LUNES, 27 de enero 2020, actualizado a las 6:14

LUN, 27/1/2020 | 6:14

PROFESIONALES

Retiran una aguja de coser del cuello de un perro sin técnica invasiva

Un equipo de veterinarios ha logrado retirar con éxito una aguja de coser de 7 centímetros del cuello de un Yorkshire. El objeto se encontraba perforando la médula espinal y estaba “peligrosamente cerca” de su cerebro

GALERIA
Detalle de la tomografía computarizada en la que se puede apreciar la aguja de coser.

Retiran una aguja de coser del cuello de un perro sin técnica invasiva

Un equipo de veterinarios ha logrado retirar con éxito una aguja de coser de 7 centímetros del cuello de un Yorkshire. El objeto se encontraba perforando la médula espinal y estaba “peligrosamente cerca” de su cerebro

Alfonso Neira de Urbina - 12-02-2019 - 14:02 H

Toby es un yorkshire terrier de 13 años que tenía alojada en el cuello una aguja de coser metálica de 7 centímetros de longitud, un objeto extraño en su cuerpo que le estaba perforando la médula espinal y se encontraba “peligrosamente cercade su cerebro. Un equipo de veterinarios, del Hospital de Pequeños Animales de la Facultad de Estudios Veterinarios de la Real Universidad de Edimburgo, ha conseguido devolverle la salud al lograr retirar la aguja utilizando técnicas no invasivas.

Alexander Jamieson, dueño de Toby, decidió llevar a su mascota a su veterinario debido a que se percató de que el animal estaba sufriendo. Toby mostraba signos de que le dolía el cuello, luchaba por caminar y tenía convulsiones. El veterinario, ante el cuadro que presentaba el yorkshire, sospechó que podría tener un cáncer, por lo que decidió tomarle una radiografía de la cabeza. La imagen por rayos X reveló que Toby tenía una aguja de coser alojada en su cuello, la cual perforaba su médula espinal y estaba ubicada “peligrosamente cerca” de su cerebro. Tras esta primera prueba, el veterinario decidió remitir a Toby al Hospital de Pequeños Animales de la universidad y fue ahí donde los veterinarios decidieron realizar una tomografía computarizada para evaluar cualquier daño importante en la médula espinal.

Finalmente, la cirugía fue un éxito que de hecho ha llevado a Jamieson a afirmar que “sin la ayuda de los expertos de Edimburgo, Toby no estaría hoy aquí”. Durante la intervención, los veterinarios utilizaron un equipo especializado de rayos X para poder ver en tiempo real la ubicación de la aguja. Este enfoque, “innovador” según la institución académica, permitió a los veterinarios retirar la aguja de coser sin que fuese necesaria una operación invasiva.

Una vez que los profesionales completaron la intervención, Toby se ha recuperado bien y ha vuelto a caminar correctamente. Eso sí, aunque los veterinarios sospechan que Toby se la comió o apoyó la cabeza sobre ella, como llegó la aguja de 7 cm al cuello del yorkshire continúa siendo un misterio.

  • GALERIA

    Toby tenía alojada una aguja de 7 cm que le perforaba la médula espinal y estaba "peligrosamente cerca" de su cerebro

  • GALERIA

    Tomografía Computarizada de la aguja de 7cm alojada en el cuello de Toby

VOLVER ARRIBA
Uso de Cookies Cerrar

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.