MIÉRCOLES, 4 de agosto 2021, actualizado a la 1:34

MIÉ, 4/8/2021 | 1:34

PROFESIONALES

La veterinaria Olga Calatayud logra una beca internacional 'One Health'

La veterinaria española Olga Calatayud ha conseguido una beca de la Fundación Soulsby valorada en más de 16.000 euros para estudiar las barreras naturales que previenen la propagación de virus en carnívoros de África

Olga Calatayud, investigadora veterinaria.
Olga Calatayud, investigadora veterinaria.

La veterinaria Olga Calatayud logra una beca internacional 'One Health'

La veterinaria española Olga Calatayud ha conseguido una beca de la Fundación Soulsby valorada en más de 16.000 euros para estudiar las barreras naturales que previenen la propagación de virus en carnívoros de África

Francisco Ramón López - 12-07-2021 - 14:38 H

Un conjunto de médicos y veterinarios ha recibido becas de la Fundación Soulsby, una organización benéfica que apoya a los investigadores que están iniciando su carrera y que trabajan en ámbitos relacionados con el enfoque ‘One Health’.

En total se han otorgado cuatro becas por un valor total de 40.000 libras para apoyar la investigación sobre ámbitos como los riesgos de transmisión de enfermedades entre especies, el impacto del cambio climático en los vectores y la terapia de enfermedades tropicales desatendidas.

Una de las premiadas, en su caso con 14.000 libras (16.354 euros), es Olga Calatayud, una veterinaria española que está investigando la transmisión de parvovirus en carnívoros de África, para comprender las barreras naturales que previenen la propagación de virus.

Calatayud ha explicado en declaraciones a Animal’s Health que ya había realizado un estudio preliminar sobre el asunto, en este caso en animales del Serengeti, en Tanzania. Lo que descubrió fue que el parvovirus felino está presente en la población de carnívoros salvajes.

Además, también identificó que en las poblaciones de la zona, como las de los masais, hay perros que están infectados por el parvovirus canino. Una de las cosas que llamó su atención es que no vieron ninguna señal de transmisión entre perros domésticos y carnívoros salvajes.

“Hay como una barrera ecológica que los separa”, afirma, ya que señala que en el resto de ecosistemas el parvovirus canino sí que se encuentra en la fauna salvaje. Ahora, lo que quiere hacer es estudiar si esta situación se repite en otras partes del este de África (concretamente en Kenia) e identificar esas barreras que protegen a los animales salvajes de los virus de los perros.

Para Calatayud desentrañar esta incógnita es “muy importante”, porque ayudará a entender la transmisión cruzada entre especies, y tras haber identificado estas barreras ecológicas, contribuirá a poder mantener la integridad de los ecosistemas. “No solo va a proteger a los animales, sino también conocer los virus ancestrales que están con ellos”, apunta.

LA IMPORTANCIA DE FRENAR LA TRANSMISIÓN DE VIRUS EN ANIMALES

“Con lo que ha pasado, todo el mundo se ha dado cuenta de la importancia de frenar la transmisión de los virus”, asegura la veterinaria en relación al Covid-19, y celebra que ahora haya más interés en conocer cómo funcionan los virus que circulan entre los animales y conocer esas barreras que evitan que den el salto entre especies. “El problema se da cuando las barreras y el orden se rompen”, remarca.

Asimismo, en el proyecto, también se estudiará por qué el parvovirus felino ha llegado a especies de cánidos salvajes (licaones, chacales y hienas), como descubrió en el Serengeti, por lo que quieren conocer la adaptación al virus de estos animales.

Para ello analizará la secuencia genética del receptor del virus para compararlo con el de cánidos como los perros, que son resistentes, y ver cómo han evolucionado estas especies y en qué momento, por ejemplo lobos o perros, se hicieron resistentes al parvovirus felino.

“Prácticamente todos los carnívoros del planeta son susceptibles al parvovirus felino excepto los perros, lobos y coyotes”, indica, aunque admite que aún quedan muchos cánidos silvestres por estudiar si son susceptibles.

También estudiará cómo afecta a la epidemiología del parvovirus la vacunación de perros, pues en su estudio preliminar en el Serengeti detectaron que algunos canes vacunados transmiten virus atenuados, que no producen enfermedad, a los no vacunados a través de las heces. Esto podría representar un riesgo de recombinación.

Olga Calatayud se licenció en Veterinaria por la Universidad CEU Cardenal-Herrera en 2007 y tiene un postgrado en Salud de Animales Silvestres en el Royal Veterinary Collegue. Actualmente está haciendo su doctorado en la Universidad de Glasgow. También ha colaborado en investigaciones con el CISA-INIA.

A lo largo de su carrera, Calatayud ha colaborado con ONGs y ha ejercido como veterinaria clínica en perros y gatos, aunque afirma que ahora está completamente centrada en la investigación de enfermedades en animales silvestres.

VOLVER ARRIBA
Uso de Cookies Cerrar

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.