MARTES, 27 de octubre 2020, actualizado a las 16:50

MAR, 27/10/2020 | 16:50

PROFESIONALES

La veterinaria española se defiende ante los agravios informativos

El sector veterinario se unió y movilizó ante las burlas sufridas en un programa de televisión consiguiendo en un tiempo récord que el programa se disculpara por haber cuestionado el trabajo de la profesión veterinaria

Luis Alberto Calvo, presidente de la Organización Colegial Veterinaria.
Luis Alberto Calvo, presidente de la Organización Colegial Veterinaria.

La veterinaria española se defiende ante los agravios informativos

El sector veterinario se unió y movilizó ante las burlas sufridas en un programa de televisión consiguiendo en un tiempo récord que el programa se disculpara por haber cuestionado el trabajo de la profesión veterinaria

Redacción - 14-05-2020 - 13:41 H

Este miércoles 13 de mayo el programa de humor de la Televisión de Galicia ‘Malicia Noticias’ pedía disculpas a los veterinarios durante su emisión después de haberse burlado de la profesión veterinaria, restando importancia a sus reivindicaciones y cuestionando su capacidad de lucha ante pandemias, algo que encendió las redes sociales de los veterinarios.

De hecho esta rectificación llega después de que el sector veterinario mostrará su indignación ante tales hechos y se movilizara pidiendo precisamente que se retractaran y pidieran disculpas. Así, entre otras, instituciones como el Colegio de Veterinarios de Lugo, la Asociación Nacional de Especialistas en Medicina Bovina (Anembe), la Federación Estatal de Sindicatos Veterinarios (Fesvet), el Colegio de Veterinarios de Asturias y el Colegio de Veterinarios de Cádiz, se hicieron eco y exigieron medidas.

En los comunicados de las difertentes entidades del sector, se lamentaba el desconocimiento por parte de la sociedad del trabajo de los veterinarios para salvaguardar la salud humana, se defendía su histórico papel en la lucha contra las pandemias de origen animal, y se recordaba que, a pesar de esto, no forman parte de los comités nacionales de gestión del coronavirus, un patógeno zoonótico.

Esta última reclamación, ya se hizo llegar al Ministerio de Sanidad por parte de la Organización Colegial Veterinaria (OCV) que también inició las acciones oportunas para defender al colectivo veterinario ante la desinformación creada en el programa gallego.

Así, el presidente de la OCV, Luis Alberto Calvo, envió una carta al director general de la Corporación Radio e Televisión de Galicia (CRTVG), Alfonso Sánchez Izquierdo, a la que ha tenido acceso Animal’s Health

En su misiva, Calvo pedía “un mínimo conocimiento de la realidad” a la hora de abordar un tema. Esta máxima, para el presidente, debe aplicarse “a cualquier espacio televisivo, aun cuando se aborda la actualidad desde el humor”.

Y es que, para el presidente, las afirmaciones “pretendían ser ocurrentes a costa de desprestigiar al colectivo veterinario, ridiculizando la aportación que puede hacer a la sociedad en la lucha contra la actual pandemia de la COVID-19”.

El humor es sano y necesario, sobre todo cuando es inteligente y conoce el tema del que trata, para luego retorcerlo y encontrar el lado irónico y divertido. Sin embargo, en este caso, lejos de ser gracioso ha rozado lo grotesco, por la profunda ignorancia de los presentadores y por haber producido un gran malestar e indefensión a toda una profesión”, criticó.

VOLVIENDO A RECORDAR EL PAPEL DE LOS VETERINARIOS

Posteriormente, Calvo pasó a explicar someramente el papel de los veterinarios. Y es que, si algo bueno se puede sacar de las injusticias a las que a veces se ve sometido el sector, es precisamente aprovechar para volver a 'educar' sobre el verdadero trabajo y la transcendencia de la profesión veterinaria.

Lo primero que recordó es que, con la información científica disponible, “parece demostrado” que la COVID-19 es una zoonosis y, por lo tanto, “no hay mayores especialistas en el conocimiento de la sanidad animal y sus potenciales transmisiones al ser humano que los veterinarios, y saber cómo se inició la enfermedad es un tema muy principal”.

Además, recordó que los veterinarios han liderado en las últimas décadas varias luchas contra pandemias de origen animal, como la peste porcina, la gripe aviar o la encefalopatía espongiforme bovina, el llamado ‘mal de las vacas locas’.

“Debo decirle, que los protocolos de gestión en epidemiología, independientemente de que sean animales racionales o no, son muy similares: localizar los focos de infección, controlar la transmisión y detección precoz de los afectados, unido al tratamiento adecuado de los enfermos”, indica, este último punto es el que queda restringido a los médicos.

Asimismo, recuerda que los veterinarios también tienen un papel relevante en la investigación de vacunas, de posibles tratamientos o de realización de pruebas o test masivos, ya que los laboratorios de sanidad animal “están capacitados para hacer millones de pruebas anualmente y lo vienen haciendo con personal altamente cualificado”.

“NINGUNEO” DEL GOBIERNO A LOS VETERINARIOS

Calvo aprovecha también para recordar el “ninguneo” del Gobierno español, que no ha contado con los veterinarios, algo “incomprensible, y admite que tal vez eso haya invisibilizado su labor a ojos de parte de la opinión pública. “No es el caso de países como Alemania o Islas Feroe, que tiene al frente de la gestión a un veterinario (y les va mejor que a nosotros)”, añade.

En esta línea, recuerda que varias comunidades autónomas, como Andalucía, Castilla y León o Castilla-La Mancha, ya lo han entendido y han introducido expertos veterinarios en sus comités científicos para la lucha contra la pandemia.

El presidente continúa lamentando que el “chascarrillo fácil” se haga con desconocimiento total de la labor de los veterinarios y “el desprecio e insulto a más de 30.000 profesionales –entre ellos 3.000 en Galicia–, que luchan cada día para garantizar la seguridad alimentaria de las personas, la sanidad animal y la salud pública”.

“Provocar daño a una profesión antes que gracia, en un contexto normal es algo estúpido; en la crisis sanitaria actual es, sencillamente, demencial e intolerable”, concluye, para pedir una rectificación al programa, algo que finalmente se ha conseguido.  

Se puede concluir, por tanto, tras conseguir esta pequeña victoria, que la movilización y denuncia pública por parte de las entidades oficiales que representan al sector veterinario cuando sienten que se le ha tratado de forma injusta puede llegar a ser efectiva.

Esto, unido a la labor de comunicación por parte del colectivo, para transmitir a la población la labor de los veterinarios, es el camino a seguir para conseguir las reivindicaciones del sector veterinario.

VOLVER ARRIBA
Uso de Cookies Cerrar

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.