JUEVES, 22 de octubre 2020, actualizado a las 11:32

JUE, 22/10/2020 | 11:32

PROFESIONALES

Los veterinarios critican que el decreto de alertas vulnera la ley

Los veterinarios valencianos han realizado alegaciones al nuevo borrador de Alertas y Respuesta en Salud Pública, del que critican aspectos como la retribución o que no concrete las circunstancias que permiten la exención de las guardias

Inmaculada Ibor Martínez, presidenta del Consejo Valenciano de Colegios Veterinarios y del Colegio de Veterinarios de Valencia.
Inmaculada Ibor Martínez, presidenta del Consejo Valenciano de Colegios Veterinarios y del Colegio de Veterinarios de Valencia.

Los veterinarios critican que el decreto de alertas vulnera la ley

Los veterinarios valencianos han realizado alegaciones al nuevo borrador de Alertas y Respuesta en Salud Pública, del que critican aspectos como la retribución o que no concrete las circunstancias que permiten la exención de las guardias

Redacción - 01-04-2019 - 13:07 H

El Consejo Valenciano de Colegios Veterinarios (CVCV) ha realizado una serie de alegaciones al proyecto de decretos de alertas, y advierten que el borrador propuesto podría vulnerar la Ley de Función Pública.

El conflicto generado por el borrador de Alertas y Respuesta Rápida en Salud Pública se remonta al 6 de febrero, cuando el Diario oficial de la Generalidad Valenciana (DOGV) recogió la propuesta y abrió un periodo de alegaciones. Desde ese momento el texto ha recibido críticas por parte del CVCV y de otras entidades y sectores implicados.

En las alegaciones presentadas por los veterinarios valencianos, se advierte que, de prosperar la iniciativa, se vulnerarían “los derechos del personal funcionario regulados en el artículo 66 de la Ley 10/2010, de Ordenación y Gestión de la Función Pública Valenciana”.

Además, el resto de consejos colegiales autonómicos, que forman parte de la ‘alianza’ gestada entre veterinarios, farmacéuticos, médicos y enfermeros en contra de esta regulación, han alegado en parecido o idéntico sentido. Es más, de forma individualizada muchos de los trabajadores de centros de salud pública afectados —muy especialmente los veterinarios— han presentado formalmente también sus observaciones en esa misma dirección, según han informado desde el Colegio de Veterinarios de Valencia (ICOVV).

Este decreto trata de resolver el vacío regulatorio existente en el sistema de alertas de salud pública. Así, en su artículo 8, establece un turno de localización para las alertas —epidemiológicas, ambientales o alimentarias— y se crean las unidades para poder atenderlas.

Es más, se concreta que aquellas que se den fuera de la jornada ordinaria, como las guardias localizadas, se asignarán en base a “turnos de localización rotarios de carácter semanal”. Esto, para la institución colegial, regula "lo que antes se atendía gracias a la buena voluntad del personal de salud pública que —sin protocolos establecidos— venía cubriendo este tipo de situaciones".

ALEGACIONES DE LOS VETERINARIOS A LAS INDEMNIZACIONES

Concretamente es el artículo 13, referido al régimen retributivo y de prestación de este servicio, en el que más se centran las alegaciones presentadas por los veterinarios valencianos. Y es que, señalan que que para fijar las compensaciones de los turnos de alertas semanales y los gastos de transporte para los desplazamientos según las cuantías establecidas en el servicio central o en el centro de salud que se trate, el borrador de alertas remite al Decreto 24/1997 sobre indemnizaciones por razón de servicio y gratificaciones por servicios extraordinarios.

Las alegaciones presentadas por el CVCV —y las formalizadas por multitud de veterinarios de salud pública a título particular, según indican desde la organización colegial— ponen el acento en la “incongruencia” que supone considerar “una localización rotatoria de carácter semanal como una situación ordinaria del desempeño de la actividad” pero, en cambio, pretender retribuirla como “un servicio extraordinario”.

“Un trabajo programado (por la DG de Salud Pública) y periódico no puede considerarse excepcional”, insisten las alegaciones del CVCV para cuestionar la aplicación de las indemnizaciones recogidas en el referido decreto.

De ahí que se abogue, en su lugar, por haber establecido un sistema de remuneración “específico” con un desarrollo reglamentario de la Ley 10/2010 en el que se contemplen “aspectos como la festividad, nocturnidad, las compensaciones horarias, gastos de restauración, hospedaje u otros gastos que pudiesen derivar de las actuaciones”.

Además, y como ya denunciaron en la carta remitida a la Consejería de Sanidad de Valencia los cuatro consejos colegiales afectados, insisten en criticar el sistema retributivo por resultar “discriminatorio” respecto de los trabajadores estatutarios, que “también son sanitarios y cuyas actuaciones también persiguen el bienestar y salud de las personas”. Razones por las que se reivindican unas compensaciones que resulten “dignas y adecuadas” a sus responsabilidades. El CVCV, además, censura que no se concrete las circunstancias que permitirían una exención justificada de este servicio de guardias.

En última instancia, los veterinarios valencianos critican que tampoco se haya establecido “un sistema de coordinación para los casos en que deban actuar conjuntamente las unidades de alerta alimentaria y las unidades de alertas epidemiológicas y ambientales, por verse implicadas ambas”. Asimismo, denuncian que no se haya planteado en el borrador crear “ningún equipo multidisciplinar, ni de coordinación ni de actuación”.

VOLVER ARRIBA
Uso de Cookies Cerrar

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.