SÁBADO, 28 de noviembre 2020, actualizado a las 2:36

SÁB, 28/11/2020 | 2:36

PROFESIONALES

Realizan una técnica pionera para tratar la derivación hepática

Un equipo de veterinarios del Southern Counties Veterinary Specialists realiza por primera vez en Reino Unido una técnica para tratar una anomalía congénita que afecta a la vasculatura del hígado

Realizan una técnica pionera para tratar la derivación hepática

Realizan una técnica pionera para tratar la derivación hepática

Un equipo de veterinarios del Southern Counties Veterinary Specialists realiza por primera vez en Reino Unido una técnica para tratar una anomalía congénita que afecta a la vasculatura del hígado

Javier López Villajos - 06-05-2019 - 14:00 H

El equipo de veterinarios especializado en cirugía cardiovascular del Southern Counties Veterinary Specialists (SCVS) realiza por primera vez en Reino Unido un nuevo tipo de embolización en espiral para tratar la derivación hepática portosistémica, una anomalía congénita que afecta a la vasculatura del hígado.

Los veterinarios responsables de este procedimiento explican que las derivaciones hepáticas representan hasta el 30% de las anomalías vasculares que sufren, de manera congénita, los perros, detallando además que la complejidad que presenta la anatomía y la posición de los vasos de esta derivación son factores a tener en cuenta a la hora de realizar esta cirugía.

Y es que, tal y como señalan desde el SCVS, esta técnica evita la necesidad de colocar un ‘stent’ o malla extensible dentro de la vena cava, cerrando la derivación mientras evita el riesgo de que se produzcan derivaciones venosas colaterales, un problema que suele ir asociado a la embolización mediante ‘stent’.

  • GALERIA

    Imagen de una angiografía que muestra la derivación hepática que conecta la vena porta con la vena hepática y la vena cava caudal.

De esta forma, la vasculatura hepática puede tratarse mediante un catéter de acceso situado dentro de la vena yugular, donde se coloca de manera cuidadosa una única bobina tras comprobar la presión arterial y el flujo sanguíneo. Seguidamente, se procede a realizar una heparinización, un tratamiento con heparina que evita la coagulación sanguínea, con la que se cierra el vaso de la derivación, evitando así complicaciones derivadas de la hipertensión.

El cierre completo de esta derivación es importante para lograr un buen resultado a largo plazo, indican desde el SCVS, matizando que esta nueva técnica reduce el nivel de complicaciones.

Esta técnica, mínimamente invasiva, “no se realiza en ningún otro lugar del Reino Unido”, apuntan desde el SCVS, detallando que dicha técnica fue desarrollada en la Universidad de Giessen (Alemania), con quienes colaboran los veterinarios especialistas en cardiología, medicina interna y radiología para poder realizar este complejo procedimiento quirúrgico.

VOLVER ARRIBA
Uso de Cookies Cerrar

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.