SÁBADO, 15 de junio 2024

SÁB, 15/6/2024

PROFESIONALES

Sanidad advierte de que la circulación del virus del Nilo Occidental en España en 2023 fue más amplia que en años anteriores

El Ministerio de Sanidad ha publicado un informe de evaluación de riesgo de meningoencefalitis por virus del Nilo Occidental en España en el que destaca su detección en animales y personas de nuevas áreas geográficas

Mónica García, ministra de Sanidad.
Mónica García, ministra de Sanidad.

Sanidad advierte de que la circulación del virus del Nilo Occidental en España en 2023 fue más amplia que en años anteriores

El Ministerio de Sanidad ha publicado un informe de evaluación de riesgo de meningoencefalitis por virus del Nilo Occidental en España en el que destaca su detección en animales y personas de nuevas áreas geográficas

Jorge Jiménez - 18-01-2024 - 15:28 H - min.

Este jueves 18 de enero, el Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias (CCAES) del Ministerio de Sanidad ha publicado un nuevo informe de evaluación de riesgo de meningoencefalitis por virus del Nilo occidental (VNO) en España, relativo al pasado año 2023.

En este sentido, desde el CCAES explican que la aparición de nuevas áreas afectadas, así como la introducción de los cribados en donantes de sangre, justifican la realización de este resumen de la temporada 2023 y una nueva evaluación de riesgo.

De esta manera, en el documento explican que durante la temporada 2023 se registraron 20 casos de fiebre del Nilo Occidental (FNO), 19 de ellos autóctonos (16 confirmados y 3 probables); de ellos 8 casos por primera vez en las provincias de Cáceres (4), Huelva, Valencia, Barcelona y Toledo.

De todos los casos, 13 presentaron clínica neurológica grave y 3 de ellos fallecieron. Cinco de los casos se detectaron mediante cribados de sangre en donantes asintomáticos o con síntomas muy leves. Además, se detectó un caso adicional importado en una persona procedente de Marruecos.

Por otro lado, en animales se han notificado 38 focos en équidos en las provincias de Badajoz, Barcelona, Cádiz, Córdoba, Huelva, Málaga, Sevilla, Tarragona y Valencia y 19 aves infectadas en las provincias de Badajoz, Barcelona, Cáceres, Córdoba, Jaén, Lleida, Salamanca, Sevilla, Tarragona y Toledo.

“En temporadas previas en las provincias de Cáceres, Huelva, Barcelona y Valencia se detectaron focos en équidos, sin que hasta el momento se hubieran identificado casos humanos, y durante la temporada 2023 se detectaron focos en aves en la provincia de Toledo por primera vez, además del primer caso humano autóctono”, apuntan.

Asimismo, señalan que en la provincia de Barcelona se registraron focos equinos en 2018 y en la Comunidad Valenciana en 2020 y 2022. “Estas detecciones en animales y personas en nuevas áreas geográficas indica probablemente que la extensión geográfica de la circulación del virus sea más amplia que en temporadas previas”, advierten desde Sanidad.

Además, en 2023 se identificaron cinco casos positivos para VNO durante el cribado entre donantes de sangre, todos ellos con exposición en Extremadura. El incremento de casos respecto a otras temporadas (excepto el brote de 2020) en parte puede explicarse por estos cribados.

Escenarios de riesgo por provincias según el Plan Nacional de Prevención, Vigilancia y Control de Enfermedades transmitidas por Vectores

EL RIESGO DE TRASMISIÓN DEL VIRUS DEL NILO OCCIDENTAL EN ESPAÑA PARA LA SIGUIENTE TEMPORADA

Hasta la fecha se han detectado focos animales sin que haya habido casos humanos detectados en LleidaMálagaJaénSalamancaÁvilaCastellón y Ciudad Real. Esta situación se correspondería a un escenario 1 del Plan nacional de Prevención, Vigilancia y control de Enfermedades transmitidas por Vectores.

Según indican desde Sanidad, el riesgo de transmisión del VNO, para la próxima temporada, se considera en España moderado teniendo en cuenta la probabilidad de transmisión y el impacto de la enfermedad, es moderado en las zonas donde en esta temporada o en las previas se han detectado focos equinos, aves o mosquitos infectados y/o casos humanos. Este riesgo se mantendría durante la temporada de actividad del vector (mayo-noviembre).

“Aun cuando la mayoría de los casos son leves, se pueden producir alteraciones neurológicas graves para las que no existe un tratamiento específico, si bien el sistema sanitario está adecuadamente preparado para realizar tratamiento de soporte en estos casos. Por ello se considera que el impacto en la población general sería bajo”, indican.

En otros lugaresdonde no se ha detectado la circulación del virus (escenario 0), el riesgo se considera bajo, según el Ministerio, aunque es previsible que el virus siga circulando y se pueda expandir hacia nuevos territorios.

“Los mosquitos vectores, del género Culex, están ampliamente distribuidos, lo que podría facilitar esta expansión. En los meses de baja actividad del vector durante diciembre a abril, en toda España, el riesgo se considera muy bajo”, conluyen.

VOLVER ARRIBA