MIÉRCOLES, 21 de octubre 2020, actualizado a las 21:08

MIÉ, 21/10/2020 | 21:08

PROFESIONALES

Realizan el primer examen del Certificado Español en Clínica Equina

130 veterinarios han realizado el primero de los exámenes para la obtención del Certificado Español en Clínica Equina, la primera de las titulaciones intermedias impulsada por el Consejo General de Colegios Veterinarios

Durante la presentación del examen.
Durante la presentación del examen.

Realizan el primer examen del Certificado Español en Clínica Equina

130 veterinarios han realizado el primero de los exámenes para la obtención del Certificado Español en Clínica Equina, la primera de las titulaciones intermedias impulsada por el Consejo General de Colegios Veterinarios

Redacción - 25-02-2019 - 13:10 H

El pasado 23 de febrero 130 veterinarios realizaron el primer examen para obtener el Certificado Español en Clínica Equina (CertESpCEq) en el Salón de actos de la Facultad de Veterinaria de la Universidad Complutense de Madrid. Tratándose de la primera de las titulaciones intermedias impulsada por el Consejo General de Colegios Veterinarios (CGVE) y dado el elevado número de veterinarios con acreditada experiencia en équidos que han logrado superar los baremos que contempla el proceso de certificación, está previsto que para el 13 de abril se realice otro examen para el resto de aspirantes.

  • GALERIA

    De izq a dcha: Felipe Vilas, presidente de Colvema; Rufino Rivero, secretario general del CGCV y Manuel Alejandro Rodríguez, coordinador del grupo de examinadores

Antes de comenzar el examen, Felipe Vilas, consejero de la Junta Ejecutiva del Consejo General y presidente del Colegio de Madrid, dirigió unas palabras a los examinados en las que destacó la apuesta del CGCVE por la exigencia de calidad en este proceso de certificación. “Lo que se pretende es ratificar aquellos méritos de los que sois poseedores, tal y como ocurre en otros países de la Unión Europea”, subrayó Vilas, añadiendo que “es fundamental porque tenemos una profesión que, aunque es de especialistas, no está reconocida oficialmente como tal. Por tanto, este reconocimiento del Consejo con este Certificado lo que hace es dar el primer paso, y muy serio, en este sentido”.  

Tras agradecer la gran labor realizada por el Comité organizador del examen, Vilas señaló que la presencia de los examinados, siendo algunos profesores, “engrandece este título que sirve de referencia a los veterinarios jóvenes que seguirán el procedimiento de este Certificado que se pondrá en marcha próximamente”, concluyendo que “para el Consejo será una gran satisfacción que sean los primeros veterinarios de España de todos los ámbitos del ejercicio clínico que van a obtener este título”.

TIPO DE EXAMEN

Por su parte, Rufino Rivero, secretario general del Consejo General, explicó a los examinandos la estructura del examen, que consistió en 50  preguntas tipo test y otras 10 sobre contenidos prácticos.

Y es que, según Manuel Alejandro Rodríguez, coordinador del grupo de examinadores que elaboraron las preguntas, el examen se ha configurado para certificar que los que se examinan realmente están ejerciendo la clínica equina, indicando que “un veterinario que ejerza la clínica esporádicamente tendría muchas dificultades para superar el examen”.

De esta forma, el examen estuvo dividido en ocho bloques temáticos para que exista un paralelismo con los ocho módulos de formación de los que consta el  Certificado Europeo en Clínica Equina que, homologado por el Veterinary Continous Education in Europe (VetCEE), algo que, según Rodríguez “eleva el nivel de exigencia del examen ya que grandes especialistas en cirugía equina tendrán que responder a preguntas sobre temas reproductivos que están muy alejados de su práctica diaria”.

MAYOR DIFICULTAD

Los veterinarios que se examinaron dispusieron de dos horas para realizar el examen. A la salida todos coincidieron en la dificultad que presentó el examen, como corroboraron algunos de los examinados, entre los que se encontraban Francisco Vázquez, uno de los principales impulsores del proceso de certificación, y Jorge de la Calle, diplomado europeo y americano para quien este certificado refuerza “la tendencia hacia la especialización”, y Juan Antonio de Luque, presidente de la Asociación de Veterinarios Especialistas en Équidos (AVEE), que destacó que “este certificado es necesario en la profesión veterinaria española”.

Con todo, para acceder a la realización de este examen, los aspirantes tuvieron que realizar un exigente proceso de baremación justificando su actividad profesional en los últimos años; certificando estancias de formación, internados y periodos de prácticas; aportando la existencia de títulos propios sobre équidos impartidos por Universidades y centros reconocidos; justificando la asistencia a Congresos y jornadas; aportando publicaciones en revistas científicas, comunicaciones presentadas a congresos; y demostrando su pertenencia a asociaciones científicas y profesionales.  

  • GALERIA

    Los veterinarios durante la realización del examen

VOLVER ARRIBA
Uso de Cookies Cerrar

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.