VIERNES, 8 de diciembre 2023, actualizado a las 17:04

VIE, 8/12/2023 | 17:04

PROFESIONALES

Veterinarios de Barcelona alertan de que el cambio climático está facilitando la expansión de la leishmaniosis

El Colegio Oficial de Veterinarios de Barcelona considera que es necesario extremar la vigilancia y la prevención para frenar el aumento de casos

Ricard Parés, presidente del Colegio de Veterinarios de Barcelona.
Ricard Parés, presidente del Colegio de Veterinarios de Barcelona.

Veterinarios de Barcelona alertan de que el cambio climático está facilitando la expansión de la leishmaniosis

El Colegio Oficial de Veterinarios de Barcelona considera que es necesario extremar la vigilancia y la prevención para frenar el aumento de casos

Redacción - 31-05-2023 - 10:41 H - min.

El 1 de junio es el Día mundial de la lucha contra la leishmaniosis. El objetivo de este día es visibilizar esta enfermedad endémica en España, una patología sin cura definitiva para eliminar la infección, pero que, tratada adecuadamente y con controles anuales, los perros y gatos pueden mantener una calidad de vida muy buena.

La leishmaniosis preocupa cada vez más a los veterinarios porque se trata de una enfermedad zoonósica que se transmite tanto a animales como a humanos por la picadura de hembras de un tipo de insecto llamado flebótomo.

Preocupa también, por su actual expansión, especialmente en la cuenca mediterránea, a causa del cambio climático y el deterioro medioambiental que favorece la presencia del vector. Por eso, el Colegio Oficial de Veterinarios de Barcelona (COVB) considera que hay que extremar la vigilancia y la prevención para frenar el aumento de casos.

A pesar de que los perros son el principal reservorio del parásito que la provoca en las áreas endémicas, los gatos pueden infectarse por Leishmania. En España se considera que la incidencia de leishmaniosis canina es de 31 casos nuevos por cada 1.000 perros al año.

En el caso de los gatos, a pesar de ser un país endémico, tiene una distribución heterogénea y no se ha descrito en todas las áreas geográficas. La prevalencia en gatos oscila, de manera similar a otras partes del mundo, entre el 1,3% hasta el 60%.

Desde el COVB definen la leishmaniosis como “una enfermedad silenciosa y con muchas caras”. “Por un lado, es silenciosa porque un perro puede estar infectado y no tener alteraciones clinicopatológicas o, incluso, si las desarrolla, pueden pasar de 4 a 6 meses hasta que estas sean visibles. Por otro lado, se dice que tiene muchas caras porque presenta signos clínicos y alteraciones en las analíticas muy diversos. Los signos clínicos más habituales son lesiones en la piel, heridas que no curan y crecimiento excesivo de las uñas”, explican.

Además pueden presentarse signos clínicos menos habituales y que pueden pasar más desapercibidos como pérdida de peso, de hambre, apatía, problemas oculares y de las articulaciones, cojera, y en fases más avanzadas, problemas en los riñones y otros órganos internos.

Para contrarrestar esta variabilidad de alteraciones clínicas, la recomendación del COVB para los veterinarios es incluir la leishmaniosis en cualquier diagnóstico diferencial, para poder tratarla lo antes posible de forma adecuada y que sea una enfermedad bien controlada clínicamente.

Para los propietarios, las recomendaciones son el uso tópico de repelentes frente al flebótomo en diferentes formulaciones (pipeta o collar) y reforzar el sistema inmunitario para conseguir en zonas endémicas, como Cataluña y el Mediterráneo, disminuir el riesgo de infección y las probabilidades de desarrollar enfermedad.

LA LEISHMANIOSIS EN GATOS

Sobre la leishmaniosis en gatos, recuerdan que estos animales desarrollan la enfermedad en menor grado que los perros y no es tan conocida la situación epidemiológica de la leishmaniosis en las áreas endémicas.

No hay una estrategia definida para la prevención de la infección por Leishmania en gatos, pero todos los estudios indican que la leishmaniosis canina y felina son muy parecidas desde un punto de vista clínico-práctico y, por lo tanto, también hay que tenerla presente al hacer un diagnóstico diferencial. Esto permitiría tener datos más cuidadosos de la situación actual de la leishmaniosis en felinos”, apuntan.

Ante cualquier duda sobre leishmaniosis o si se quiere saber cuál es la mejor opción preventiva por la mascota, el COVB recomienda consultar con el veterinario de confianza.

FORMACIÓN SOBRE LEISHMANIOSIS EN EL COLEGIO DE VETERINARIOS DE BARCELONA

Dentro de estos esfuerzos para mejorar el abordaje de esta enfermedad, el Colegio de Veterinarios de Barcelona ha preparado para el próximo 6 de junio una formación en su sede impartida por Gloria Pol, responsable del departamento médico veterinario de LETI Pharma.

Se trata de una formación de dos horas, (de las 14 a las 16 horas) en la que se analizarán aspectos como la situación epidemiológica de la leishmaniosis, sus cuadros cutáneos, su diagnóstico y las medidas preventivas de la que disponen los veterinarios.

Asimismo, habrá un turno de preguntas al finalizar la intervención de Gloria Pol, que además de su cargo en LETI Pharma es miembro del grupo de dermatología de AVEPA (GEDA) y acreditada en la especialidad desde 2013. También es autora de varios artículos y ponente en conferencias sobre dermatología veterinaria.

VOLVER ARRIBA