MARTES, 4 de agosto 2020, actualizado a las 13:01

MAR, 4/8/2020 | 13:01

PROFESIONALES

Una mutación del parvovirus pone en jaque a Génova

Una epidemia desatada en Génova provoca la muerte de los perros en pocas horas ante un brote de parvovirus que podría haber mutado. Los veterinarios alertan sobre la importancia de la vacunación

Una mutación del parvovirus pone en jaque a Génova

Una mutación del parvovirus pone en jaque a Génova

Una epidemia desatada en Génova provoca la muerte de los perros en pocas horas ante un brote de parvovirus que podría haber mutado. Los veterinarios alertan sobre la importancia de la vacunación

Alfonso Neira de Urbina - 21-01-2019 - 14:30 H

En la ciudad italiana de Génova, una epidemia está matando a los perros, especialmente a los cachorros, en pocas horas. Se trata de un brote de parvovirus, enfermedad similar a la gastroenteritis que ataca a las células del intestino, de la médula ósea y del sistema inmunitario de los perros, especialmente de los cachorros o de los ejemplares que se encuentran debilitados o inmunodeprimidos.

Por el momento han muerto más de una docena de perros en lo que va de año y la alarma ha saltado debido a que todo parece indicar que se trata de una forma muy agresiva de esta enfermedad vírica, debido a una mutación.

Los síntomas más característicos del parvovirus, que es una enfermedad mortal si los veterinarios no tratan al cánido a tiempo, son la apatía, la falta de apetito, vómitos y diarrea, que en muchas ocasiones es sanguinolenta, aunque no siempre la enfermedad se manifiesta de esta manera.  

El verdadero problema de este brote es que la patología es muy agresiva y las curas son costosas, por lo que no están a disposición de todas las personas. Un hecho que puede provocar que aumenten los contagios, sin contar con que la muerte para el animal es segura en pocas horas, si no son tratados con prontitud.

Por ahora, la epidemia se ha cobrado varias vidas de perros y ha llevado a la necesidad de aislar a varios ejemplares, algunos de ellos en un estado muy grave.

 

 

El brote, que ha sido confirmado por la clínica veterinaria Foce, podría estar escapando a la barrera que pone la vacunación debido a que ha mutado. Sin embargo, los veterinarios aconsejan que los animales sean vacunados. De hecho, recomiendan comprobar cuando fue la última vacunación en la cartilla y, en caso de dudas, realizar un test de sangre en una clínica. Y es que los profesionales estiman que la vacunación es eficaz en el 99,9% de los casos, aunque el virus haya mutado. Además, la terapia no está consiguiendo grandes resultados, por el momento. 

También aconsejan que en el caso de tener un perro joven, y sin vacunar todavía, no llevarlo a los jardines públicos, ni a los lugares donde pueda estar en contacto con otros canes. Además, el virus puede sobrevivir un largo periodo de tiempo en el ambiente, por lo que la mejor arma para combatir su difusión es la vacunación y no pasear al cánido por aquellos lugares que puedan estar infectados.

VOLVER ARRIBA
Uso de Cookies Cerrar

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.