VIERNES, 21 de junio 2024

VIE, 21/6/2024

PROFESIONALES

Recuerdan que los veterinarios de Cataluña tienen la obligación de notificar las agresiones de perros

El Colegio de Veterinarios de Barcelona explica que las agresiones serán incluidas en un registro específico creado a tal efecto, y serán remitidas a la Administración

Fachada del Colegio de Veterinarios de Barcelona.
Fachada del Colegio de Veterinarios de Barcelona.

Recuerdan que los veterinarios de Cataluña tienen la obligación de notificar las agresiones de perros

El Colegio de Veterinarios de Barcelona explica que las agresiones serán incluidas en un registro específico creado a tal efecto, y serán remitidas a la Administración

Redacción - 01-03-2024 - 13:00 H - min.

El Colegio de Veterinarios de Barcelona (COVB) ha recordado que el Decreto 170/2002, de 11 de junio, sobre medidas de materia de perros considerados potencialmente peligrosos, establece en Cataluña la obligación de los profesionales veterinarios de notificar a la Generalitat las agresiones entre perros de los que se tenga conocimiento.

En este sentido, apuntan que los veterinarios pueden descargar el 'Formulario de notificación de agresiones por perros', que también puede encontrar en la sede del COVB, para que, cuando tenga conocimiento de una agresión, lo remitan al COVB. Una vez recibida la notificación, el Colegio la incorporará a un registro específico que han creado al efecto y la remitirán a la Administración.

“Como ya sabéis, la postura de la profesión veterinaria en la normativa sobre la tenencia de perros considerados potencialmente peligrosos es contraria, ya que se les criminaliza por sus razas sin que previamente exista ningún informe epidemiológico que demuestre su potencial peligrosidad y en determinadas ocasiones criminaliza al animal sólo por tener determinadas condiciones morfológicas. Además, esta normativa se ha demostrado ineficaz en otros países”, destacan.

Por tanto, remarcan, el hecho de que el COVB disponga de datos reales sobre las agresiones de los perros podría permitir trasladar en un futuro propuestas de reformas normativas a las autoridades competentes para profundizar en la seguridad, en la tenencia responsable, de limitar al máximo los casos de agresiones y disminuir los trastornos de comportamiento de los animales de compañía.

“En definitiva, este sencillo sistema de notificación de agresiones le facilitará el cumplimiento de sus obligaciones legales a la vez que permitirá a la profesión veterinaria demostrar la falta de rigor científico de la normativa reguladora de los animales de compañía”, concluyen.

VOLVER ARRIBA