SÁBADO, 24 de febrero 2024

SÁB, 24/2/2024

PROFESIONALES

Rotación y retención: La falta de sueldos justos es el principal factor de desgaste en las clínicas veterinarias

La Asociación Americana de Hospitales de Animales analiza los problemas de retención y rotación en el sector veterinario y señala que la falta de una “compensación justa” es el principal factor desencadenante en casi todos los roles de una clínica veterinaria

Si los profesionales veterinarios no pueden ganar un “salario digno” es más probable que cambien a una carrera en la que puedan hacerlo, incluso fuera del sector.
Si los profesionales veterinarios no pueden ganar un “salario digno” es más probable que cambien a una carrera en la que puedan hacerlo, incluso fuera del sector.

Rotación y retención: La falta de sueldos justos es el principal factor de desgaste en las clínicas veterinarias

La Asociación Americana de Hospitales de Animales analiza los problemas de retención y rotación en el sector veterinario y señala que la falta de una “compensación justa” es el principal factor desencadenante en casi todos los roles de una clínica veterinaria

Francisco Ramón López - 19-01-2024 - 13:24 H - min.

La encuesta VetSurvey 2023 de la Federación Europea de Veterinarios (FVE) señalaba que las dificultades para la contratación o la escasez de personal eran el principal reto de la profesión (49%) solo por detrás de tener “demasiado trabajo” (59%). Por otro lado, un 9% hacía referencia a personal descontento.

Esto pone de manifiesto un problema con la búsqueda de personal que también se deja notar en España. En este sentido, una encuesta a 200 gestores de centros veterinarios del país llevada a cabo por Asociación Española de Gestión de Clínicas Veterinarias (Agesvet) de Avepa apuntó a que 3 de cada 4 clínicas veterinarias en España tienen problemas para incorporar personal.

Por otro lado, una encuesta reciente sobre calidad de vida de Avepa, promovida bajo el proyecto Vetbonds, que cuenta con la colaboración de Elanco, indicaba que 2 de cada 10 profesionales piensa en abandonar la profesión. En este sentido, según la VetSurvey, hasta un 25% se lo ha planteado abiertamente.

Hay que tener en cuenta que, según la empresa consultora Gallup, la rotación es cara, y el coste de reemplazar a un empleado individual oscila entre la mitad y el doble del salario anual del empleado, o incluso más. Además, la falta de personal deriva, a su vez en incrementos de carga de trabajo y de estrés, lo que puede llevar al agotamiento, y esa es una vía rápida para alejar aún más a los buenos empleados; en definitiva, un círculo vicioso.

Para abordar este problema, la Asociación Americana de Hospitales de Animales (AAHA) está preparando un documento técnico sobre la retención de empleados, pero antes de su publicación ha desgranado en un artículo algo de su contenido, en el que se dan algunos consejos para reducir la rotación. 

“Algunos de los factores identificados son fuertes impulsores del desgaste, lo que significa que es probable que las personas se vayan cuando no se satisfacen estas necesidades. Algunos factores impactan fuertemente tanto en la retención como en el desgaste. Es decir, cuando estas necesidades no se satisfacen, son una gran razón para irse, pero cuando se hacen bien, inspiran a las personas a quedarse”, explican. 

Por otro lado, otros son impulsores de la retención, lo que significa que las personas que planean permanecer donde están los consideran factores importantes que les hacen querer quedarse.

COMO CREAR UN PLAN PARA MEJORAR LA RETENCIÓN EN LAS CLÍNICAS VETERINARIAS

Aunque en este artículo de adelanto de la AAHA no abundan en estos factores de desgaste o de retención, sí que dan algunos consejos para diseñar un plan para reducir la rotación. El objetivo ideal, apuntan es tratar de conseguir una retención de al menos el 90%, que permite tener una base de trabajadores estable, pero deja suficiente espacio para la rotación necesaria en cualquier empresa. “Por ejemplo, si una clínica de 30 personas tiene una tasa de rotación promedio del 30%, eso significa nueve o diez personas al año”, apuntan.

Otra métrica importante es la satisfacción de los empleados, pues permite conocer las razones de su desgaste. “Permitir que su equipo brinde comentarios, tal vez de forma anónima en una encuesta, puede brindarle una comprensión clara de quién está contento donde está y quién no y, como beneficio adicional, incluso puede darles la oportunidad de decir qué cambios mejorarían la situación o tendrían un mayor impacto en su satisfacción”, apuntan.

En este sentido, instan a analizar los resultados y buscar soluciones si se quiere mejorar. Por ejemplo, señalan que la falta de una compensación justa es el principal factor de desgaste en casi todos los roles de una clínica veterinaria, especialmente para los auxiliares.

Por lo tanto, una opción es buscar un salario más competitivo. Para ello, recomiendan analizar los salarios de la zona. Y es que, apuntan que, si los profesionales veterinarios de la zona no pueden ganar un “salario digno” en la práctica clínica, es más probable que cambien a otro ámbito en el que puedan hacerlo, incluso si es fuera de la veterinaria. 

Desde la AAHA definen un “salario digno” o “compensación justa” en la misma línea que el Instituto Tecnológico de Massachusetts: el salario que requiere un trabajador de tiempo completo para cubrir los costes de las necesidades básicas de su familia en el lugar donde vive.

En general, señalan que reducir la rotación beneficia a toda la clínica porque ser parte de un personal que trabaja en equipo es un factor de retención importante, y no se puede construir un equipo sólido si constantemente se pierden y reemplazan a sus miembros.

Además, cuando los miembros del equipo no se van inesperadamente, es menos probable que se experimente una escasez constante de personal, y eso beneficia no solo al equipo, sino también a los clientes, los pacientes y la empresa.

VOLVER ARRIBA