VIERNES, 5 de junio 2020, actualizado a las 17:29

VIE, 5/6/2020 | 17:29

PROFESIONALES

Un nuevo sistema permitirá reducir el uso de animales en experimentos

Una investigación científica, con participación española, logra reproducir el gigantismo celular de un hongo patógeno sin utilizar animales

Un nuevo sistema permitirá reducir el uso de animales en experimentos

Un nuevo sistema permitirá reducir el uso de animales en experimentos

Una investigación científica, con participación española, logra reproducir el gigantismo celular de un hongo patógeno sin utilizar animales

EFE - 21-05-2018 - 14:00 H

Científicos de tres grupos europeos han logrado reproducir 'in vitro' la formación de células gigantes de un hongo patógeno, un avance que, entre otras cosas, ayudará a reducir considerablemente el número de animales que se usan para la experimentación.

El hallazgo, realizado de manera simultánea e independiente por tres grupos de España, Francia y Reino Unido, se acaba de publicar (previo acuerdo entre los científicos) en la revista especializada Plos Pathogens.

En España, el equipo de científicos que ha logrado reproducir la formación de células gigantes (o titanes) de un hongo patógeno sin infectar a ningún animal, está formado por investigadores del Instituto de Salud Carlos III (ISCIII).

El grupo ha cultivado el hongo en una levadura y ha conseguido multiplicar su tamaño casi mil veces, formando unas células denominadas gigantes o titanes, las cuales son casi imposible de eliminar por el sistema inmune.

Oscar Zaragoza, investigador principal del grupo y miembro del Laboratorio de Referencia e Investigación en Micología del Centro Nacional de Microbiología del ISCIII ha explicado que el hallazgo ayudará a comprender cómo los hongos patógenos "sobreviven en nuestro interior y cómo evaden el sistema inmunológico".

Pero además, hasta ahora, la única manera de estudiar estas células en la biología del patógeno era infectar animales, una práctica con implicaciones y limitaciones económicas y bioéticas.

"Uno de los retos a los que nos enfrentamos los investigadores es entender los procesos patológicos y las enfermedades en el paciente pero para eso hay que reproducir en el laboratorio las condiciones y situación de las personas afectadas", detalla.

MENOS ANIMALES EN LOS LABORATORIOS

Por eso, en el campo de las enfermedades infecciosas siempre se han utilizado animales para la experimentación, cuyo uso debe estar "muy justificado", subraya. El trabajo ayudará a reducir considerablemente en número de animales usados en los laboratorios.

Pero el estudio tiene otra ventaja importante, y es que los investigadores han descubierto que el suero de mamífero es un inductor muy potente del fenómeno del "gigantismo" así como el dióxido de carbono, un gas que se encuentra en concentraciones muy significativas en el pulmón.

Además, usando las nuevas tecnologías de secuenciación masiva, han identificado nuevos genes que regulan este proceso. El trabajo es especial para los autores, ya que mientras se encontraba en proceso de revisión, fallecieron dos profesionales del Centro Nacional de Microbiología muy apreciados por sus compañeros: Teresa Garate Ormaechea y Jose Antonio Melero Fondevila.

Por eso, los autores han incluido en el manuscrito una reseña en la que se les dedica la publicación. "Al fin y al cabo, el Instituto de Salud Carlos III no es más que una institución compuesta por trabajadores y compañeros, y por lo tanto, por personas entre las cuales se establecen lazos de cariño y amistad y a las que echamos de menos cuando nos dejan", concluye el científico.

VOLVER ARRIBA
Uso de Cookies Cerrar

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.