MIÉRCOLES, 7 de diciembre 2022, actualizado a las 20:47

MIÉ, 7/12/2022 | 20:47

PROFESIONALES

Veterinarios españoles avanzan en el tratamiento con células madre en perros con enfermedad intestinal

Un equipo de investigadores de la Facultad de Veterinaria de Extremadura ha demostrado que el uso de células madre mesenquimales en perros con enteropatía inflamatoria crónica mejora los signos clínicos y el estado inflamatorio

Imagen del grupo de investigación de la Universidad de Extremadura.
Imagen del grupo de investigación de la Universidad de Extremadura.

Veterinarios españoles avanzan en el tratamiento con células madre en perros con enfermedad intestinal

Un equipo de investigadores de la Facultad de Veterinaria de Extremadura ha demostrado que el uso de células madre mesenquimales en perros con enteropatía inflamatoria crónica mejora los signos clínicos y el estado inflamatorio

Francisco Ramón López - 17-10-2022 - 10:43 H - min.

Las células madre mesenquimales derivadas del tejido adiposo (Ad-MSC) presentan actividades antiinflamatorias e inmunomoduladoras y son una terapia alternativa prometedora para tratar las enteropatías crónicas en perros y gatos, que además ha demostrado ser segura y eficaz.

La enteropatía inflamatoria crónica (CIE) describe un grupo de trastornos del tracto enteral canino caracterizado por signos gastrointestinales persistentes cuyo diagnóstico se basa en la inflamación confirmada histológicamente en la mucosa intestinal después de excluir otras causas identificables digestivas y extradigestivas de vómitos y diarrea.

Los términos de enfermedad inflamatoria intestinal (IBD) o enteropatía con respuesta inmunosupresora (IRE) se consideran sinónimos en perros en los que la histología ha confirmado la presencia de inflamación intestinal. La IRE canina es comparable a la enfermedad de Crohn en humanos

Para medir el estado inflamatorio existen nuevos biomarcadores, como el ratio neutrófilos-linfocitos (NLR), el ratio plaquetas-linfocitos (PLR) y el índice de inmunidad-inflamación sistémica (SII). Sin embargo, nunca se han examinado en perros con enteropatía inflamatoria crónica tratados con Ad-MSCs.

Por ello, un grupo de investigadores de la Facultad de Veterinaria de la Universidad de Extremadura y la Unidad de Terapia con Células Madre del Centro de Cirugía de Mínima Invasión Jesús Usón ha llevado a cabo una investigación para conocer los efectos de la terapia con células madre en estos biomarcadores.

Este grupo de investigación lleva años investigando el uso de células madre en la enfermedad inflamatoria intestinal en perros y fue pionero en este tipo de tratamiento, con el que se ha conseguido salvar a decenas de animales.

Ahora, en este nuevo estudio los investigadores han comparado la evolución clínica y los cambios en los biomarcadores antes y después de la terapia celular, que se aplicó a 16 perros con enteropatía inflamatoria crónica.

En total, se compararon los valores de los biomarcadores de los perros con enteropatía con valores de referencia de perros sanos antes del tratamiento y después de 2 y 9 meses. Los biomarcadores eran significativamente mayores al inicio y disminuyeron significativamente con el tiempo.

“Después de la terapia celular, observamos una disminución en los recuentos de neutrófilos y plaquetas y un aumento en el recuento de linfocitos en perros con enteropatía inflamatoria crónica, volviendo estos valores a la normalidad”, destacan.

Así, señalan que se alcanzaron niveles normales 9 meses después del tratamiento. “Estos cambios en los marcadores inflamatorios de la sangre estuvieron acompañados de una mejoría clínica significativa”, aseguran.

“Estos resultados muestran que la mejora clínica de los perros con enteropatía inflamatoria crónica tratados con células madre mesenquimales derivadas del tejido adiposo se acompaña de una normalización del estado inflamatorio”, concluyen.

VOLVER ARRIBA