MIÉRCOLES, 21 de octubre 2020, actualizado a las 14:25

MIÉ, 21/10/2020 | 14:25

PROFESIONALES

7 medidas para combatir la resistencia a los antibióticos en veterinaria

La Asociación Británica de Veterinarios lanza un folleto en el que sintetiza protocolos a tener en cuenta para luchar contra las resistencias antimicrobianas

7 medidas para combatir la resistencia a los antibióticos en veterinaria

7 medidas para combatir la resistencia a los antibióticos en veterinaria

La Asociación Británica de Veterinarios lanza un folleto en el que sintetiza protocolos a tener en cuenta para luchar contra las resistencias antimicrobianas

Francisco Ramón López - 24-01-2019 - 12:10 H

Con ocasión del plan 2040 que el Gobierno de Reino Unido  ha publicado este 24 de enero para luchar a largo plazo contra las resistencias antimicrobianas (AMR, por sus siglas en inglés), la Asociación Británica de Veterinarios (BVA) ha lanzado un plan para reducir el riesgo de aumentar la resistencia de las bacterias sin comprometer la salud de los animales y las personas.

Así, en el folleto, además de recomendar que los antibióticos más peligrosos, como los fluoroquinolones, las cefalosporina de 3º y 4º generación y la colistina, se reserven para los casos más extremos y no se utilicen en grupos ni sin receta, expone de forma sintética siete medidas para abordar este problema.

La primera es concienciar a los dueños y ganaderos para que vigilen más de cerca la salud de sus animales, realizando chequeos regulares para evitar que se tenga que terminar recurriendo al uso de antibióticos. La BVA también aconseja en este punto que se utilicen medicamentos para calmar los síntomas y que se aísle a los animales infectados siempre que sea posible.

La segunda medida propuesta aboga por evitar el uso inapropiado de antibióticos en los casos no necesarios como las enfermedades víricas leves o informar a los clientes sobre la correcta administración y almacenaje de este tipo de medicamentos. Eso sí, la asociación recuerda que aplicar menos dosis de la necesaria también se considera un uso inapropiado.

En el tercer punto, la BVA insta a los veterinarios a que identifiquen correctamente las infecciones para elegir el antibiótico más adecuado para combatir el organismo implicado, primando los antibióticos de espectro reducido siempre que sea posible.

Monitorizar la evolución del tratamiento antibiótico para modificarlo de ser preciso es el cuarto consejo del plan, que recomienda que se estudien y se tengan en cuenta los patrones de crecimiento bacteriano y de sensibilidad del organismo.

En cuanto a la quinta medida, la asociación de veterinarios pide a los profesionales que minimicen el uso, desarrollando protocolos basados en la reducción de morbilidad y mortalidad y los costes riesgo/beneficio.

En relación con el punto anterior, la BVA aconseja que se lleve a cabo un registro del uso de antibióticos y su resultado, especialmente en las ocasiones en las que se hayan aplicado sin seguir los protocolos, justificando las razones.

Por último, instan a los profesionales británicos a que notifiquen a la Dirección de Medicamentos Veterinarios (VMD) de los fracasos en los tratamientos con antibióticos, pues podrían ser los primeros síntomas de resistencia.

EL PLAN DE REINO UNIDO

El plan de lucha contra la resistencia a los antibióticos presentado por el Gobierno británico se ha puesto como meta reducir en un 10% el número de infecciones resistentes a los antibióticos en el año 2025.

Para conseguirlo, utilizarán un enfoque multisectorial en el que, además de las empresas farmaceúticas y el Servicio Nacional de Salud (NHS), implicarán el sector veterinario ganadero, que tendrá que reducir el uso de antibióticos en animales un 25% entre 2016 y 2020, objetivo que se actualizará en 2021.

La revista independiente sobre resistencia antimicrobiana AMR Review estima que, de no tomar acciones, en 2050 10 millones de personas morirán al año en todo el mundo por infecciones resistentes a los antibióticos. Además, operaciones comunes como cesáreas o transplantes  de cadera tendrán que dejar de realizarse por el riesgo que conllevarían.

Desde 2014, Reino Unido ha reducido un 7% el uso de antibióticos y las ventas de estos medicamentos en la industria cárnica ha caído un 40%, sin embargo, lamentan que el número de infecciones sanguíneas resistentes han crecido un 35% entre 2013 y 2017.

VOLVER ARRIBA
Uso de Cookies Cerrar

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.