SÁBADO, 8 de agosto 2020, actualizado a las 21:51

SÁB, 8/8/2020 | 21:51

PROFESIONALES

Veterinaria de la UCM impulsa un laboratorio de diagnóstico del COVID-19

El profesor del Departamento de Bioquímica y Biología Molecular de la Facultad de Veterinaria de la UCM, José Manuel Bautista, ha dado pie a un laboratorio de diagnóstico del coronavirus con voluntarios de numerosas facultades

Fachada de la Facultad de veterinaria de la Universidad Complutense de Madrid.
Fachada de la Facultad de veterinaria de la Universidad Complutense de Madrid.

Veterinaria de la UCM impulsa un laboratorio de diagnóstico del COVID-19

El profesor del Departamento de Bioquímica y Biología Molecular de la Facultad de Veterinaria de la UCM, José Manuel Bautista, ha dado pie a un laboratorio de diagnóstico del coronavirus con voluntarios de numerosas facultades

Redacción - 19-03-2020 - 17:16 H

La idea de crear un laboratorio de diagnóstico del coronavirus en la Universidad Complutense ha surgido de José Manuel Bautista, profesor del Departamento de Bioquímica y Biología Molecular de la Facultad de Veterinaria, respaldado desde el principio por el decano de Ciencias Biológicas, Jesús Pérez Gil, y por la decana de su Facultad, Consuelo Serres. Se espera que en pocos días, a finales de esta semana, o a comienzos de la siguiente, el laboratorio pueda estar ya operativo.

Bautista lleva años trabajando con la malaria y otras enfermedades emergentes, y a partir de ese conocimiento llegó a la conclusión de que "la UCM tiene la metodología, la infraestructura, la experiencia y la capacidad como para abordar este nuevo coronavirus y contribuir a las capacidades del sistema sanitario", que están desbordadas, especialmente en la Comunidad de Madrid.

Jesús Pérez Gil, decano de la Facultad de Ciencias Biológicas, explica que José Manuel Bautista reunió a varios profesores y todos se pusieron a su disposición, incluidos no sólo de Biológicas y Veterinaria, sino también el vicerrectorado de Tecnología y Sostenibilidad.

Y esque GIl señala que para montar una unidad de este estilo, hace falta una multidisciplinariedad real porque "es algo muy complejo, que afecta a diferentes áreas, ya que no sólo hay que hacer los ensayos, sino que demás hace falta una gestión y una logística para la preparación, movimiento y toma de las muestras".

"Hay que tener en cuenta también que la gestión de la información clínica, sólo la pueden llevar los clínicos, así que este laboratorio sólo tiene sentido si se coordina adecuadamente con el sistema sanitario, para definir muy bien en qué aspectos se puede contribuir", explica.

De acuerdo con Bautista, "en la UCM ya hay muchos grupos de investigadores y científicos que tienen la capacidad y el equipamiento adecuado para detectar moléculas de ARN, como este virus". De ese modo se va a crear una red entre diferentes laboratorios de la Complutense y con el personal cualificado de nuestra Universidad.

Por ejemplo, en la Facultad de Biológicas hay equipos de análisis genético, que son los que hay que utilizar para detectar la presencia y la cantidad de virus, mientras que en Veterinaria hay una parte de bioseguridad muy importante, que en principio se centrará en el Centro de Vigilancia Sanitaria Veterinaria (Visavet), que es donde tienen el equipamiento y la preparación especializada.

BUSCANDO VOLUNTARIOS

Para poder llevar este proyecto adelante habrá que contar con mucha gente y por eso se ha solicitado la participación de voluntarios, tema que está siendo gestionado por los profesores Jesús Plá, de la Facultad de Farmacia, y Celia Sánchez Ramos, de la Facultad de Óptica y Optometría.

El plazo de inscripción como voluntarios comenzó el 17 de marzo y terminará el viernes 20 de marzo, y ahora mismo están trabajando en el filtrado para elegir a aquellos que tengan capacitación técnica suficiente y que estén contratados por la universidad, para que estén cubiertos con los contratos laborales de la UCM.

Sánchez Ramos informa de que el día 18 por la tarde se habían inscrito 5.170 personas, con perfil muy variable "desde técnicos de laboratorio, muy especializados en la PCR cuantitativa, hasta personas que se ofrecen, aunque tengan poquita especialización, lo que demuestra que la gente es increíblemente generosa”.

Una vez que se haga el cribado, los responsables de cada equipo elegirán a todos aquellos que tengan el perfil más adecuado para cada tarea, "con la idea de hacer bastantes turnos para que los equipos puedan estar funcionando el mayor tiempo posible, pero las personas lo justo, con la idea de responder a muchos tests, ya que el número puede estar por encima de los 8.000 tests diarios, siempre que haya material para poder hacerlo".

SUMINISTROS Y COSTES

La UCM ha tenido que acudir a contactos externos propios y ya han conseguido uno en China y otro en Corea para que proporcionen los materiales y los mismos kits que han estado utilizando allí en el seguimiento de la pandemia. Se está intentado ver cómo conseguirlos a un precio razonable, "porque hacen falta muchos, sobre todo para ponerlos a punto".

El decano de Biológicas reconoce que "la universidad y el equipo rectoral se han volcado en el proyecto, han dado carta blanca, pero ahora hay que gastar de manera continuada en reactivos, productos, material de protección”. “Parece ser que el Ministerio va a aportar los kits, pero todavía hay que completar la negociación", añade.

El proyecto todavía no ha arrancado, porque está ensamblando todos sus frentes, y la UCM se encuentra a la espera del último visto bueno para hacerlo en coordinación estrecha con el sistema sanitario.

VOLVER ARRIBA
Uso de Cookies Cerrar

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.