MIÉRCOLES, 28 de octubre 2020, actualizado a las 6:56

MIÉ, 28/10/2020 | 6:56

PROFESIONALES

El Brexit, más perjudicial para Reino Unido en seguridad alimentaria

El vicepresidente de la Comisión Europea, Jyrki Katainen, ha explicado que la Unión Europea está preparada en materia de medicamentos y seguridad alimentaria ante la posibilidad de un Brexit sin acuerdo

Jyrki Katinen, vicepresidente de la Comisión Europea.
Jyrki Katinen, vicepresidente de la Comisión Europea.

El Brexit, más perjudicial para Reino Unido en seguridad alimentaria

El vicepresidente de la Comisión Europea, Jyrki Katainen, ha explicado que la Unión Europea está preparada en materia de medicamentos y seguridad alimentaria ante la posibilidad de un Brexit sin acuerdo

Alfonso Neira de Urbina - 05-04-2019 - 15:00 H

Mantener los altos estándares del sistema de medicamentos y de la producción y seguridad alimentaria de la Unión Europea (UE) después de la salida del Reino Unido. Este es el objetivo que se ha marcado Europa, según el último discurso pronunciado por el vicepresidente de la Comisión Europea, Jyrki Tapani Katainen, en el que ha tranquilizado sobre la disruptiva que supone el Brexit para los Estados Miembro, pero sobre todo para las islas británicas.

El exprimer ministro de Finlandia ha explicado que, a tenor del desarrollo de los acontecimientos, es “altamente probable” que la Unión Europea y los británicos, se enfrenten a un Brexit sin acuerdo. Una situación que sería altamente costosa y perjudicial. Eso sí, especialmente para los hijos de Gran Bretaña, ya que a los socios europeos les afectaría en menor medida, aunque notarían las negativas consecuencias.

Por ello, la UE se ha preparado para los diferentes y posibles escenarios, como una salida sin acuerdo. Concretamente, en las áreas de seguridad alimentaria y salud, bajo la responsabilidad de Katainen, los europeos llevan preparándose desde 2017.

“Los requisitos de la UE en estas áreas están diseñados para proteger la salud humana, animal y vegetal, pero también para proteger nuestra economía y reputación, ya que la UE es reconocida por tener uno de los sistemas de producción de alimentos y medicamentos más seguros del mundo”, ha apuntado el vicepresidente.

Katainen ha avisado de que la Comisión es la encargada de supervisar los riesgos para la salud pública de forma continua y conjuntamente con los Estados miembros, por lo que si no hay un acuerdo, la UE no podrá mantener el mismo trato que hasta ahora a Reino Unido, aunque haya sido un socio de pleno derecho hasta “el día anterior”.

El dirigente señala que la situación es muy volátil, que puede cambiar rápidamente, y lamenta que el Reino Unido dejará de ser parte del sistema de cooperación del Mercado Único. Un sistema que asegura que los medicamentos, también los veterinarios, cumplen con unos estándares de seguridad elevados.

El vicepresidente ha detallado que, “aunque algunos quieran hacer como si nada hubiera cambiado”, al Reino Unido ya no le afectarán las normas europeas, que según Katainen buscan proteger a los ciudadanos, y dejará de formar parte del sistema de monitorización, tanto de medicamentos como de alimentos.

El vicepresidente de la Comisión europea ha alertado de que un escenario en el que no hubiese acuerdo sería “muy perturbador”, ya que obligará a adaptarse a que el Reino Unido ya no forme parte de los sistemas europeos de control pero, por otro lado, ha lanzado un mensaje tranquilizador al afirmar que “tendrá consecuencias para los ciudadanos y las empresas, pero sea cual sea el impacto, la Unión Europea está lista”.

SEGURIDAD ALIMENTARIA

“La realidad es que la UE tiene los estándares de seguridad alimentaria más altos del mundo”, ha aplaudido el vipresidente de la Comisión Europea, quien ha señalado que se debe a la libre circulación de animales y alimentos, la cual es posible gracias a un estricto sistema de controles compartidos.

“Cuando el Reino Unido abandone la UE, se enfrentará a un obstáculo que eliminamos hace mucho tiempo: las fronteras”, ha apuntado Katainen.

Las fronteras están delimitadas, según ha explicado el finlandés, para asegurar que los alimentos no supongan un peligro para los ciudadanos, así como para proteger la salud animal y el patrimonio agrícola y ganadero.

El Reino Unido importa más del 73% de los productos agrícolas de la UE y, ahora, los estados miembro están estableciendo puestos de inspección fronterizos. Además, los socios europeos están reclutando personal para las aduanas y ya han contratado más de 2.000 profesionales para los países que se ven más afectados (Francia, Bélgica, Irlanda, Países Bajos, Dinamarca).

VOLVER ARRIBA
Uso de Cookies Cerrar

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.