LUNES, 4 de marzo 2024

LUN, 4/3/2024

PROFESIONALES

Sanidad recuerda la importancia de no permitir que los cadáveres de animales eutanasiados sean accesibles a animales silvestres y domésticos

La Aemps recuerda el riesgo para la fauna silvestre y los animales domésticos de intoxicación secundaria y posible muerte por la exposición a medicamentos veterinarios que contienen pentobarbital sódico

María Jesús Lamas, directora de la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios.
María Jesús Lamas, directora de la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios.

Sanidad recuerda la importancia de no permitir que los cadáveres de animales eutanasiados sean accesibles a animales silvestres y domésticos

La Aemps recuerda el riesgo para la fauna silvestre y los animales domésticos de intoxicación secundaria y posible muerte por la exposición a medicamentos veterinarios que contienen pentobarbital sódico

Redacción - 11-12-2023 - 16:41 H - min.

La Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (Aemps) ha recordado la importancia de no permitir que los cadáveres de los animales sometidos a eutanasia sean accesibles a la fauna silvestre ni a los animales domésticos, tal y como establece la legislación vigente, debido al riesgo de intoxicación secundaria y posible muerte por la exposición a medicamentos veterinarios que contienen pentobarbital sódico.

Así lo han acordado los Estados miembro en la última reunión del Grupo de Trabajo de Farmacovigilancia Veterinaria de la Agencia Europea del Medicamento (EMA), donde participa la Aemps.

El pentobarbital sódico, indicado para uso en animales de producción y/o de compañía, está presente en algunos medicamentos veterinarios autorizados utilizados para la eutanasia de animales en la Unión Europea.

El resumen de las características del producto (RCP) de estos medicamentos advierte de que debe garantizarse que los cadáveres de los animales tratados con este medicamento veterinario y sus subproductos no entren en la cadena alimentaria y no se usen para el consumo humano o animal.

Por ello, la Aemps recuerda a los profesionales veterinarios, responsables de los animales sometidos a eutanasia y al público en general, la importancia de una adecuada gestión de los cadáveres.

Además, insta a asociaciones veterinarias, instituciones involucradas en la protección de la fauna silvestre y a los expertos ambientales a informar cuanto antes a la Aemps, a través de NotificaVET, o al titular de la autorización de comercialización del medicamento en cuestión (si se conoce) de cualquier acontecimiento adverso observado en la fauna silvestre o en los animales domésticos.

CASOS NOTIFICADOS

En mayo de 2023 se notificó a la Aemps un acontecimiento adverso ocurrido en el norte de España. El caso está referido a una publicación en la que se describe el caso de un quebrantahuesos (Gypaetus barbatus) que fue encontrado muerto con lesiones externas causadas por electrocución.

La necropsia, los análisis moleculares y toxicológicos realizados por los autores revelaron la presencia de pentobarbital en el contenido gástrico e hígado del ave, siendo negativo a otros tóxicos, medicamentos, virus y endoparásitos. La hipótesis de los autores es que el pentobarbital sódico pudo alterar el equilibrio y los reflejos del ave, lo que provocó que entrara en contacto con cables eléctricos y muriera.

Por otra parte, en un estudio reciente realizado en España se observó que el 3,4% de animales salvajes y domésticos intoxicados confirmados tenían residuos de barbitúricos en distintos tejidos, siendo el pentobarbital el barbitúrico detectado con mayor frecuencia (93,3%).

Asimismo, se han detectado algunos casos de exposición al pentobarbital en aves silvestres en Alemania y Francia.

Con anterioridad a estos casos, publicaron un caso de intoxicación secundaria por pentobarbital en perros. Los animales se vieron expuestos al fármaco tras ingerir restos de un caballo eutanasiado con pentobarbital dos años antes.

VOLVER ARRIBA