DOMINGO, 29 de enero 2023, actualizado a las 4:49

DOM, 29/1/2023 | 4:49

PROFESIONALES

“El uso veterinario de antibióticos no está impulsando el aumento de las resistencias en humanos”

La Plataforma Europea para el Uso Responsable de Medicamentos recuerda que “la evidencia científica muestra cada vez más que el uso veterinario de antibióticos no está impulsando el aumento de la resistencia en humanos”

Cat McLaughlin, presidenta de la Plataforma Europea para el Uso Responsable de Medicamentos en Animales.
Cat McLaughlin, presidenta de la Plataforma Europea para el Uso Responsable de Medicamentos en Animales.

“El uso veterinario de antibióticos no está impulsando el aumento de las resistencias en humanos”

La Plataforma Europea para el Uso Responsable de Medicamentos recuerda que “la evidencia científica muestra cada vez más que el uso veterinario de antibióticos no está impulsando el aumento de la resistencia en humanos”

Redacción - 18-11-2022 - 09:01 H - min.

Con ocasión del Día Europeo para el Uso Prudente de los Antibióticos este 18 de noviembre, la Agencia Europea de Medicamentos (EMA) ha publicado su último informe anual sobre la Vigilancia Europea del Consumo de Antimicrobianos Veterinarios (ESVAC) relativo a 2021, que muestra que, desde 2011, los países europeos han reducido sustancialmente las ventas de antibióticos veterinarios.

La Plataforma Europea para el Uso Responsable de Medicamentos en Animales (Epruma) ha querido dar su opinión sobre la situación de las resistencias antimicrobianas (RAM), celebrando que, gracias a las medidas adoptadas hasta ahora en el sector animal, las ventas de antibióticos veterinarios han disminuido continuamente en toda Europa desde 2011. La caída durante este período de diez años ha alcanzado más del 50% en clave mercados y ahora es del 47% de media en la Unión Europea, el Reino Unido y el EEE.

Reflexionando sobre las últimas cifras, la presidenta de Epruma, Cat McLaughlin, ha apuntado que, “si bien la reducción en las ventas de antibióticos para animales muestra un gran progreso en términos de garantizar una mejor salud animal y un uso responsable de los medicamentos, no debemos perder de vista el verdadero objetivo: reducir el desarrollo de resistencias a los antimicrobianos”.

“La evidencia científica muestra cada vez más que el uso veterinario de antibióticos no está impulsando el aumento de las resistencias en humanos, pero nosotros, en el sector veterinario y de producción de alimentos, no podemos ser complacientes con nuestros esfuerzos. El uso responsable de antibióticos en el cuidado de los animales ayudará a preservar su eficacia y respaldará nuestros altos estándares de salud y bienestar animal, nuestra sustentabilidad alimentaria y la salud pública en todas nuestras naciones”, ha manifestado.

Así, explica que, aunque los datos de ventas de los sectores de la salud animal y humana pueden ofrecer un indicador de las tendencias en el uso de antibióticos, no pueden medir si la RAM en sí está aumentando o disminuyendo, y eso es lo que realmente hay que abordar.

Por ello, aboga por que los informes de ventas de todos los sectores también vayan acompañados de informes vigilancia de resistencias. “Debemos asegurarnos de que estamos utilizando estos datos para analizar dónde deben enfocarse nuestra atención y nuestras acciones”, ha afirmado.

Y es que desde Epruma sostienen que los antibióticos siguen siendo herramientas valiosas para tratar enfermedades bacterianas infecciosas tanto en personas como en animales, y también son herramientas importantes para la salud de las plantas.

“La recopilación de datos sobre las ventas de estos medicamentos debe estar respaldada por una mejor vigilancia del uso y una mejor comprensión del desarrollo de resistencias. Esto ayudará a obtener claridad sobre dónde ocurre la transferencia de RAM y qué acciones pueden ser más efectivas”, sostienen desde la organización.

En este sentido, recuerdan que los socios de Epruma fomentan y apoyan dichos esfuerzos de vigilancia para que las estrategias futuras puedan centrarse en acciones que proporcionen el mayor impacto potencial. “Hay muchas acciones que podemos llevar a cabo en común, siendo la más importante: usar los antibióticos lo menos posible, pero tanto como sea necesario”, concluyen.

VOLVER ARRIBA