VIERNES, 20 de mayo 2022, actualizado a las 19:58

VIE, 20/5/2022 | 19:58

PROFESIONALES

Veterinarios españoles operan a un águila imperial gravemente herida

El ingreso en el hospital veterinario de Amus de un águila imperial ibérica que había sido disparada pone a prueba todo un despliegue de medios para recuperarla

El ejemplar aún dormido tras una cirugía realizada en una de sus alas.
El ejemplar aún dormido tras una cirugía realizada en una de sus alas.

Veterinarios españoles operan a un águila imperial gravemente herida

El ingreso en el hospital veterinario de Amus de un águila imperial ibérica que había sido disparada pone a prueba todo un despliegue de medios para recuperarla

Redacción - 10-02-2022 - 10:10 H - min.

Acción por el Mundo Salvaje (AMUS) ha remarcado el reto que supone que sobreviva un águila imperial, a raíz del caso de un ejemplar que fue ingresado en el hospital veterinario de AMUS y puso a prueba todo un despliegue de medios para recuperarlo.

Este ejemplar de águila imperial ibérica, una de las rapaces más amenazadas del planeta, sufrió un impacto contra el suelo generado por un disparo que le provocó dos graves fracturas y un ojo severamente dañado.

El Águila imperial ibérica es una especie genuina, que vive exclusivamente en la Península Ibérica. Apenas se contaban por un centenar en los años 70, su lenta recuperación ha sido muy costosa y en estos momentos sus poblaciones ceñidas a lo más sagrado del bosque y matorral mediterráneo prosperan al abrigo de mucha inversión por conservarlas reduciendo dos de sus grandes problemáticas: el veneno y los tendidos eléctricos peligrosos.

Extremadura dispone de algo más de 50 parejas reproductoras de 330 aproximadamente que existen censadas en España. Están repartidas entre Monfragüe, Sierras de San Pedro, Sierras de Azuaga y Llerena y las periferias de las sierras de Hornachos; supone uno de los más importantes bastiones poblacionales junto con Andalucía, Castilla la Mancha y Madrid.

En estos momentos, aunque la vida del águila está casi asegurada se está trabajando en alianza con otros profesionales en el tratamiento y gestión de un ojo con graves daños.

Desde AMUS han agradecido al cuerpo de Agentes del Medio Natural de la Junta de Extremadura por su celeridad en la recogida y traslado del ejemplar hasta las dependencias de AMUS, así como a Oftalmología Veterinaria Ocaña de Madrid y al Hospital veterinario Bodión de Zafra por su ayuda y cooperación en el diagnóstico y tratamiento.

Examen oftalmológico en un ojo dañado

VOLVER ARRIBA