MIÉRCOLES, 19 de junio 2024

MIÉ, 19/6/2024

PROFESIONALES

Sitúan a la burocracia y las tareas administrativas como el factor más estresante para los veterinarios

Un estudio ha señalado que la necesidad de realizar tareas que no están relacionadas con la veterinaria está entre los factores que más estresan a estos profesionales

La investigación mostró que la burocracia era el principal factor estresante para los veterinarios.
La investigación mostró que la burocracia era el principal factor estresante para los veterinarios.

Sitúan a la burocracia y las tareas administrativas como el factor más estresante para los veterinarios

Un estudio ha señalado que la necesidad de realizar tareas que no están relacionadas con la veterinaria está entre los factores que más estresan a estos profesionales

Francisco Ramón López - 30-05-2024 - 10:21 H - min.

Aunque el problema de la salud mental entre los veterinarios está bien documentado diferentes estudios, se sabe poco sobre los factores específicos de estrés ocupacional asociados con los problemas de salud mental.

Teniendo esto en cuenta, un grupo de investigadores de distintas instituciones de Austria han llevado a cabo un estudio para evaluar los factores de estrés ocupacional dentro de la profesión veterinaria, con especial énfasis en comparar las expectativas de los estudiantes de veterinaria con las experiencias de los veterinarios en ejercicio y vincular el estrés experimentado con Indicadores de salud mental en veterinarios.

Para ello, se invitó a todos los veterinarios registrados y estudiantes de medicina veterinaria en Austria a participar en una encuesta transversal en línea que incluía preguntas abiertas. En total, participaron en el estudio 430 estudiantes y 440 veterinarios.

El estudio mostró que la burocracia era el principal factor estresante para los veterinarios, seguido del sufrimiento de los animales y la comunicación con los propietarios de los animales. En este sentido, un encuestado escribió que le quedaba poco tiempo para trabajar debido a las regulaciones burocráticas: “El tiempo para el trabajo veterinario real es cada vez más escaso debido a tareas burocráticas innecesarias y no remuneradas que no tienen nada que ver con la medicina veterinaria”.

Eso sí, un análisis más detallado de las posibles asociaciones entre el alcance de los factores estresantes percibidos y los indicadores de salud mental muestra que, “si bien la burocracia es la más molesta, tiene la correlación más pequeña con los indicadores de salud mental”.

“Esto sugiere que otros factores, no directamente relacionados con las cargas administrativas, pueden desempeñar un papel más importante a la hora de contribuir al estrés y al bienestar general de los profesionales veterinarios”, indican.

En este sentido, señalan que lidiar con la burocracia no es una habilidad para la que los veterinarios estén capacitados explícitamente ni pretendan realizar en su práctica diaria. “No es el objetivo principal de su formación veterinaria. Las tareas burocráticas impiden que los veterinarios se concentren en aquello para lo que fueron capacitados, lo que aumenta sus niveles de estrés”, añaden.

En resumen, el sufrimiento de los animales, la burocracia, la comunicación con los propietarios de los animales, el trabajo de horas extras y los turnos de noche y fines de semana fueron calificados como los factores estresantes más gravosos, sin diferenciarse estadísticamente entre sí.

Clasificiación de los factores estresantes para los veterinarios y los estudiantes

LAS PREOCUPACIONES FINANCIERAS, EL FACTOR QUE MÁS AFECTA A LA SALUD MENTAL

Por otro lado, las preocupaciones financieras se encuentran en una posición intermedia, seguidas de la sobrecarga profesional, la eutanasia y la presión pública a través de las redes sociales. La comunicación con superiores y colegas fue calificada como la menos estresante.

Sin embargo, aunque las preocupaciones financieras no figuran entre las principales preocupaciones laborales de los veterinarios austriacos, exhibieron la asociación negativa más fuerte con la salud mental.

“Los resultados del presente estudio subrayan la importancia de la baja remuneración dentro de la profesión veterinaria como el factor más importante asociado con la mala salud mental entre los veterinarios”, destacan.

En cuanto a la relación con los clientes, en la pregunta abierta los veterinarios señalaron que ser accesible las 24 horas o preocupaciones relacionadas con los costes del tratamiento eran algunos de los temas que más les estresaban. Además, revelaron que un equilibrio deficiente entre el trabajo y la vida personal era un factor estresante importante para los veterinarios.

LOS ESTUDIANTES DE VETERINARIA SON MUY CONSCIENTES DEL ESTRÉS DE LA PROFESIÓN

Por otro lado, estudiantes estimaron que casi todos los factores estresantes eran mayores que los realmente experimentados por los veterinarios, con la excepción de la burocracia. “Un hallazgo importante del presente estudio aclara que los aspirantes a veterinarios muestran una notable conciencia del estrés sustancial asociado con la profesión que desean”, explican.

“Sorprendentemente, sus percepciones superan consistentemente los niveles de estrés experimentados en todos los ámbitos, excepto en los factores estresantes administrativos”, indican.

En general, los autores consideran que los resultados sugieren que la mala salud mental de los veterinarios austriacos se asocia principalmente con la percepción de preocupaciones financieras, la comunicación con los clientes y una alta carga de trabajo”, apuntan.

Además, sostienen que las comparaciones entre los datos de los estudiantes de veterinaria y los veterinarios en ejercicio sugieren que los organismos profesionales y las universidades veterinarias pueden desempeñar “un papel vital en la concienciación entre los estudiantes y los veterinarios sobre la importancia de la salud mental y el bienestar general”.

“También podría resultar beneficioso implementar medidas para limitar las horas de trabajo excesivas y los turnos de noche. Teniendo en cuenta los importantes niveles de estrés inherentes a la profesión veterinaria y el impacto evidente de las presiones financieras, recomendamos que los veterinarios consideren buscar orientación para desarrollar una estrategia de manejo del estrés destinada a mejorar sus habilidades para afrontar el estrés y considerar consultas con expertos en salud mental y planificación financiera”, concluyen.

RECURSOS PARA REDUCIR LA CARGA DE TRABAJO DE LAS TAREAS ADMINISTRATIVAS

Como se desprende de este estudio, la burocracia y las tareas administrativas son un factor estresante para los veterinarios, que consideran que les impide realizar el verdadero trabajo por el que han elegido su profesión, atender a los animales. A esto se suman otros factores, como la alta carga de trabajo, que terminan por generar una sensación de falta de tiempo entre los veterinarios.

Una opción para hacer frente a estos retos es el uso de herramientas digitales y la automatización de procesos en los centros veterinarios, que pueden ayudar a mejorar esta situación, permitiendo a estos profesionales que puedan dedicarse a sus tareas sanitarias, delegando lo máximo posible la gestión en su programa.

En este sentido, los veterinarios disponen actualmente de herramientas como el software de gestión de clínicas veterinarias Provet Cloud, que cuenta con todas las herramientas necesarias, con funcionalidades que automatizan tareas diarias, como recordatorios automáticos, presupuestos o facturación.

VOLVER ARRIBA