VIERNES, 14 de junio 2024

VIE, 14/6/2024

PROFESIONALES

El Servicio de Información Toxicológica de España recibió 1.983 consultas veterinarias en 2022

El Instituto Nacional de Toxicología y Ciencias Forenses ha publicado su informe en el que clasifica las consultas telefónicas recibidas en 2022

Fachada del Instituto Nacional de Toxicología.
Fachada del Instituto Nacional de Toxicología.

El Servicio de Información Toxicológica de España recibió 1.983 consultas veterinarias en 2022

El Instituto Nacional de Toxicología y Ciencias Forenses ha publicado su informe en el que clasifica las consultas telefónicas recibidas en 2022

Francisco Ramón López - 24-08-2023 - 11:28 H - min.

El Servicio de Información Toxicológica (SIT) del Instituto Nacional de Toxicología y Ciencias Forenses (INTCF) ha publicado su memoria de 2022, en la que informa de todas las consultas que ha tenido que atender, entre las que se incluyen las relacionadas con el sector veterinario y los animales.

Así, durante el año 2022 el SIT ha atendido un total de 79.450 consultas telefónicas, de las que el 78,9% fueron relativas a humanos, 9,2% fueron informativas y 2,5% fueron clasificadas como veterinarias. Esto significa que, de esas casi 80.000 consultas, 1.983 fueron sobre casos relacionados con las intoxicaciones producidas en animales.

Dentro de estas intoxicaciones, las causadas por medicamentos son remitidas quincenalmente al Departamento de Veterinaria de la Agencia Española del Medicamento y Productos Sanitarios (Aemps), en virtud del acuerdo de colaboración convenido y mediante fichas donde se incluyen el tipo de producto causante de la intoxicación, el animal intoxicado y los síntomas que relata el solicitante de información.

Mayoritariamente los biocidas (38,1%), seguidos por los medicamentos (25,8%), son las causas de intoxicación más comunes. “Los biocidas son sustancias o asociaciones de principios activos que se utilizan para repeler o eliminar organismos o microorganismos nocivos para los seres vivos, entre los que destacan desinfectantes o plaguicidas, entre otros. El empleo de estos productos en el ámbito agrícola y doméstico de manera habitual justifica la alta incidencia de intoxicaciones en animales”, explican.

Las clínicas veterinarias son las solicitantes en más de la tercera parte de estas consultas (41,7%), siendo los usuarios particulares (56,7%) quienes mayoritariamente consultan al respecto de accidentes en animales.

La franja horaria predominante en las consultas por intoxicaciones en animales se da en horario matutino, a diferencia de las consultas por intoxicaciones en humanos, donde hay una marcada incidencia en las consultas efectuadas en horario de tarde.

INTENTOS DE SUICIDIO CON MEDICAMENTOS VETERINARIOS EN ESPAÑA

Según el informe, los medicamentos son el tipo de producto predominante en las intoxicaciones en humanos registradas (54,3%), seguido de productos de limpieza (20,6%), productos del hogar (6,8%), cosméticos (6,2%), productos industriales (3,6%) y biocidas (3,2%).

Según el tipo de medicamento, la mayor parte fueron aquellos que afectan al sistema nervioso (38,1%), seguidos de aparato respiratorio (11,6%). En este sentido, solamente el 0,9% de los casos registrados de intoxicación por medicamentos fueron con aquellos de uso veterinario.

Además, el informe diferencia las intoxicaciones, señalando cuales son de etiología voluntaria. Estas corresponden a 8.426 casos y representaron en el año 2022 un 13,4% del total, lo que supone un incremento respecto a años anteriores.

De estas intoxicaciones, el 83% fueron por autolisis o intento suicida, con 6.997 consultas registradas. En las intoxicaciones con fines autolíticos, el tipo de producto predominante es el grupo de medicamentos (86,39%), muy superior a otros tipos, como productos de limpieza o drogas de abuso.

En este caso, destacan muy especialmente los medicamentos que actúan sobre el sistema nervioso central en el 81,82% de las consultas. Entre los medicamentos de este grupo se pueden incluir ansiolíticos, antidepresivos, analgésicos o antipsicóticos.

Según el informe, los medicamentos de uso veterinario no son ampliamente utilizados con fines autolíticos, pues de todos los tipos de fármacos registrados solo el 0,07% eran productos destinados a animales.

VOLVER ARRIBA