MARTES, 28 de septiembre 2021, actualizado a las 14:35

MAR, 28/9/2021 | 14:35

PROFESIONALES

Sanidad reforzará la vigilancia del linaje 2 del virus del Nilo en Cataluña

El Ministerio de Sanidad señala que tras confirmarse otro año más la presencia del linaje 2 del virus del Nilo Occidental en España es necesario reforzar la vigilancia para valorar su impacto

Carolina Darias, ministra de Sanidad.
Carolina Darias, ministra de Sanidad.

Sanidad reforzará la vigilancia del linaje 2 del virus del Nilo en Cataluña

El Ministerio de Sanidad señala que tras confirmarse otro año más la presencia del linaje 2 del virus del Nilo Occidental en España es necesario reforzar la vigilancia para valorar su impacto

Redacción - 02-09-2021 - 15:28 H

Tras los últimos focos de fiebre del Nilo Occidental el Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias (CCAES) del Ministerio de Sanidad ha realizado una nueva evaluación rápida del riesgo para la enfermedad este 2021.

En total señalan que este año ya se han notificado los tres primeros casos humanos de la temporada en Sevilla, la misma zona donde se detectaron el mayor número de casos la temporada 2020. Además, indican que desde el inicio de la temporada 2021 se han declarado cuatro focos equinos. Hay que destacar en este punto que, aunque Sanidad no lo incluye, ya son 5, pues se ha declarado otro más en Huelva este 1 de septiembre.

Desde el Ministerio recuerdan que en España, se conoce la circulación del virus del Nilo occidental (VNO) desde hace dos décadas y se realiza vigilancia en animales desde 2001 y en humanos desde 2007.

Además, explican que hasta 2019 sólo se habían detectado 6 casos esporádicos en humanos, pero en 2020 hubo una auténtica explosión de casos: un total de 77 (56 Sevilla, 15 Cádiz, 6 Badajoz), de los que el 97% presentaron cuadro de meningoencefalitis y 8 de ellos fallecieron.

En las zonas más afectadas se intensificaron las medidas de salud pública, incluyendo las actividades de vigilancia de mosquitos y control vectorial.  Respecto a los animales, apuntan que en 2020 hubo 139 brotes en équidos, la mayor parte en Andalucía. Además, se confirmaron 12 aves positivas.

Hasta ahora casi todos los virus detectados en casos humanos o equinos han sido del linaje 1, aunque, de nuevo, en 2020 se confirmó la presencia del linaje 2 en azores muertos en la provincia de Lleida lo que confirmaría la presencia del mismo en Cataluña (la primera vez que se detectó el linaje fue en 2017). Además indican que la detección de VNO linaje 2 en 2021 de mosquitos Culex junto a un centro de hípica en la localidad de Riudoms, en Tarragona, ratifica las observaciones previas.

Sobre este asunto, señalan que la circulación en España del VNO linaje 2, tras la detección en Lleida y Tarragona, pone de manifiesto el riesgo de que en esas mismas zonas se detecten casos humanos asociados. Eso sí, explican que esta variante es mayoritaria en los casos humanos detectados en Europa, y en principio no se asocia a una mayor transmisibilidad ni virulencia.

No obstante, en su valoración del riesgo adelantan que tendrán muy en cuenta la presencia del linaje 2 a España. “La presencia de virus del Nilo Occidental (VNO) de linaje 2, en principio, no incrementa el riesgo respecto al linaje 1, aunque es importante reforzar la vigilancia para poder valorar correctamente el impacto”, afirman.

Mapa con los focos de fiebre del Nilo Occidental en animales y humanos en 2021

RIESGO MEDIO EN LAS ZONAS AFECTADAS Y BAJO EN EL RESTO DE ESPAÑA

Teniendo todo esto en cuenta, en el informe se asegura que el riesgo en conjunto, teniendo en cuenta la probabilidad de transmisión y el impacto de la enfermedad, es moderado en las zonas donde en esta temporada o en las previas se han detectado focos equinos, aves o mosquitos infectados y/o casos humanos.

Especialmente en las áreas afectadas por el brote en la temporada anterior, donde hay una amplia densidad del vector, se han puesto en marcha medidas de salud pública dirigidas al control vectorial, “se espera que el número de casos humanos esta temporada será menor que la temporada anterior”.

“En el resto del territorio español donde el virus aún no se ha detectado, el riesgo se considera que es menor, aunque no se descarta la extensión de la circulación a nuevas áreas. Este riesgo se mantiene durante la temporada de actividad del vector, desde abril a noviembre, siendo mayor durante el verano y principios del otoño. Entre los meses de diciembre y marzo, el riesgo es muy bajo”, añaden.

‘ONE HEALTH’ FRENTE AL VIRUS DEL NILO OCCIDENTAL

Por otro lado, como en el resto de informes, dan algunas pautas para enfrentarse al virus del Nilo Occidental, haciendo hincapié en el enfoque ‘One Health’ y en el trabajo multidisciplinar. “El abordaje de un evento de importancia para la salud pública, requiere la realización de actuaciones coordinadas a nivel multisectorial, que impliquen tanto a los responsables de salud humana, como animal y medioambiente”, aseguran.

En este sentido, vuelven a recomendar en el documento que se lleve a cabo “un plan nacional conjunto desde la salud humana y animal para asegurar una acción integral y multisectorial basada en el concepto ‘One Health’”.

En la misma línea, llaman a reforzar las actividades de vigilancia pasiva y activa del virus del Nilo occidental en caballos y aves, identificando las áreas o hábitats con abundante presencia de vectores competentes para así reforzar la vigilancia entomológica y ambiental del mosquito Culex en las zonas consideradas.

VOLVER ARRIBA
Uso de Cookies Cerrar

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.