VIERNES, 20 de mayo 2022, actualizado a las 20:05

VIE, 20/5/2022 | 20:05

PROFESIONALES

Veterinarios critican falta de soluciones para acoger mascotas de Ucrania rechazadas en hoteles

El Colegio de Veterinarios de Alicante ha lamentado que tras casi dos meses de guerra en Ucrania aún no haya una “solución definitiva” para acoger a los animales de los refugiados que no pueden quedarse en albergues u hoteles

Gonzalo Moreno del Val, presidente del Colegio de Veterinarios de Alicante.
Gonzalo Moreno del Val, presidente del Colegio de Veterinarios de Alicante.

Veterinarios critican falta de soluciones para acoger mascotas de Ucrania rechazadas en hoteles

El Colegio de Veterinarios de Alicante ha lamentado que tras casi dos meses de guerra en Ucrania aún no haya una “solución definitiva” para acoger a los animales de los refugiados que no pueden quedarse en albergues u hoteles

Redacción - 04-05-2022 - 11:24 H - min.

Alicante, a través del centro de recepción de la Ciudad de la Luz, es junto a Madrid y Barcelona una de las tres principales vías de entrada a España para quienes huyen de Ucrania. Para las personas y, en ocasiones, también para sus perros y gatos.

En este sentido, desde el Colegio de Veterinarios de Alicante (Icoval) señalan que la cantidad de refugiados, como la de animales, sigue in crescendo. “A estas alturas, tras casi dos meses de conflicto, la cifra de mascotas llegadas a Alicante se mide, seguro, en varios centenares”, apuntan.

Sin embargo, critican que la Conselleria de Agricultura aún no ha terminado de perfilar una solución definitiva para acoger a los que son rechazados en el propio centro de recepción del citado complejo —que también es de acogida—, o en los albergues u hoteles habilitados, que tampoco aceptan mascotas.

“Se planteaba reconducirlos a la Sociedad Protectora de Animales y Plantas de Alicante —Bacarot— pero el horario para poder registrarlos era de 10 a 12 horas, cuando los buses pueden llegar en cualquier momento. Así las cosas, sabiendo que todos estos animales tienen que ser identificados, vacunados y desparasitados (cosa que hacen los veterinarios y financian los colegios) y tienen que hacer después necesariamente y según el protocolo, una cuarentena, están siendo algunas clínicas y refugios de animales privados los que están dándoles un techo”, explica el Icoval.

Asimismo, recuerda que el Colegio se dirigió primero a las autoridades para reclamarles auxilio. Según subraya Icoval, el día 23 de marzo, su presidente, Gonzalo Moreno del Val, remitió un escrito al Ministerio de Agricultura (MAPA) y a la Dirección General de Derechos de los Animales para informar de la problemática.

“Pidió ayudas para disponer de lugares donde alojar a los animales y defendió la posibilidad de aprobar una línea para sufragar los gastos veterinarios de la atención de enfermedades crónicas o de las urgencias. El día 24 del mismo mes, además, se dirigió a la Conselleria de Agricultura para reclamar lo mismo”, precisan desde el colegio.

A este respecto, añaden que, “al poco, llegaron las primeras respuestas, aunque parciales”. “La Dirección General de Derechos de los Animales del Ministerio de Derechos Sociales se limitó a transcribir el protocolo de actuación dictado por el MAPA para dejar claro que, de no ser posible realizar las cuarentenas ‘a domicilio’ (como finalmente se decidió aceptar estableciendo algunas cautelas), “la idoneidad de los centros públicos o privados y la asunción de la toma de medidas se realizará por parte de los Servicios Veterinarios Oficiales (SVO) de las Comunidades Autónomas”.

“Es decir, que trasladaba la resolución del problema a la Conselleria de Agricultura, salvo en “casos puntuales” donde pudiera mediar con emplazamientos alternativos, cuya evaluación también debería ser realizada por los SVO”, indican.

El MAPA, por su parte, según Icoval, reconoció el 25 de marzo ser “conocedor de la problemática generada por la no admisión en los centros de acogida de mascotas”. Es más, en su mail de respuesta decía asumir que la “solución no puede ser el recurso a los centros colaboradores veterinarios” y reconocía estar “haciendo gestiones”, de la mano de la DG de Derechos de los Animales y de la consejería “para buscar soluciones”.

“El 28 de marzo, el departamento autonómico ratificó que “el alojamiento de estos animales y donde se debe realizar la cuarentena o aislamiento domiciliario es una cuestión del SVO”. La petición de ayudas para su atención veterinaria no fue atendida por ninguna administración. A eso nadie respondió”, concluyen desde el Colegio.

VOLVER ARRIBA