DOMINGO, 19 de septiembre 2021, actualizado a las 9:35

DOM, 19/9/2021 | 9:35

PROFESIONALES

La telemedicina veterinaria “puede detectar enfermedades emergentes en áreas remotas”

La Asociación Mundial Veterinaria ha publicado un nuevo posicionamiento sobre la telemedicina veterinaria en el que explica sus ventajas pero advierte que no debería “reemplazar la consulta presencial tradicional”

La Asociación Mundial Veterinaria explica en un nuevo posicionamiento algunos aspectos de la telemedicina veterinaria.
La Asociación Mundial Veterinaria explica en un nuevo posicionamiento algunos aspectos de la telemedicina veterinaria.

La telemedicina veterinaria “puede detectar enfermedades emergentes en áreas remotas”

La Asociación Mundial Veterinaria ha publicado un nuevo posicionamiento sobre la telemedicina veterinaria en el que explica sus ventajas pero advierte que no debería “reemplazar la consulta presencial tradicional”

Redacción - 13-05-2021 - 14:51 H

Telesalud veterinaria es el término general con el que se describe cualquier situación en la que se utilice la tecnología en el intercambio a distancia de información sanitaria veterinaria.

La telemedicina veterinaria, tal y como explican desde la Asociación Mundial Veterinaria (WVA), es una subcategoría de la telesalud veterinaria que implica el uso de tecnología de comunicación digital para llevar a cabo una consulta a distancia para mejorar el estado de salud clínico del paciente. Una categoría que ha avanzado en paralelo con el desarrollo de las tecnologías de comunicación digital.

Por otro lado, el teletriage es la evaluación y gestión segura, a través de la derivación inmediata, o no, —a un veterinario— de pacientes animales a través de la consulta electrónica con sus propietarios.

“La telemedicina puede beneficiar al bienestar de los animales, al reducir los costes y en la facilidad de servicio cuando los propietarios no pueden desplazarse, cuando hay escasez de veterinarios y en zonas remotas”, explican desde la WVA y, por ello, han lanzado un nuevo posicionamiento sobre la telemedicina veterinaria.

Así, la WVA reconoce los avances en la tecnología de las comunicaciones y su impacto en la veterinaria y apunta que, en algunas zonas remotas, no siempre es posible o económico que los veterinarios visiten presencialmente a los animales en cada ocasión.

“La telemedicina no debe sustituir a la consulta presencial tradicional”, explican desde la WVA, pero remarcan que puede utilizarse para mejorar la atención sanitaria y el bienestar de los animales, y puede ser útil en las encuestas epidemiológicas y “para detectar enfermedades emergentes en zonas remotas o cuando el acceso al paciente no es posible o es limitado”.

Asimismo, explican que los veterinarios deben prevenir a sus clientes si la legislación de su país impide prescribir medicamentos en remoto, y deben estar seguros de que están registrados para ejercer la telemedicina veterinaria en su región.

Además, la WVA remarca la importancia de establecer una buena relación entre el veterinario, el cliente y el paciente y, por último, anima a sus asociaciones miembro a desarrollar políticas de telemedicina que sean relevantes para la práctica clínica en sus regiones.

VOLVER ARRIBA
Uso de Cookies Cerrar

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.