MARTES, 17 de mayo 2022, actualizado a las 16:15

MAR, 17/5/2022 | 16:15

PROFESIONALES

La seroprevalencia a gusano del corazón en gatos de España es del 9,4%

Los investigadores veterinarios advierten que se detectó presencia de Dirofilaria immitis en gatos de interior, y solo el 5,8% de los animales del estudio recibían tratamiento profiláctico regular

Los investigadores y veterinarios españoles Elena Carrretón y José Alberto Montoya han participado en el estudio.
Los investigadores y veterinarios españoles Elena Carrretón y José Alberto Montoya han participado en el estudio.

La seroprevalencia a gusano del corazón en gatos de España es del 9,4%

Los investigadores veterinarios advierten que se detectó presencia de Dirofilaria immitis en gatos de interior, y solo el 5,8% de los animales del estudio recibían tratamiento profiláctico regular

Redacción - 21-04-2022 - 11:05 H - min.

La dirofilariosis felina es una enfermedad zoonósica transmitida por vectores causada por el parásito Dirofilaria immitis, también conocido como gusano del corazón. Es una enfermedad presente en buena parte del planeta que está en continua expansión.

España es considerado un país endémico; sin embargo, aunque hay muchos estudios publicados en perros, el gusano del corazón felino ha sido poco estudiado en este país. Por ello, un equipo de investigadores de la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria y de la Universidad de Salamanca han llevado a cabo un estudio para conocer su prevalencia.

Así, el objetivo era analizar la exposición a D. immitis en toda España para completar el mapa epidemiológico en la especie felina. Para ello, se analizaron 6.588 muestras de suero felino para detectar la presencia de antígenos de D. immitis y anticuerpos contra D. immitis y Wolbachia.

Los resultados se analizaron según sexo, edad, raza, hábitat, procedencia (gatos en propiedad o de refugio), presencia de signos clínicos, uso de medios preventivos, ubicación y climatología.

Los resultados mostraron una prevalencia de 0,5% y una seroprevalencia de 9,4%. Las mayores seroprevalencias de anticuerpos se comunicaron en Canarias y Baleares (19,2% y 16%, respectivamente), así como en las comunidades autónomas situadas en la costa mediterránea (9,2-11,2%).

Se encontraron gatos seropositivos tanto en gatos de interior como de exterior, ya partir de los 6 meses de edad. Además, solo el 5,8% de los gatos recibieron tratamiento profiláctico regular.

Finalmente, en el estudio concluyen que “los resultados muestran que la dirofilariasis felina se encuentra ampliamente distribuida en todo el territorio nacional y corroboran que, donde hay perros infectados, hay gatos expuestos al parásito. Es necesario implementar medidas eficaces de sensibilización y profilaxis para controlar la incidencia y expansión de la dirofilariosis felina en España”.

‘ONE HEALTH’ Y CONTROL DE PARÁSITOS EN GATOS

Respecto a la concienciación, Alberto Montoya, catedrático de Medicina y Cirugía Animal del Departamento de Patología Animal de la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria y uno de los autores del estudio, ya advertió en unas jornadas sobre parásitos y medicina felina, que contaron con la colaboración de MSD Animal Health, que “todos dependemos de todos”, en alusión a la relación entre humanos y animales.

En este sentido, el catedrático defendió que “no vivimos aislados por especies” y por lo tanto hay que sensibilizar a las familias y a la sociedad del concepto ‘One Health’. De hecho, Montoya se refirió en su intervención específicamente a la dirofilariosis, una enfermedad poco conocida y mortal para los gatos.

“La vía de transmisión es un mosquito que pica a un perro o gato con Dirofilaria y la transmite a otro animal o persona. Obviamente, no podemos evitar que los mosquitos piquen, pero sí que los animales la tengan. Si nuestras mascotas están correctamente tratadas, por mucho que les piquen, los mosquitos no transmitirán nada”, explicó.

Además, el catedrático aprovechó la ocasión para desmontar el mito de que los gatos domésticos no necesitan ir al veterinario ya que no salen de casa. “No es necesario que el gato salga de casa para que los vectores le ataquen. Pulgas, garrapatas y mosquitos encontrarán al gato allí donde esté. Todos tenemos terrazas, ventanas, plantas, y esa es su vía de acceso al felino. Pueden ocurrir dos cosas, nada o una enfermedad, dependiendo de si nuestro gato está controlado y tratado o no”, recordó.

VOLVER ARRIBA