DOMINGO, 1 de agosto 2021, actualizado a las 12:52

DOM, 1/8/2021 | 12:52

PROFESIONALES

Defensa condecora al veterinario Santiago Vega por su labor contra el coronavirus

El veterinario y alférez reservista Santiago Vega ha recibido la medalla conmemorativa de la Operación Balmis que concede el Ministerio de Defensa por las tareas realizadas para combatir la Covid-19 en los momentos más duros de la pandemia

Santiago Vega, catedrático de Sanidad Animal de la Facultad de Veterinaria de la Universidad CEU Cardenal Herrera y alférez reservista del ejército.
Santiago Vega, catedrático de Sanidad Animal de la Facultad de Veterinaria de la Universidad CEU Cardenal Herrera y alférez reservista del ejército.

Defensa condecora al veterinario Santiago Vega por su labor contra el coronavirus

El veterinario y alférez reservista Santiago Vega ha recibido la medalla conmemorativa de la Operación Balmis que concede el Ministerio de Defensa por las tareas realizadas para combatir la Covid-19 en los momentos más duros de la pandemia

Redacción - 15-01-2021 - 09:40 H

En septiembre del año pasado, el Ministerio de Defensa publicaba en el Boletín Oficial de Defensa la Orden Ministerial 50/2020 por la que se determinaban los requisitos y el procedimiento de concesión, anotación y descripción de la medalla conmemorativa de la Operación Balmis, de acuerdo con lo previsto en el Real Decreto del 28 de julio, por el que se creaba dicha medalla en el Boletín Oficial del Estado.

Uno de los beneficiarios de esta medalla ha sido Santiago Vega, catedrático de Sanidad Animal de la Facultad de Veterinaria de la Universidad CEU Cardenal Herrera y alférez reservista del ejército. Y es que hay que recordar que, al igual que Vega, veterinarios como la comandante María José Menchón, jefa del servicio veterinario de la Unidad Militar de Emergencia (UME), han colaborado en la contención de la pandemia.

La Operación Balmis consistió en la integración de las capacidades operativas, sanitarias, logísticas, de policía militar y de infraestructuras pertenecientes a la Unidad Militar de Emergencias y a la Inspección General de Sanidad, al Ejército de Tierra, la Armada y el Ejército del Aire, puestas a disposición de las autoridades competentes para frenar el coronavirus. La operación fue activada a partir de la declaración del estado de alarma decretado por el Gobierno el día 14 de marzo.

Esta operación se encuadraba entre las acciones encaminadas a proteger la salud y seguridad de los ciudadanos, contener la progresión de la enfermedad y reforzar el sistema de salud pública en territorio nacional con el objetivo final de salvar vidas.

En ella, las Fuerzas Armadas se han movilizado en apoyo a las autoridades civiles en la lucha contra la pandemia, realizando cometidos de presencia por numerosos puntos de la geografía nacional, apoyo a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, la desinfección de infraestructuras críticas, puertos, aeropuertos, estaciones, instalaciones hospitalarias, centros de salud, residencias de mayores, instalaciones policiales, servicios públicos esenciales, montaje de hospitales de campaña, transporte de fallecidos y la elaboración de productos sanitarios.

En líneas generales, la Operación Balmis supuso 20.002 intervenciones, más de la mitad en desinfecciones en residencias, hospitales o infraestructuras, con un despliegue de casi 190.000 militares en un total de 2.302 poblaciones de la geografía española.

Por todo lo anterior, el Ministerio de Defensa acordó la conveniencia de crear una medalla de carácter nacional que reconociera la participación del personal de las Fuerzas Armadas y del personal civil adscrito al Ministerio de Defensa que ha intervenido en la lucha contra el Covid-19, formando parte de la Operación Balmis, entre ellos Santiago Vega.

  • GALERIA

    La Operación Balmis realizó tareas para combatir el coronavirus en los momentos más duros de la pandemia

  • GALERIA

    El catedrático de Sanidad Animal Santiago Vega participó en la Operación Balmis

SANTIAGO VEGA, EMOCIONADO POR LA CONDECORACIÓN

Vega recuerda que, en el caso de la Delegación de Defensa de la Comunidad Valenciana, han sido dos los militares reservistas pertenecientes a los cuerpos comunes distinguidos con esta condecoración, ambos alféreces reservistas, ambos de sanidad, Ines Mahiques, médico, destinada en el Tercer Batallón de Intervención en Emergencias (BIEM III) de Betera, y él, veterinario, en el Regimiento de Apoyo e Intervención en Emergencias (RAIEM) del Cuartel General de la UME de Torrejón de Ardoz en Madrid. “Y lo más importante, ambos muy buenos amigos”, señala.

“Aunque ya sabíamos de la concesión de la condecoración por parte de la ministra de Defensa, fue este martes cuando aparecimos publicados en el Boletín de Defensa, fue cuando todas las emociones de aquellos momentos vividos, rompieron todos los diques de contención y dieron rienda suelta a expresarse de manera humana”, explica el catedrático.

De hecho, asegura que este momento ha sido para él tan importante en su “trayectoria vital”, como cuando defendió su tesis doctoral. “Nosotros no pertenecemos a la milicia profesionalmente, por tal razón, un reconocimiento como este tiene una especial significación en nuestras vidas, y aunque no hicimos más que lo que el deber nos demandó, que no es otro que servir a España con generosidad y entrega, fueron momentos muy difíciles”, remarca.

En este punto, señala que todavía no se han superado, pero que, como militares, “aunque sea a tiempo parcial, que han jurado fidelidad a la bandera, a España, al Rey y a la Constitución”, no quisieron más que aportar un “pequeñísimo granito de arena, y servir a España como decía la ministra de Defensa: haciéndolo con humanidad, generosidad, entrega y dedicación”. Vega recuerda que, en aquellos días, interiorizaron con más fuerza si cabe que la milicia “es una gran familia y que nunca dejamos atrás a ninguno de los nuestros”.

“Pero esta condecoración lo es también de todos aquellos compañeros reservistas que formamos la promoción del Núcleo de Instrucción de Reservistas Voluntarios UME (NIRVUME-19), y que pasamos juntos nuestro periodo de instrucción en la Academia General de Infantería de Toledo, la mayoría de ellos también estuvieron luchando contra el coronavirus en sus empleos de la vida civil, como médicos, enfermeros, policías… y que no pudieron activarse por no dejar descubiertas sus plazas en sus centros de trabajo donde tanto se les necesito, y en mi caso es también la medalla de la X Brigada de Reservistas Voluntarios de Cuerpos Comunes y la Armada, que hicimos juntos nuestro periodo de instrucción en la Academia General de la Armada”, señala.

Por último, concluye recordando una expresión de su unidad: “Para terminar, y como decimos en la UME, ¿La UME?..., Para SERVIR”.

  • GALERIA

    Medalla conmemorativa de la Operación Balmis

  • GALERIA

    El veterinario Santiago Vega y la médico Ines Mahiques

VOLVER ARRIBA
Uso de Cookies Cerrar

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.