MIÉRCOLES, 28 de octubre 2020, actualizado a las 7:00

MIÉ, 28/10/2020 | 7:00

PROFESIONALES

El toxoplasma podría causar hasta 335.000 casos de esquizofrenia al año

Un nuevo estudio sugiere que se han subestimado los efectos del parásito zoonósico Toxoplasma gondii y revela que causa un número considerable de trastornos psiquiátricos y de comportamiento

El toxoplasma podría causar hasta 335.000 casos de esquizofrenia al año

El toxoplasma podría causar hasta 335.000 casos de esquizofrenia al año

Un nuevo estudio sugiere que se han subestimado los efectos del parásito zoonósico Toxoplasma gondii y revela que causa un número considerable de trastornos psiquiátricos y de comportamiento

Redacción - 01-10-2020 - 18:17 H

Un estudio del Royal Veterinary College (RVC), publicado en Trends in Parasitology, sugiere que la carga de infección humana de Toxoplasma gondii (T. gondii), una infección parasitaria distribuida a nivel mundial, se ha subestimado en gran medida.

La investigación destaca el considerable número de trastornos psiquiátricos y de comportamiento que puede causar T. gondii, incluidos algunos casos de esquizofrenia, trastorno bipolar, trastorno obsesivo compulsivo y epilepsia.

El parásito zoonósico se encuentra en todos los continentes y se estima que infecta hasta un tercio de la población humana del mundo, a través de sus dos principales rutas de transmisión adquiridas postnatalmente (es decir, infección a cualquier edad después del nacimiento) de comer carne infectada poco cocida o cruda, o de la ingestión de parásitos vertidos en las heces de gatos infectados a través del suelo, la comida o el agua contaminados. La infección da como resultado la formación de quistes de parásitos en el cerebro, los ojos y otros tejidos, que potencialmente duran toda la vida.

Si el parásito se adquiere durante el embarazo, la transmisión al feto puede causar aborto o muerte fetal o, si el bebé llega a término, una variedad de anomalías y problemas de desarrollo (denominados toxoplasmosis congénita).

Asimismo, en el estudio destacan que T. gondii comparte un árbol genealógico con otros parásitos comúnmente conocidos como Apicomplexa, y es más comúnmente conocido por su peligro para las mujeres embarazadas y aquellas con sistemas inmunológicos debilitados.

Sin embargo, el estudio, que incluyó la recopilación y el análisis de datos publicados que examinaron los vínculos entre la infección por T.gondii y los trastornos humanos, destacó que las personas infectadas por T. gondii tienen un mayor riesgo de desarrollar una variedad de afecciones autoinmunes, psiquiátricas y de comportamiento, incluido un mayor riesgo de adicción, intentos de suicidio e incluso accidentes de tráfico.

Al utilizar información sobre la incidencia de diferentes trastornos humanos en todo el mundo, los investigadores estimaron que, a nivel mundial, cada año la infección por T. gondii causa potencialmente entre 150.000 y 335.000 casos de esquizofrenia, entre 2,1 y 10,2 millones de accidentes de tráfico no mortales y entre 0,5 y 2,9 millones de intentos de suicidio no fatales. En comparación, cada año en todo el mundo hay aproximadamente 190.000 casos de toxoplasmosis congénita.

Estos hallazgos destacan el considerable impacto en la salud global que puede causar T. gondii y sugieren que la carga de la toxoplasmosis se ha subestimado considerablemente.

Gregory Milne, autor principal y estudiante de doctorado ha señalado que, “si bien se sospechaba desde la década de 1950 que la infección por T. gondii podría causar enfermedades neurológicas como la esquizofrenia, se ha subestimado".

“Estoy emocionado de compartir nuestro estudio, que confirma que T. gondii representa un problema significativo para la salud humana en todo el mundo y demuestra la gran diversidad de condiciones que pueden resultar de la infección por T. gondii. Mi esperanza es que nuestro artículo estimule la investigación futura en este campo”, ha explicado Milne.

Por su parte, el profesor Fuller Torrey, fundador y ex director del Stanley Medical Research Institute y fundador del Treatment Advocacy Center, ha apuntado que “las consecuencias para la salud pública de las infecciones por T. gondii se han subestimado seriamente. En este artículo, Milne recopila lo que se sabe sobre estas consecuencias, centrándose especialmente en las complicaciones neuropsiquiátricas que pueden seguir a tales infecciones. El documento es una alerta importante sobre la necesidad de realizar más investigaciones”. 

VOLVER ARRIBA
Uso de Cookies Cerrar

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.