MIÉRCOLES, 28 de octubre 2020, actualizado a las 11:54

MIÉ, 28/10/2020 | 11:54

PROFESIONALES

Un veterinario se disfraza de ratón para tranquilizar a un paciente

Para poder operar a un dálmata con problemas de ansiedad y aterrorizado ante la idea de que un extraño le tocase, un veterinario inglés se ha disfrazado de ratón gigante. El disfraz era de su dueña y, debido a la importancia del olfato en los perros, la idea ha sido un éxito

Un veterinario se disfraza de ratón para tranquilizar a un paciente

Un veterinario se disfraza de ratón para tranquilizar a un paciente

Para poder operar a un dálmata con problemas de ansiedad y aterrorizado ante la idea de que un extraño le tocase, un veterinario inglés se ha disfrazado de ratón gigante. El disfraz era de su dueña y, debido a la importancia del olfato en los perros, la idea ha sido un éxito

Alfonso Neira de Urbina - 31-12-2018 - 12:00 H

Rupert es un perro de raza dálmata que recogió su dueña y que siente pavor ante la idea de visitar al veterinario. Según ha explicado Sonya Schiff, dueña del perro, en declaraciones recogidas por el periódico británico Metro, “cuando adopté a Rupert en Dog Trust hace un par de años, tenía serios problemas de agresividad, que creemos que están asociados con el dolor”. De hecho, a Sonya le costó crear un vínculo con su mascota, “le llevó un año vincularse conmigo después de su realojamiento, momento en el que desarrolló ansiedad por separación si no estaba con él".

Después de que Rupert empezase a cojear, le envió a Davies Veterinary Specialist en Hitchin, Hertfordshire, pero el perro no permitió a Mike, el veterinario que se iba a ocupar de su curación, que le tocase. Además, le mostró los dientes y comenzó a gruñir por el miedo que le provocaba la situación.

Entonces, el veterinario tuvo una genial idea, vestirse con un traje perteneciente a Sonya, con la intención de que Rupert reconociese el olor de su dueña y se tranquilizase.

La idea ha resultado ser todo un éxito. Es más, gracias al disfraz de ratón, que la dueña de Rupert lleva puesto en su casa en ocasiones, el perro dejó que el veterinario le tocase e incluso, que le examinase.

  • GALERIA

    El veterinario con su peculiar vestimenta junto a su paciente

  • GALERIA

    El veterinario con su peculiar vestimenta junto a su paciente

Mike ha llevado puesto el disfraz de ratón gigante durante todo el periplo del animal en su clínica veterinaria. De hecho, el veterinario ha curado al animal con el peculiar traje puesto y la operación ha sido un éxito, cuando en un principio parecía muy difícil que Rupert se calmase.

Según ha explicado Mike, que es especialista en ortopedia, “inicialmente, Rupert gruñó cuando intenté examinarlo con mi ropa habitual. Su dueña estaba preocupada a consecuencia de su agresividad hacia los desconocidos y cómo respondería al estar en un hospital veterinario”.  Pero, afortunadamente, el olfato del animal fue un aliado para Sonya y Mike, ya que el dálmata reconoció el olor de su dueña en la vestimenta del veterinario y se calmó, permitiendo que le operasen. Una historia que muestra que a veces las ideas más originales y extrañas, pueden esconder la solución a los problemas.

  • GALERIA

    Para tranquilizar al dálmata, el veterinario ha llegado a ponerse también el collar isabelino

VOLVER ARRIBA
Uso de Cookies Cerrar

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.