MIÉRCOLES, 22 de mayo 2019, actualizado a la 1:03

MIÉ, 22/5/2019 | 1:03

PROFESIONALES

Realizan con éxito el primer trasplante de cadera en un gato

Los veterinarios del Hospital Universitario de Purdue han logrado implantar con éxito una prótesis de cadera a un gato. Se trata de la primera intervención quirúrgica de este tipo que se practica en esta especie

GALERIA
Fridgey, el primer gato con un trasplante de cadera, durante sus ejercicios de rehabilitación. Fuente: Universidad de Purdue.

Realizan con éxito el primer trasplante de cadera en un gato

Los veterinarios del Hospital Universitario de Purdue han logrado implantar con éxito una prótesis de cadera a un gato. Se trata de la primera intervención quirúrgica de este tipo que se practica en esta especie

Javier López Villajos - 22-08-2018 - 12:40 H

El equipo de cirugía ortopédica del Hospital Veterinario de Purdue, en Indiana, Estados Unidos, ha realizado, de manera satisfactoria, el primer trasplante de cadera en un gato.

El animal en cuestión, un gato de bengala de 2 años llamado Fridgey, sufría problemas en la parte izquierda de su cadera. Es por ello que, tras una evaluación exhaustiva, fue intervenido por los facultativos mediante una "ostectomía de la cabeza femoral, extirpando también parte del fémur izquierdo", según informa la propia Universidad.

Sin embargo, los dueños de Fridgey observaron que el animal continuaba teniendo molestias, por lo que volvió al Hospital Veterinario. Sin embargo, para esa segunda vez, el equipo de cirugía, dirigido por Mark Rochat y Sarah Malek, ambos profesores clínicos de cirugía ortopédica de pequeños animales, valoró una cirugía basada en la sustitución total de la cadera del animal por una prótesis.

UN AVANCE SIGNIFICATIVO

"Esta clase de tecnología existe desde hace décadas pero la disponibilidad de los sistemas y la capacitación de las personas que realizan este tipo de procedimientos no era suficiente. Ahora es técnicamente factible y está comercialmente disponible", explica la Doctora Malek, señalando que la primera vez que se utilizó esta clase de intervención quirúrgica fue en perros con el objetivo de tratar la displasia de cadera, fracturas graves y la artritis. “Tras su éxito, este tipo de cirugía pasó a aplicarse a las personas”, detalla la Doctora Malek.

Inmediatamente después de la cirugía, el animal pasó a realizar una sesión de fisioterapia junto a la experta en rehabilitación animal, Jessica Bowditch, quién cree que “esta clase de intervención quirúrgica se está imponiendo como la mejor forma de curar este tipo de lesiones”, indicando la visible recuperación que experimentó Fridgey. 

VOLVER ARRIBA
Uso de Cookies Cerrar

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.