LUNES, 27 de enero 2020, actualizado a las 6:27

LUN, 27/1/2020 | 6:27

PROFESIONALES

Una propietaria encuentra un estudio veterinario y salva a su perro

La historia de Nadine Blyn, quien encontró un estudio realizado por investigadores veterinarios, subraya la vital importancia del esfuerzo investigador en las ciencias veterinarias

GALERIA
Aunque los investigadores no siempre vean la aplicación de sus descubrimiento, su trabajo salva vidas.

Una propietaria encuentra un estudio veterinario y salva a su perro

La historia de Nadine Blyn, quien encontró un estudio realizado por investigadores veterinarios, subraya la vital importancia del esfuerzo investigador en las ciencias veterinarias

Redacción - 18-10-2019 - 13:19 H

La investigación puede llegar a ser tediosa, un largo proceso en el que los investigadores buscan respuestas, completan estudios y publican sus resultados. Sin embargo, su importancia es capital, algo de lo que se percató un equipo de investigación de la Facultad de Veterinaria de la Universidad Estatal de Oklahoma cuando recibió un correo de electrónico de Nadine Blyn, quien salvo la vida de su perro gracias a que encontró un estudio realizado por ellos mismos.

“Recibí un correo electrónico de Nadine”, apunta Laura Nafe, profesora asistente de medicina interna de pequeños animales de la Facultad de Veterinaria de la mencionada universidad estadounidense, quien explica que “su perra, Nala, estaba siendo tratada por anemia hemolítica inmunomediada, una condición en la que los glóbulos rojos caen por debajo de los valores normales o funcionan incorrectamente”.

La propietaria explica en su email que, en mayo de 2017, Nala, que contaba con 6 años de edad, estaba siendo tratada por unos veterinarios de Florida. Los profesionales en el tratamiento estaban utilizando ciclosporina, entre otros medicamentos.

Pocos días después de recibir la ciclosporina, Nala desarrolló lesiones en las almohadillas de sus patas. Por ello, su propietaria buscó “frenéticamente” en internet y encontró un artículo, publicado en febrero de 2017, sobre la feohifomicosis diseminada en perros y envió una copia del estudio a su dermatólogo veterinario.

Posterior e inmediatamente, llevó a su perra a la clínica veterinaria donde estaba siendo tratada para que le efectuaran una biopsia de las lesiones. Además, sustituyeron el tratamiento con ciclosporina por voriconazol. Finalmente, la biopsia fue positiva para hongos saprófitos.

Las lesiones tardaron en desaparecer cerca de una mes, pero lo hicieron por completo. Asimismo, tras meses de terapia con prednisona, azatioprina, aspirina, prilosec y carafate, Nala se recuperó de la anemia hemolítica inmunomediada.

“Me gustaría que supieras que tu investigación es más apreciada de lo que crees” agradece en el email Nadine Blyn a los investigadores veterinarios, además de celebrar que el artículo hubiese sido publicado antes de la enfermedad de Nala.

“Informe a sus coautores de que sus esfuerzos también son apreciados” insiste agradecida la propietaria en el correo electrónico, en el cual señala que la feohifomicosis puede ser fatal si no se trata, por lo que descubrir el estudio científico salvó la vida de Nala.

“Si hubiéramos esperado para variar el tratamiento de Nala durante las cerca de tres semanas que tardaron los resultados de la biopsia, podría haber muerto. Por eso la investigación fue tan importante”, remarca la propietaria.

“Pasas mucho tiempo investigando y, aunque tu trabajo se publica, no siempre ves los resultados reales de la aplicación”, explica Nafe, quien comparte: “Es bueno saber que nuestro arduo trabajo valió la pena y Nadine pudo usar esa información para ayudar a tratar a su perro, Nala. La investigación realmente importa”.

  • GALERIA

    Nala se ha salvado gracias a que su propietaria encontró una estudio en internet

VOLVER ARRIBA
Uso de Cookies Cerrar

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.