SÁBADO, 17 de agosto 2019, actualizado a las 20:27

SÁB, 17/8/2019 | 20:27

PROFESIONALES

Reino Unido recurrirá a personal no veterinario en las certificaciones

Para paliar la falta de mano de obra y ante el peligro del brexit, el Royal Collegue of Veterinary Surgeons ha dado el visto bueno a la creación de los oficiales de apoyo de certificación. Una figura no veterinaria que realiza labores de apoyo en las certificaciones para la exportación

GALERIA

Reino Unido recurrirá a personal no veterinario en las certificaciones

Para paliar la falta de mano de obra y ante el peligro del brexit, el Royal Collegue of Veterinary Surgeons ha dado el visto bueno a la creación de los oficiales de apoyo de certificación. Una figura no veterinaria que realiza labores de apoyo en las certificaciones para la exportación

Alfonso Neira de Urbina - 09-11-2018 - 14:20 H

La salida de la Unión Europea por parte del Reino Unido supone un problema para la mano de obra veterinaria, un hecho que ha denunciado en varias ocasiones el Royal Collegue of Veterinary Surgeons (RCVS). Ahora, debido a que las certificaciones de calidad de las exportaciones irán en incremento, por motivo del Brexit, el consejo de RCVS ha aprobado que los no veterinarios puedan realizar labores de apoyo a los veterinarios en la certificación de productos de origen animal para la exportación.

Debido a que muchos veterinarios británicos provienen de la Unión Europea y planean volver a sus lugares de origen de producirse el brexit, el Reino Unido necesitará mano de obra veterinaria. Para paliar este problema de escasez de mano de obra, el RCVS ha dado su visto bueno a la creación del nuevo rol de oficiales de apoyo de certificación (CSO, por sus siglas en inglés).

Los CSOs son un nuevo perfil de apoyo a los veterinarios encargados de las certificaciones en las exportaciones. Esta nueva figura no posee los estudios de veterinaria y tiene como cometido respaldar el trabajo de los veterinarios en la firma de certificados sanitarios de exportación para productos de origen animal, como la carne, los productos lácteos o subproductos animales.

Estos nuevos ayudantes de los veterinarios trabajan bajo la dirección de estos y, aunque apoyen el trabajo de certificación, la certificación final siempre tendrá que estar firmada por el veterinario. Además, durante el desempeño de sus labores, los CSOs no podrán realizar certificaciones relacionadas con animales vivos o productos germinales.

Esta figura ha sido propuesta por la Agencia de la salud animal y vegetal británica (APHA, por sus siglas en inglés) y el RCVS en su reunión del 1 de noviembre ha acordado facilitar esta propuesta, así como realizar cambios en los requisitos del Royal Collegue, para que los CSOs puedan apoyar a los veterinarios en las certificaciones.

VOLVER ARRIBA
Uso de Cookies Cerrar

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.