VIERNES, 23 de agosto 2019, actualizado a las 12:52

VIE, 23/8/2019 | 12:52

PROFESIONALES

Un ciudadano británico muere tras ser mordido por un gato con rabia

Las autoridades sanitarias de Reino Unido han emitido un comunicado urgente tras la muerte de un ciudadano británico que fue mordido por un gato infectado con el virus de la rabia durante una visita a Marruecos

GALERIA

Un ciudadano británico muere tras ser mordido por un gato con rabia

Las autoridades sanitarias de Reino Unido han emitido un comunicado urgente tras la muerte de un ciudadano británico que fue mordido por un gato infectado con el virus de la rabia durante una visita a Marruecos

Redacción - 12-11-2018 - 14:30 H

El Departamento de Salud Pública de Reino Unido ha lanzado un comunicado ante la muerte de un ciudadano británico que viajó a Marruecos y fue mordido por un gato infectado con el virus de la rabia.

Así, señalan, que aunque no hay riesgo para la salud pública, como medida de precaución, los profesionales sanitarios, familiares y amigos cercanos a la víctima están siendo evaluados, ofreciendoseles la posibilidad de ser vacunados.

La rabia se adquiere a través de la saliva mediante mordiscos o arañazos de animales infectados y no existe evidencia científica de transmisión entre humanos directamente.

El comunicado señala que Reino Unido esta libre de rabia en animales salvajes y domésticos, aunque algunas especies de murciélagos pueden ser portadoras del virus. Asimismo, desde 1902, no se ha dado ningún caso de rabia en humanos desde animales, excepto de murciélagos. En este sentido, un único caso de rabia en humanos transmitido por un murciélago fue reportado en 2002 en Escocia, de un individuo que había recibido numerosas mordidas. Sin embargo, se han dado 5 casos de ciudadanos británicos infectados con rabia que viajaron al extranjero, entre 2000 y 2017.

El comunicado recuerda que la rabia es común en otras partes del mundo, especialmente en Asia y África, y hacen un llamamiento a las personas que vayan a viajar a estos países a evitar el contacto con perros, gatos y otros animales e informarse sobre las necesidades de vacunación del país.

Cualquiera que haya sido mordido, arañado o chupado por un animal en un país con rabia, o que haya tenido contacto directo con murciélagos, debería lavarse la zona de contacto de manera inmediata con abundante agua y jabón y posteriormente, buscar consejo médico sin demora, incluso aunque el individuo en cuestión haya sido vacunado, señala el comunicado.

Y es que el hecho de dar una respuesta inmediata tras la exposición mediante la vacunación preventiva es extremadamente efectivo en este tipo de casos. Por ello, si la exposición ocurre en el extranjero, el viajero deberá buscar consejo medico local y ver a su médico a la vuelta a su país, para que continúe con el seguimiento del tratamiento y este pueda ser completado.

LA RABIA

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), la rabia es una enfermedad vírica infecciosa que acaba siendo mortal en casi todos los casos una vez que han aparecido los síntomas clínicos. En hasta el 99% de los casos humanos, el virus es transmitido por perros domésticos. No obstante, la enfermedad afecta a animales tanto domésticos como salvajes y se propaga a las personas normalmente por la saliva a través de mordeduras o arañazos.

Se trata de una enfermedad presente en todos los continentes excepto en la Antártida, pero más del 95% de las muertes humanas se registran en Asia o en África.

La rabia se puede prevenir administrando una vacuna. La vacunación de los perros es la estrategia más rentable para prevenir la rabia en el ser humano. No solamente se reducirán los fallecimientos atribuibles a la rabia, sino también la necesidad de profilaxis tras la exposición como parte de la atención a los pacientes mordidos por perros.

Cada año se administran vacunas tras una mordedura a más de 15 millones de personas en todo el mundo; de este modo se previenen cientos de miles de muertes anuales por rabia.

SITUACIÓN EN ESPAÑA

En España la rabia se declaró extinguida en 1966, excepto en Ceuta y Melilla, aunque han aparecido distintos focos a lo largo de los años, en Málaga, Granada, Madrid, que han sido controlados gracias a la buena protección en general de la protección canina mediante la vacunación. En los últimos años se siguen detectando casos en Ceuta y Melilla y dada la proximidad de nuestro país con Marruecos, donde es una enfermedad endémica, y al continuo tránsito de ciudadanos que cruzan la península desde el norte de África a Europa, no se debe descuidar la prevención y vigilancia de esta enfermedad.

Los últimos casos, se detectaron este verano, concretamente, dos casos de rabia en murciélagos que mordieron a una joven de 19 años en Huelva capital y a una mujer en Valladolid, aunque ambas no presentaron complicaciones.

A pesar de que España es un país libre de rabia, Juan José Badiola, presidente del Consejo General de Colegios Veterinarios recuerda que estar libre o no de una enfermedad es un estado "transitorio" y hace un llamamiento para aumentar la tasa de vacunación en los perros. "Hay que conseguir vacunar el 70% de la población canina en un país para tener un colchón inmunológico que evite que la enfermedad se propague", señala Badiola.

 

VOLVER ARRIBA
Uso de Cookies Cerrar

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.