SÁBADO, 23 de febrero 2019, actualizado a las 12:27

SÁB, 23/2/2019 | 12:27

PROFESIONALES

Médicos y veterinarios se alían para extraer un tumor a un caballo

Un médico especalista en otorrinolaringología ha participado en la primera operación veterinaria que utiliza un sistema de guiado por imagen para extraer un tumor sinusal

GALERIA

Médicos y veterinarios se alían para extraer un tumor a un caballo

Un médico especalista en otorrinolaringología ha participado en la primera operación veterinaria que utiliza un sistema de guiado por imagen para extraer un tumor sinusal

Francisco Ramón López - 04-02-2019 - 09:44 H

El Hospital veterinario de la Universidad Davis de California (UC Davis), ha utilizado un sistema pionero en medicina animal, consistente en un sistema de guiado por imagen, para extraer un tumor alojado en la cabeza de Honesto, un caballo luso-árabe de 6 años.

Antes de la intervención, Honesto padecía lo que se denomina como un osteoma sinusal, un tumor benigno que se genera por un crecimiento descontrolado de la masa ósea y tejido blando de los senos nasales —situados bajo los globos oculares— que le estaba generando un lagrimeo constante y bloqueando su cavidad nasal derecha.

Las radiografías y escáneres valoraron el tamaño de la amenaza, y detectaron que el lagrimeo se debía a que la masa tumoral estaba presionando su cavidad ocular. Teniendo en cuenta el tamaño del tumor y su evolución, los veterinarios de la UC Davis advirtieron a la propietaria de Honesto de que su caballo podría perder el ojo o incluso sufrir daños cerebrales.

Para evitarlo, había que realizar una cirugía muy invasiva y delicada, pues el tumor ocupaba los senos más cercanos al cerebro, incluido el frontal. Así, los cirujanos tendrían que realizar una gran incisión para tener acceso al cráneo y  poder desbastar el tumor con taladros y cinceles, todo esto en una zona muy cercana al ojo y al cerebro.

El doctor Larry Galuppo, jefe del departamento de cirugía equina, explicó todos estos riesgos a la dueña de Honesto que comentó la situación a un amigo cercano, el doctor George Domb, un otorrinolaringólogo —médico de la nariz, boca y garganta— especializado en cirugía sinusal que le sugirió una técnica menos invasiva y más segura utilizada en cirugía humana que utiliza la tomografía computerizada.

Finalmente, el doctor Domb accedió a trabajar con Galuppo y operar a su primer caballo, y como el médico había sugerido, realizaron la intervención guiándose en todo momento por una imagen en tiempo real de la zona. De esta forma, los cirujanos contaron con una imagen exacta de la zona para no dañar el cerebro o el globo ocular.

La operación fue un éxito y Honesto se recuperó sin problemas de la anestesia y volvió a casa dos días después de la intervención. “Conseguimos extraer buena parte del tumor y abrir los senos paranasales, por lo que el globo ocular y el cerebro de Honesto ya no deberían seguir recibiendo presión”, explica Galuppo. Una semana después de la operación, el caballo ya no necesitó de los tubos de drenaje alojados en sus senos y tras 14 días se le retiraron los puntos y comenzó a caminar.

Actualmente, los doctores Domb y Galuppo están planteando aplicar otras técnicas utilizadas en medicina humana al sector veterinario. “Tengo otras ideas que creo que podrían ser beneficiosas para el equipo del hospital veterinario de la UC Davis”, manifiesta el otorrinolaringólogo, que asegura que está preparado para volver a colaborar cuando lo necesiten.

  • GALERIA

    Honesto, ya recuperado, posa junto a su propietaria tras un paseo

VOLVER ARRIBA
Uso de Cookies Cerrar

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.