MARTES, 16 de abril 2024

MAR, 16/4/2024

PROFESIONALES

El uso de antimicrobianos en animales se ha reducido un 13% a nivel mundial en 3 años

La Organización Mundial de Sanidad Animal ha publicado un informe que muestra avances alentadores en la lucha contra la resistencia a los antimicrobianos en veterinaria

Monique Eloit, directora general de la Organización Mundial de Sanidad Animal.
Monique Eloit, directora general de la Organización Mundial de Sanidad Animal.

El uso de antimicrobianos en animales se ha reducido un 13% a nivel mundial en 3 años

La Organización Mundial de Sanidad Animal ha publicado un informe que muestra avances alentadores en la lucha contra la resistencia a los antimicrobianos en veterinaria

Redacción - 07-09-2023 - 16:29 H - min.

El uso mundial de antimicrobianos en animales ha disminuido un 13% en tres años, lo que marca nuevamente un cambio significativo en los esfuerzos continuos para preservar la eficacia de estos medicamentos críticos. 

Así lo ha afirmado la Organización Mundial de Sanidad Animal (OMSA), que ha publicado un informe, que califican de “histórico”, que muestra avances alentadores en la lucha contra la resistencia a los antimicrobianos en veterinaria.

“Los medicamentos antimicrobianos, como los antibióticos, allanaron el camino para mejorar las condiciones de vida de humanos y animales. Antes del descubrimiento de la penicilina por Alexander Fleming en 1928, las infecciones debidas a cortes menores podían provocar infecciones del torrente sanguíneo o la muerte”, explican.

Sin embargo, advierten que hoy en día, estos medicamentos que salvan vidas están perdiendo su eficacia debido a su uso indebido y excesivo en diferentes sectores. El fenómeno de la resistencia a los antimicrobianos, explican, puede originarse en poblaciones animales, humanas o vegetales y luego representar una amenaza para todas las demás especies.

En este contexto, monitorear cómo, cuándo y qué antimicrobianos se utilizan se vuelve fundamental para identificar patrones y tendencias. En última instancia, esto puede facilitar la toma de decisiones y apoyar la implementación de medidas para garantizar un uso óptimo y sostenible de estos medicamentos clave.

Como autoridad mundial en salud animal, la OMSA ha estado recopilando información sobre el uso de antimicrobianos en animales desde 2015. Cada año se publica un informe para brindar acceso a este conjunto de información crucial y creciente y ha destacado los esfuerzos constantes en la salud animal a nivel mundial.

Por ejemplo, el último informe, también muestra una disminución en el uso de antimicrobianos considerados de importancia crítica para la salud humana. 

“Menos del 20% de los agentes antimicrobianos utilizados en animales en 2019 eran de máxima prioridad y de importancia crítica para la salud humana”, destaca Javier Yugueros-Marcos, jefe del Departamento de Resistencia a los Antimicrobianos y Productos Veterinarios de la OMSA.

En este sentido, insiste en que los esfuerzos colectivos hacia un uso responsable en todos los sectores son de suma importancia, “considerando que estos medicamentos son la única terapia o una de las pocas alternativas para tratar enfermedades humanas potencialmente mortales”.

“Es importante destacar que, en el mismo año, se estima que 4 millones de muertes humanas estuvieron relacionadas con la resistencia a los antimicrobianos”, recuerda.

Yendo más allá en la lucha contra esta amenaza a la salud global, la OMSA ha digitalizado recientemente por completo su base de datos global en una plataforma en línea: ANIMUSE

Este nuevo sistema facilita el acceso abierto a datos globales y regionales de forma interactiva, al tiempo que ofrece informes más sencillos, comprobaciones de errores y herramientas de visualización de datos para los Miembros que proporcionan la información.

“Una fortaleza clave de ANIMUSE es su flexibilidad. Los países en cualquier nivel de su programa de vigilancia pueden informar en la plataforma. Incluso si el conocimiento de un país sobre las cantidades de antimicrobianos utilizados en animales es limitado, poder unirse a la plataforma fomenta el debate y la mejora con el tiempo”, destaca Carolee Carlson, veterinaria y epidemióloga de la Agencia de Salud Pública de Canadá.

Para la OMSA, en un mundo donde el desarrollo de un nuevo antibiótico exige más de una década de esfuerzo dedicado y una inversión de mil millones de dólares, es responsabilidad de todos garantizar que nuestro actual arsenal de antibióticos siga siendo eficaz para las generaciones venideras. “La comunidad sanitaria mundial debe seguir defendiendo esta causa para salvaguardar la salud del mañana”, concluyen. 

ACCEDE AL INFORME SOBRE ANTIBIÓTICOS DE LA OMSA

VOLVER ARRIBA