MIÉRCOLES, 21 de octubre 2020, actualizado a las 15:08

MIÉ, 21/10/2020 | 15:08

PROFESIONALES

Un estudio con cáscaras de huevos mejorará la seguridad alimentaria

Un profesor de la Universidad de Granada ha participado en este estudio que podría tener favorables repercusiones en la seguridad alimentaria. Se ha investigado la estructura de la cáscara de huevo para conseguir que sean más robustos y fuertes

Un estudio con cáscaras de huevos mejorará la seguridad alimentaria

Un estudio con cáscaras de huevos mejorará la seguridad alimentaria

Un profesor de la Universidad de Granada ha participado en este estudio que podría tener favorables repercusiones en la seguridad alimentaria. Se ha investigado la estructura de la cáscara de huevo para conseguir que sean más robustos y fuertes

Isabel Gómez - 06-04-2018 - 14:00 H

Un estudio internacional, en el que ha participado un profesor del departamento de Mineralogía y Petrología de la Universidad de Granada, ha conseguido recrear las nanoestructuras de las cáscaras de huevo de una forma similar a la cáscara convencional con proteínas. Esto contribuye a que tenga favorables repercusiones en la seguridad alimentaria de estos productos, según una nota de prensa de la Universidad de Granada.

Los investigadores comentan que aproximadamente el 10% de los huevos de las gallinas se rompen, y con ello el riesgo de poder tener una intoxicación alimentaria por salmonelosis.

Alejandro B. Rodríguez Navarro, profesor de la universidad andaluza, ha participado en esta investigación que ha estado liderada por el profesor Marc McKee de la McGill University de Canadá. El estudio se ha llevado a cabo en la universidad canadiense y se ha hecho eco la revista Science.

Conocer la estructura interna de la cáscara de los huevos puede ayudar a la selección genética de las gallinas. Con esto, se podrían obtener huevos más robustos, difíciles de romper y saludables. No ha sido fácil estudiar la estructura interna de la cáscara porque es muy fácil de romper. Los científicos han usado un sistema de adelgazamiento iónico para estudiar la estructura interna de este material mediante microscópica electrónica.

La cáscara de huevo está formada por materia orgánica e inorgánica de carbonato de calcio. Un descubrimiento importante que ha revelado esta investigación es que la nanoestrucutura está asociada con una proteína llamada osteopontina, que se encuentra tanto en la cáscara de huevo como en los huesos.

También este trabajo ha permitido que se comprenda mejor el desarrollo de los embriones de las gallinas en el interior del huevo. Este es un proceso que se ha ido optimizando con preciosos quirúrgica gracias a su evolución durante millones de años de existencia de las aves, explica la nota de la universidad.

Otro aspecto que se ha investigado es el de los huevos en el proceso de incubación. Cuando la gallina pone el huevo y lo incuba, la cáscara del huevo es muy resistente para que no se rompa. Con el proceso de incubación, la cáscara se va debilitando para que el pollito pueda romperla y salir. Durante este proceso, el pollito se surte de una disolución del interior de la cáscara del huevo para que pueda formar sus huesos. Los investigadores han determinado que este proceso de debilitación puede llevarse a cabo por los cambios producidos en las nanoestructuras de la cáscara durante el proceso en el que el animal se está formando.

VOLVER ARRIBA
Uso de Cookies Cerrar

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.