aspirante según el cometido funcional del Cuerpo o Escala al que aspira acceder y, a su vez, le garantiza que son esos y no otros los conocimientos teóricos objetivos, tasados, que debe demostrar que posee.

“Se diseñe como se diseñe el ejercicio teórico el aspirante debe tener la certeza de que son esas y no otras las materias cuyo conocimiento debe demostrar. La seguridad jurídica del proceso selectivo pasa también por saber a qué atenerse en cuanto a qué conocimientos debe demostrar en un proceso en el que se juega su esfuerzo y futuro profesional”, indica.

Por todo esto, consideran, y establecen doctrina, que es contrario a la seguridad jurídica del proceso selectivo que se permita al tribunal calificador que fije como temas objeto de exposición otros no expresamente previstos en el temario, aun relacionados con él, quedando ese temario no como la pauta de los conocimientos teóricos que deben demostrarse sino como referencia.

“En efecto, la base anulada crea inseguridad porque pese a que la administración, al diseñar la convocatoria, aprueba un temario pormenorizado que regirá la acreditación de conocimientos teóricos, los temas objeto del examen no serán esos, sino los que elabore el tribunal calificador para su inmediato sometimiento a los aspirantes, de forma que el temario sólo le vincula como elemento de referencia o relación”, señalan.

VOLVER ARRIBA
Uso de Cookies Cerrar

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.