MIÉRCOLES, 20 de marzo 2019, actualizado a las 8:51

MIÉ, 20/3/2019 | 8:51

PROFESIONALES

Reducen enfermedades priónicas en humanos gracias a la sanidad animal

El Centro Europeo para la Prevención y Control de Enfermedades señala en un informe que el control de las enfermedades priónicas en animales ha evitado, en gran medida, su transmisión a humanos

GALERIA

Reducen enfermedades priónicas en humanos gracias a la sanidad animal

El Centro Europeo para la Prevención y Control de Enfermedades señala en un informe que el control de las enfermedades priónicas en animales ha evitado, en gran medida, su transmisión a humanos

Jorge Jiménez Rodríguez - 15-03-2019 - 13:00 H

En un informe anual sobre la enfermedad de Creutzfeldt−Jakob (ECJ), un trastorno cerebral degenerativo y mortal causado por priones, el Centro Europeo para la Prevención y Control de Enfermedades (ECDC por sus siglas en inglés) ha señalado que la incidencia de esta enfermedad en personas se ha visto muy reducida gracias a la “exitosa” implementación de la prevención y de las medidas de control de la encefalopatía espongiforme bovina (EEB).

Así, la ECJ se habría convertido en una enfermedad neurodegenerativa rara en la Unión Europea tras haber alcanzado su punto álgido entre los años 1999 y 2004, gracias a la mejora de la sanidad animal y a los procesos exhaustivos de eliminación de priones de encefalopatía de los alimentos para animales y aquellos de consumo humano.

Sin embargo, desde la ECDC también advierten en su informe que la infección por ECJ podría ser mayor de lo que sugiere el número de casos clínicos. En este sentido, desde la institución mencionan que un estudio realizado en Reino Unido sobre la prevalencia de proteínas priónicas anormales en apéndices humanos sugiere una alta prevalencia de infección (493 casos por millón de habitantes) por proteína priónica anormal, lo cual indica un mayor índice del esperado, según señalan.

En el caso de los animales, una de las enfermedades priónicas con más repercusión es la EEB, también conocida como la enfermedad de las vacas locas, la cual se puede transmitir a los humanos mediante el consumo de tejidos nerviosos y otras partes de animales infectados.

Dicha enfermedad tuvo un alto impacto en Europa en la primera década del 2000, donde se llegaron a declarar 336.770 reses enfermas de encefalopatía espongiforme bovina en la Unión Europea.

En la actualidad la enfermedad se encuentra bajo control, como indican desde la ECDC, aunque todavía se continúan encontrando casos aislados de la variante atípica tipo H no transmisible de la enfermedad priónica, como el que se detectó a principios del mes de febrero de 2019 en Polonia, o más recientemente en España, en la provincia de Zamora. Ninguno de estos casos supone un riesgo importante para el sector bovino.

CAQUEXIA CRÓNICA

Por otro lado, en el informe de la ECDC se hace mención a otra enfermedad priónica, la conocida como enfermedad de desgaste crónico o caquexia crónica, una enfermedad priónica transmisible que afecta a cérvidos como ciervos o alces.

Tras afectar, la caquexia crónica, al cerebro de los animales, estos muestran un comportamiento anormal en el que se aprecia una pérdida grave de peso que provoca una lenta muerte. Entre los síntomas que se pueden apreciar en animales están la debilidad generalizada, la pérdida de apetito o caminar mediante patrones repetitivos.

Respecto a esta enfermedad, aunque no hay evidencias científicas de transmisión a humanos por consumo de carne, tras los 2 casos hallados en Noruega en el año 2016, la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA por sus siglas en inglés) ha recomendado el desarrollo de actividades de monitoreo y medidas para prevenir la introducción y propagación de la enfermedad en las poblaciones animales europeas.

VOLVER ARRIBA
Uso de Cookies Cerrar

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.