MARTES, 23 de julio 2024

MAR, 23/7/2024

PROFESIONALES

Sanidad insiste en el bajo riesgo de gripe aviar en España tras los casos en trabajadores de granjas lecheras de Estados Unidos

Un informe del Ministerio de Sanidad mantiene el riesgo de la gripe H5N1 para la población española como muy bajo, pues el genotipo identificado en ganado bovino y en humanos de Estados Unidos no se ha detectado en Europa

Mónica García, ministra de Sanidad.
Mónica García, ministra de Sanidad.

Sanidad insiste en el bajo riesgo de gripe aviar en España tras los casos en trabajadores de granjas lecheras de Estados Unidos

Un informe del Ministerio de Sanidad mantiene el riesgo de la gripe H5N1 para la población española como muy bajo, pues el genotipo identificado en ganado bovino y en humanos de Estados Unidos no se ha detectado en Europa

Francisco Ramón López - 12-06-2024 - 08:45 H - min.

Desde 2022 y hasta principios de 2024, en Europa y en América se habían notificado numerosos focos en aves de influenza aviar de alta patogenicidad (IAAP) A(H5N1) del clado 2.3.4.4b, acompañado de un aumento de los focos en numerosas especies de mamíferos no humanos, entre ellos zorros, visones, perros, perros mapaches, gatos y mamíferos marinos, sin que hasta entonces se hubiese producido ninguna transmisión del virus A(H5N1) desde estos mamíferos a humanos.

Desde finales de marzo de 2024, las autoridades de Estados Unidos (EEUU) han notificado la detección del virus IAAP A(H5N1) en 86 rebaños de vacas lecheras de diez estados: Texas, Nuevo México, Michigan, Kansas, Idaho, Ohio, Carolina del Norte, Dakota del Sur, Colorado y Wyoming.

En este contexto, el 1 de abril de 2024, se notificó el primer caso de gripe aviar A(H5N1) en Texas en un trabajador expuesto a vacas lecheras presuntamente infectadas por el virus. El caso presentó conjuntivitis como único síntoma y actualmente está recuperado.

El 22 de mayo, se comunicó un segundo caso en Michigan, en un trabajador de una granja afectada que también presentó únicamente síntomas oculares. El 30 mayo se notificó un tercer caso también en Michigan, en otro trabajador de otra granja afectada que sí presentó síntomas respiratorios que incluían tos sin fiebre y molestias oculares con secreción acuosa.

Ante esta situación, el Ministerio de Sanidad ha publicado un informe del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias (CCAES) en el que analiza los casos humanos registrados y el riesgo para la población española, manteniendo su calificación como de riesgo muy bajo.

Hasta la fecha, no ha habido informes de infección por A(H5N1) en ganado bovino en la Unión Europea ni en el Espacio Económico Europeo (EU/EEE). Además, dentro del clado 2.3.4.4b, el genotipo B3.13 identificado en EE.UU. en ganado bovino y en humanos no se ha detectado hasta el momento en Europa.

A nivel mundial, desde el inicio de la temporada 2021-2022 hasta mayo de 2024, se han comunicado 29 detecciones confirmadas de IAAP A(H5N1) en humanos (5 informadas como contaminación ambiental en trabajadores expuestos), incluyendo ocho fallecidos. Desde 2020 y hasta el momento, no se han confirmado casos de infección humana en la Unión Europea ni en España.

LA PRIMERA VEZ QUE EL VIRUS DE LA GRIPE AVIAR H5N1 SE TRANSMITE DE MAMÍFEROS AL SER HUMANO

Es la primera vez que se detecta virus de gripe aviar A (H5N1) en ganado bovino y es también la primera vez que este virus se transmite desde mamíferos al ser humano, aunque otros subtipos de virus de influenza aviar si han producido infecciones en humanos tras la exposición a mamíferos infectados. “Los últimos eventos detectados en EE.UU. no modifican la valoración del riesgo”, defienden.

Los casos en humanos pueden llegar a ser graves, pero son inusuales debido a que la transmisión de las aves o mamíferos infectados al ser humano es muy poco frecuente y la transmisión entre personas es extremadamente infrecuente.

Por ello, el riesgo para la población general se considera muy bajo. El riesgo se considera bajo en los trabajadores con exposición ocupacional a animales enfermos, o convivientes con animales domésticos afectados.

"Es necesario mantener la vigilancia y las medidas de salud pública aplicadas hasta el momento, así como reforzar el diagnóstico precoz de posibles casos humanos en el entorno asistencial e investigar posibles nuevas rutas de transmisión", concluyen.

VOLVER ARRIBA