MIÉRCOLES, 21 de octubre 2020, actualizado a las 17:59

MIÉ, 21/10/2020 | 17:59

PROFESIONALES

La veterinaria imputada por el brote de listeriosis alega falta de personal

La inspectora veterinaria del Ayuntamiento de Sevilla ha explicado a la jueza instructora del brote de listeriosis de este verano que en aquella época la plantilla estaba mermada porque había 4 compañeros de baja

Fachada del Ayuntamiento de Sevilla, entidad para la que trabajaba la veterinaria imputada.
Fachada del Ayuntamiento de Sevilla, entidad para la que trabajaba la veterinaria imputada.

La veterinaria imputada por el brote de listeriosis alega falta de personal

La inspectora veterinaria del Ayuntamiento de Sevilla ha explicado a la jueza instructora del brote de listeriosis de este verano que en aquella época la plantilla estaba mermada porque había 4 compañeros de baja

Redacción - 14-02-2020 - 15:27 H

La veterinaria del Ayuntamiento de Sevilla que revisó las instalaciones de Magrudis ha dicho ante la jueza que investiga el brote de listeriosis del pasado verano que se enteró de la crisis "por la prensa", y se ha escudado en que debía ser la Junta de Andalucía la que inspeccionase la empresa.

El Juzgado de Instrucción número 10 de Sevilla ha recibido este viernes en calidad de investigada a la veterinaria, inspectora del Servicio de Consumo de la Dirección General de Economía y Comercio del Consistorio hispalense, que autorizó el plan de autocontrol de Magrudis.

La veterinaria ha comparecido durante algo menos de una hora y se ha acogido a su derecho a no declarar frente a las distintas acusaciones, pero a la instructora sí le ha explicado que ella actuaba cuando la Junta se lo indicaba y que eso ocurría una vez al año.

También ha lamentado que la plantilla de inspectores estaba mermada en la época del brote porque había cuatro compañeros de baja, pero "eso no la exime de su responsabilidad", ha replicado por su parte el portavoz de Facua, Rubén Sánchez.

ORDENÓ LA LIMPIEZA DE LA FÁBRICA

Sánchez ha explicado a los periodistas que se ha encontrado con "la gran sorpresa" de que la investigada ha asegurado que el 14 de agosto, "cuando ya se sabía que podía haber un brote de listeriosis", pensó que "podría ser salmonela", por lo que "ordenó la limpieza de la fábrica", de modo que "se facilitó la destrucción de pruebas".

Para el responsable de Facua, el hecho de que la empleada municipal acuse a la Junta implica una "estrategia de echar balones fuera" que "no sirve".

"La Junta pudo cometer otras irregularidades, por ejemplo en la información que ofreció a los consumidores, pero la inspección de Magrudis es competencia del Ayuntamiento", ha afirmado.

Por esta causa continúan en prisión desde septiembre el dueño de Magrudis, José Antonio Marín Ponce, y su hijo Sandro, a los que la jueza atribuye un presunto delito contra la salud pública, tres delitos de homicidio por imprudencia, dos delitos de lesiones a feto con resultado de aborto y otro de lesiones imprudentes a un número de personas "que pudiera ascender a doscientas"

VOLVER ARRIBA
Uso de Cookies Cerrar

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.